Senado aprueba Plan Puerto Rico -Tennessee

Capitolio de Estados Unidos, (Foto: EFE)

El Capitolio –  El Senado de Puerto Rico aprobó el Proyecto de la Cámara 876, que establece la “Ley por la Igualdad y Representación Congresional de los Ciudadanos de Puerto Rico” también conocida como Plan Tennessee.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, destacó que el “reclamo de justicia tiene vigencia siempre” y que actualmente Puerto Rico “está de rodillas” ante el gobierno norteamericano al no tener la igualdad plena de derechos.

- Publicidad -

“Hoy la realidad es que Puerto Rico, dicho por el Tribunal Supremo de Estados Unidos, es un territorio y eso se ha discutido en el Congreso y en los informes de Casa Blanca. Puerto Rico está de rodillas cuando es una colonia como lo es hoy, y cuando se habla de reclamos del pueblo, les digo a los de la minoría que el pueblo tuvo la oportunidad de examinar el Plan de Gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) que tenía ese programa y el pueblo votó a favor. Ahí está el mandato”, dijo Rivera Schatz, quien también preside la Comisión de Relaciones Federales y Política Pública la cual tuvo a su cargo la evaluación de la medida.

“El gobierno federal debería avergonzarse de lo que sucede en Puerto Rico y debería atender este asunto de manera expedita para que los puertorriqueños, ciudadanos americanos, tengan la opción de ser estado o de convertirse en independiente”, añadió el presidente del Senado.

El proyecto cameral propone la creación de una primera delegación de dos senadores y cinco representantes de Puerto Rico que acudan al Congreso y al Gobierno federal para validar los resultados del plebiscito del 2012 y “cualquier otro mandato electoral futuro que rechace la condición territorial colonial”.

La pieza legislativa, que fue aprobada con 20 votos a favor y 9 en contra de la delegación popular e independentista, está lista para la firma del gobernador, Ricardo Rosselló Nevares.  El senador independiente José Vargas Vidot emitió un voto explicativo en contra.

El Proyecto forma parte de las estrategias de Administración para acudir ante el gobierno norteamericano y atender el estatus colonial de la Isla. La medida, fue radicada por la delegación novoprogresista de la Cámara de Representantes el 16 de marzo un mes antes de que el Senado enmendara la Ley 7 de 2017 para incluir el “actual estatus territorial” entre las opciones a escoger en el plebiscito de estatus a celebrarse el 11 de junio.

Con la aprobación de la medida se constituirá la Comisión de Igualdad para Puerto Rico que funcionará como una entidad legal y transitoria del gobierno local que estará adscrita a la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, por sus siglas en inglés) que tendrá a su cargo reclamar la admisión de Puerto Rico como estado de la nación americana.

Esta Comisión estará compuesta por dos senadores y cinco representantes incluyendo a la comisionada residente Jenniffer González Colón quien a su vez dirigirá la misma durante su tiempo en el cargo electo. Una vez se convierta en ley esta medida, el gobernador tendrá hasta un máximo de 30 días para anunciar quienes acompañarán a González Colón como miembros de esta Comisión, quienes deberán contar con el aval de ambas cámaras legislativas. Una vez establecida, la Comisión deberá reunirse por los menos una vez al mes.

La pieza legislativa establece que quienes formen parte de la Comisión tendrán derecho a una dieta y al reembolso de gastos necesarios tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos, sujeto al reglamento que adopte la Comisión. También, tendrán inmunidad cuasi legislativa dentro de su capacidad individual en gestión de sus funciones así como inmunidad igual a la concedida a los miembros del gabinete ejecutivo. A tono con la rigurosidad de sus funciones, no podrán tener conflict de intereses con el gobierno de Puerto Rico y les aplicará la ‘Ley de Etica Gubernamental de 2011.