Sin atractivo mercantil el Aeropuerto Mercedita

“Ponce no tiene ni las facilidades ni la infraestructura, más la mitad de la población del país vive en la zona metropolitana así que, el mayor volumen de carga lo tendrán ellos", dijo el saliente secretario de Estado, Víctor Suárez

Foto Facebook

Ponce- El senador electo por el Distrito de Ponce, Nelson Cruz Santiago, reconoció hoy a La Perla del Sur que varios empresarios locales han sometido propuestas con el interés de administrar “algunas áreas del Aeropuerto Mercedita”.

Sin embargo, el oficial de prensa de la Autoridad de Puertos (AP), Efraín Santiago Fuentes, descartó que existan tales propuestas, ya que a su entender, si así fuese, estas tendrían que haber pasado por la oficina de la AP.

- Publicidad -

“En este cuatrienio, la Autoridad de los Puertos no ha tenido ningún acercamiento de interesados en administrar Mercedita. Tampoco se ha hecho un acercamiento para una alianza público privada o un intento de transferencia a una entidad privada del aeropuerto de Ponce. Al contrario, invertimos en la unidad de rescate aéreo y en la repavimentación de la pista porque privatizar no es la política pública de esta administración”, subrayó Santiago Fuentes.

Empero, el senador Cruz Santiago afirmó lo contrario e indicó que la estrategia de la administración entrante es cónsona con lo que proponía el gobierno de Alejandro García Padilla. “Estamos de acuerdo en que hay que privatizar los aeropuertos cuya operación no sea auto sostenible”, precisó.

Aprovechó para destacar que el ‘Plan para Puerto Rico’ del gobernador electo, Ricardo Rosselló Nevares, aspira a modernizar la infraestructura de Mercedita y aniquilar la deficiencia en su actividad empresarial, tanto dentro como fuera de las facilidades portuarias. Además, que el aeropuerto contribuirá con la puesta en marcha del Puerto Las Américas (PLA) Rafael Cordero Santiago.

Aparentemente, los objetivos que propone Cruz Santiago para mejorar las condiciones del aeropuerto regional no se alejan de las aspiraciones de la Autoridad de Puertos durante el 2013, cuando, sin mencionar otra privatización que la del Aeropuerto Luis Muñoz Marín (LMM), se planteaba el aumento de vuelos comerciales y de actividad marítima (carga y cruceros) como soluciones, mas las metas no pudieron alcanzarse.

Cruz Santiago sostuvo que deben sobrepasarse las vigentes 13 y 14 millones de libras de carga que administra el aeropuerto para que logre ser más atractivo a los mercados.

No obstante, el portavoz del gobierno saliente, Víctor Suárez, insistió en que este incremento no sucederá, porque como pudo percibir mientras dirigía la Autoridad de Puertos, “no hay interés en el mercado”.

Suárez defendió el planteamiento que también hizo la actual directora ejecutiva de la AP, Ingrid Colberg Rodríguez, sobre que al tener el aeropuerto de Isla Verde a una hora y media de Ponce, se continuará optando por entrar por allí.

“Ponce no tiene ni las facilidades ni la infraestructura, más la mitad de la población del país vive en la zona metropolitana, así que el mayor volumen de carga lo tendrán ellos. Esto es más costo efectivo porque la transportación terrestre es muy cara y el volumen de carga de Ponce es muy bajo”, manifestó el saliente Secretario de Estado, quien opina que el Aeropuerto Internacional Rafael Hernández de Aguadilla, es una ruta más factible para transbordar.

Suárez considera que para viabilizar Mercedita se requiere “un operador privado que pueda desarrollar los espacios comerciales, y otro tipo de tráficos”. “Es un hecho que la Autoridad de Puertos no tiene la capacidad para hacer esa gestión. Ni la tuvo, ni la tiene, ni la va a tener”, acentuó.

Sin embargo, en el 2013, el Secretario rechazó que se inclinaba a privatizar los aeropuertos. En ese entonces, auguró que si se tomaban decisiones puntuales, los aeropuertos podían ser autosuficientes. Y esta sigue siendo la postura de la Autoridad de Puertos, según Santiago Fuentes. “La AP no prevé ni ha prevenido la privatización de los aeropuertos regionales”, martilló.

Santiago Fuentes aseguró que tras la transacción mediante la cual se privatizó el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín (LMM), la AP le probó a la Agencia Federal de Aviación (FAA) que era capaz de administrar exitosamente la operación de los aeropuertos regionales sin contar con el ingreso generado por el LMM. Mas según un estimado presentado por la AP a la FAA, en el documento de aprobación de la transacción con Aerostar, los aeropuertos regionales tienen un ingreso de $848.4 millones y un gasto de $1,155.5 millones. Lo que deja un aparente déficit de $267.1 millones. Empero, Santiago Fuentes insiste en que ese desbalance se redujo.

Una privatización a medias

El senador Cruz Santiago, quien a partir de enero dirigirá la Comisión de Desarrollo del Sur en el Senado, se reunirá mañana a primera hora con el nominado a la secretaría de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy Rivera, para discutir iniciativas de creación de empleos en la región sur y la “inevitable privatización de algunas áreas” del aeropuerto.

Al senador Cruz Santiago le interesa que se puedan rentar tanto terminales, como áreas verdes y el espacio de correas de las maletas, para incentivar el turismo y los productos locales.

“Si en las paredes donde se recogen las maletas hay anuncios del Ponce Hilton, de la Coca Cola, de Gatorade, todo eso, dejará una entrada de dinero significativa y necesaria para tener el aeropuerto en condiciones óptimas”, resaltó. No obstante, aclaró, que los nuevos acuerdos no incluirían un cambio en la seguridad del terminal, que corresponde a la AP, ni afectará la operación del aeropuerto por parte de la FAA.

“Al presente, ya se ha experimentado con la renta de paredes a diversas empresas que promueven marcas y esto ha inyectado buenos recursos. Eso tiene que multiplicarse. Lo que queremos es que el aeropuerto pueda mercadearse como destino de entradas y salidas”, sostuvo.

Al inquirirle a Cruz Santiago cómo estos contratos pueden afectar a los empleados del aeródromo, este insistió en que él es aliado de los unionados y que laborará porque “los cambios solo le rindan beneficios”. Conjuntamente, alegó, que la privatización aumentará los empleos, siempre y cuando, se cree una alianza público privada participativa.

El funcionario electo apuesta a que bajo el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares, se facilite el desarrollo de la zona Sur, que se le otorguen nuevas oportunidades de crecimiento, tanto al terminal ponceño como a otros aeropuertos regionales.

En Puerto Rico hay otros siete aeropuertos regionales pertenecientes a la AP, que son el de Mayagüez, Humacao, Arecibo, Aguadilla, Ceiba, Vieques, Culebra e Isla Grande.