Senado federal rechaza eliminar ley que limita emisiones de metano

Se estima que esta ley, emitida el pasado mes de noviembre, evitará la emisión a la atmósfera de 180,000 toneladas anuales de metano.

Foto archivo

WASHINGTON– El Senado rechazó hoy eliminar una ley que limita las emisiones de metano en la perforación en suelo público para extraer petróleo y gas.

Esta ley, emitida por la Oficina de Administración de Tierras (BLM, en inglés) en noviembre por el expresidente Barack Obama y que controla la emisión de ese gas que ocasiona el efecto invernadero que acelera el cambio climático, se mantendrá tras el voto de 51 senadores contra 49.

- Publicidad -

Los senadores de Arizona John McCain, de Maine Susan Collins y de Carolina del Sur Lindsey Graham votaron en contra de la moción de la legislación.

Los demócratas Heidi Heitkamp y Joe Manchin, de Dakota del Norte y Virginia Occidental, respectivamente, que habían considerado apoyar la eliminación del control de la emisión de metano, acabaron rechazándolo también.

Muchos republicanos y productores de combustibles fósiles criticaron la regulación cuando entró en vigor el año pasado, pero a pesar del apoyo del nuevo presidente, Donald Trump, a una resolución para su derogación a finales de enero, el voto no se produjo hasta hoy.

El Gobierno anterior de Obama, que aprobó la ley, estimó que la norma evitaría la emisión a la atmósfera de 180,000 toneladas anuales de metano, además de incrementar los ingresos federales.

Según un informe de Western Values Project, los contribuyentes podrían perder $800 millones en regalías petroleras por la emisión y quema de gas natural en los próximos 10 años sin esa ley.

“Hoy ha supuesto una gran victoria para todos, y especialmente para las comunidades que viven cerca de lugares donde se extraen combustibles. Esta ley protege la salud pública y ahorra dinero a los contribuyentes al mismo tiempo”, aseguró a Efe Andrea Delgado de la organización Earthjustice.

Por su parte, el director ejecutivo del grupo ambientalista Sierra Club, Michael Brune, también celebró “el fracaso de Donald Trump, los contaminadores corporativos y de sus amigos en Capitol Hill (las cámaras legislativas)” y la victoria “del suelo y la salud pública”.

Por primera vez desde la presidencia de Trump, los legisladores republicanos no consiguieron hacer uso de la Ley de Revisión del Congreso para revertir regulaciones de la era Obama, un procedimiento poco habitual y que solo requiere de mayoría simple en el Legislativo, bajo control republicano.

Los republicanos y la industria petrolera anunciaron que, tras este revés legislativo, intentarán trabajar con el Departamento del Interior para que reescriba la norma.

Sin embargo, en cuatro meses de legislatura, el partido de Trump ha logrado eliminar otras leyes relacionadas con la protección del medio ambiente, como las relacionadas con los límites del vertido de residuos o las operaciones mineras.