Retadores a la alcaldía: Visualizan al Puerto de Ponce como eje de carga internacional en el Caribe

Foto archivo

Contrario a la postura asumida por los candidatos a la gobernación, los aspirantes a la Casa Alcaldía de Ponce aseguran que el Puerto de Las Américas (PLA) está a tiempo para convertirse en un destino relevante de carga internacional en el Caribe.

Por ello, los retadores a la poltrona municipal rechazaron propuestas para convertir el PLA en un terminal turístico, donde se maneje una cantidad limitada de carga doméstica.

- Publicidad -

“Es increíble, pero hay personas que quieren tirar ese puerto a pérdida”, declaró el candidato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), José Escabí Pérez. “Darse por vencido en el Puerto de Las Américas sería una irresponsabilidad. Las cosas no están para estar tirando $300 millones a pérdida”.

La empresa asiática PORTEK International fue contratada en verano de 2015 por la Autoridad del Puerto de Ponce para asesorar y encaminar la operación del terminal sureño. La empresa visualiza el PLA como un puerto multiusos, concentrado en carga regular y de contenedores, y como eje turístico para cruceros.

Según Portek, el PLA podría comenzar a recibir barcos en el 2017, y convertirse en un “hub” de carga en el Caribe dentro de un periodo de “cinco a siete años”.

Tarde para otro cambio de rumbo

Aunque los aspirantes se mostraron optimistas sobre las posibilidades del terminal sureño, todos expresaron preocupación ante la latente posibilidad de que se modifique nuevamente el objetivo del proyecto, tras las elecciones.

Durante los pasados dos cambios de poder gubernamental se han aprobado enmiendas sustanciales que han tenido el efecto de retrasar el desarrollo del proyecto.

“Ya se ha perdido demasiado tiempo y no podemos estar otra vez en el cambia y cambia. Tenemos que seguir con lo que tenemos y vamos a tener que seguir con esta compañía, PORTEK”, expuso Escabí Pérez.

Por su parte, el candidato del Partido Popular Democrático (PPD), Víctor Vassallo Anadón, criticó expresiones recientes del candidato a la gobernación del PNP, Ricardo Rosselló Nevares, quien dijo a La Perla del Sur que le interesa impulsar una alianza público privada en el Puerto, a través del Gobierno Municipal de Ponce.

Tal estrategia requeriría enmendar nuevamente la Ley 156 para devolverle el poder decisional al ayuntamiento, como fue el caso hasta diciembre de 2013, bajo la llamada “Solución Ponceña”.

“Cuando entré en mayoría en el 2013, encontré un Puerto con multas del Cuerpo de Ingenieros, sin permisos para el desarrollo de los muelles dos y tres, la obra de Del Valle Group estaba paralizada, y las fincas Percom y Esperanza estaban que ni los abogados de justa compensación estaban pagando. Aún con los fondos ARRA, no se había hecho nada. En ese momento, quienes tenían la batuta era José Pérez-Riera y María Meléndez Altieri”, sentenció.

“Es tan fácil hablar ahora de alianzas público privadas. Ricardo Rosselló es una persona que no puede hablar de una sola alianza pública privada que haya hecho. No tiene experiencia en la industria, en el comercio o en nada. Me quedo anonadado de lo fácil que él despacha el asunto hablando de alianzas público privadas, especialmente cuando ya tenemos una compañía con experiencia (PORTEK) trabajando en el Puerto”, añadió.

Por su parte, el candidato del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Ramón Rodríguez Ramos, propuso que no se abandonen los esfuerzos por conseguir una derogación de las leyes federales de cabotaje para el Puerto, a pesar de que las propuestas a estos fines no han prosperado.

“Hay que ir a la calle. Hay que seguir protestando y exigiendo que eliminen las leyes de cabotaje que le cuestan $1,500 millones a los bolsillos de los puertorriqueños. También se le debe dar el poder decisional a los municipios del sur”, dijo.

Clausurarán la puerta a las cenizas

Por otra parte, los tres contendores a la Alcaldía aseguraron que, de resultar electo, presentarán en los primeros 60 días de mandato legislación municipal para prohibir el depósito de cenizas de carbón en cualquier jurisdicción de Ponce.

A lo largo de los pasados ocho años, la mayoría novoprogresista en la legislatura municipal ha engavetado al menos cuatro proyectos presentados por los partidos de minoría, para prohibir el depósito de cenizas de carbón producidas por la planta AES en Guayama.

Tras ceder a presión pública y de cara a las elecciones generales, la administración municipal recientemente refirió el tema para estudio a una comisión.

“Se ha probado a la saciedad que las cenizas de carbón son un contaminante. Los únicos que no lo reconocen son los que se lucran al producirlas. Que la Legislatura Municipal ahora diga que va a estudiar el asunto luego de toda la discusión pública que se ha dado, es una burla”, sentenció Escabí Pérez.

“La protección del ambiente nunca ha sido una prioridad para esta administración. Ya todo el mundo conoce su larga lista de decisiones nefastas en El Samán y Plaza del Caribe, y cómo ignoraron la propuesta de los corredores ecológicos”, añadió.

“Se les ve el refajo. Están esperando hasta después de las elecciones para abrirle las puertas a AES”, denunció por su parte Rodríguez Ramos. “La peligrosidad de esto se cae de la mata. En la mayoría (legislativa) hay dos médicos y aun así no hacen nada. Se les ve la costura de que aquí hay un acuerdo para hacer cosas después de las elecciones”.

En vilo donativos para el deporte profesional

Por último, el Candidato del PPD dejó entrever que la otorgación de cuantiosos donativos para subsidiar a los equipos profesionales, en particular los Leones de Ponce del Baloncesto Superior Nacional, será revisada a corto plazo.

“Hay que apoyar las cosas que nuestros fanáticos apoyan, pero también hay que tener claras cuáles son las prioridades. Si hay dinero o no hay dinero para aportar al equipo profesional de los Leones de Ponce, yo te digo que eso lo vamos a ver, porque hay prioridades”, expresó Vassallo Anadón.

“Ponce necesita tener sus empleados con una jornada laboral completa, necesita restaurar sus calles y restaurar sus facilidades deportivas. Una vez esas cosas se atiendan, vendrán los equipos profesionales. Quiero traer de vuelta el Grand Prix y las Justas”, continuó.

Por su parte, Rodríguez Ramos propuso la creación del Congreso Deportivo Ponceño, el cual tendría a su cargo la consideración de donativos deportivos en la Ciudad, entre otras funciones.

Este Congreso, explicó, estaría compuesto por delegados de las ligas infantiles, juveniles, aficionadas y profesionales, y manejaría un presupuesto asignado por el ayuntamiento.

“Esto sería sacar la política y dejar las decisiones deportivas en manos de las personas que sí hacen deporte”, concluyó.