Solicitan investigar cifras de muertes tras el huracán María

Photo credit: taiga-tundra via Visual hunt / CC BY-NC

EL CAPITOLIO  – El portavoz alterno de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara de Representantes, Ramón Luis Cruz Burgos, radicó la Resolución de la Cámara 584, para investigar la capacidad de respuesta del Instituto de Ciencias Forenses (ICF) en situaciones de emergencia.

“En diferentes medios se ha informado que las muertes podrían sobrepasar los 500, lo que sin duda pone en entredicho cualquier información que haya ofrecido el gobierno. Por lo que es cuestionable la manera en que el gobierno manejó esta situación, dejando entrever la incapacidad del ICF para afrontar situaciones de emergencia”, expresó el legislador en un comunicado.

- Publicidad -

Señaló que poco después del azote del huracán el gobierno informó que la cantidad de muertes relacionadas a la catástrofe fue de 16, y por días no hubo cambios en esa cifra. Sin embargo, poco después de la visita del presidente Donald Trump el número de decesos aumentó a 34. Dos semanas más tarde, tras la denuncia de varios hospitales por la falta de espacio en sus morgues y el reclamo de ciudadanos para que las muertes de sus familiares fueran contabilizadas como parte del impacto del huracán, la cifra de muertes asociadas al desastre aumentó a 51.

El legislador precisó que la resolución, además, propone que se evalúe la relación de los hospitales con las funerarias en el manejo de cadáveres, así como los criterios utilizados para relacionar los fallecimientos a situaciones que provoquen una declaración de emergencia en el país. Asimismo, propone que se evalúen los protocolos, la capacidad de respuesta y ajuste a situaciones de emergencia.

“Uno de los asuntos que levantó dudas sobre la información que ofreció el gobierno en torno a la cantidad de muertes vinculadas al huracán, fue la publicación de noticias sobre funerarios que tuvieron que disponer de cientos de cuerpos mediante el proceso de cremación, sin que se haya descartado su relación con el desastre. Por otro lado, los administradores de hospitales levantaron su voz de alerta ante la cantidad de cuerpos que se acumularon en sus morgues, lo que provocó que el gobierno movilizara morgues portátiles del ejército para aumentar la capacidad de almacenamiento de cadáveres. Claramente, el ICF no tiene el personal ni los recursos necesarios para lidiar con este tipo de emergencias”, sostuvo Cruz.

Según el representante del PPD, es preciso verificar la capacidad de respuesta, personal, equipos y materiales que tiene el ICF para atender las situaciones que surgen inmediatamente después de un evento natural, así como clarificar, la manera en que el gobierno trabajó con la información sobre la cifra de muertes.

“El proceso de atender estas situaciones requiere un alto grado de sensibilidad y respeto. Ante un escenario catastrófico, como lo ha sido el paso del huracán María, el pueblo se encuentra abatido y lo único que espera de sus funcionarios de gobierno es atención. Sería injusto que una entidad gubernamental se convirtiera en un agravio a los que perdieron su vida, así como a sus familiares, amigos y su comunidad”, manifestó.