Repunta el desempleo en la sur tras el paso del huracán María

El anticipado incremento en la tasa de desempleo se concretará a solo meses de que la administración del gobernador Ricardo Rosselló Nevares celebrara una merma significativa en este renglón.

Foto: Jason Rodríguez Grafal

PONCE- Primero fue la gasolina, luego el hielo y las ATM. A tres semanas del paso del huracán María sobre suelo boricua, ahora las filas de personas se concentran en la sede regional del sur del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH).

A las 3:00 de la madrugada del pasado martes, decenas de ciudadanos ya hacían fila frente al edificio, enclavado en La Playa de Ponce. Cuando los portones abrieron a las 7:00 de la mañana, casi un centenar de vehículos ya habían sido estacionados a un costado de la Avenida Santiago de los Caballeros, con cientos de personas esperando en las aceras.

- Publicidad -

Según constató La Perla del Sur, la mayoría buscaba reclamar semanas por desempleo o abrir nuevos casos, al ver su jornada lacerada por los cierres y reducción de horarios de empresas y comercios locales.

“Yo traje mi esposa a la 5:30 de la mañana y ya habían más de 150 personas”, confesó un transeúnte al exterior del edificio, quien prefirió no identificarse.

“Ni modo, hay que venir porque los jefes rápido cortan horas y los empleados que resuelvan como puedan”, dijo por su parte una fémina de 26 años de edad, que labora en una tienda de ropa.

Durante la semana posterior al paso del huracán (23 al 29 de septiembre), alrededor de 960 trabajadores solicitaron servicios en el DTRH de Ponce, supo este semanario. No obstante, durante la pasada semana (30 de septiembre al 6 de octubre) la cifra se disparó a casi 3 mil.

Funcionarios consultados por La Perla del Sur, empero, anticiparon que esta semana la cifra será mucho mayor.

“La mayoría de los que vienen no es porque los despidieron, es que le bajaron tanto las horas que es como si hubiesen perdido el trabajo”, dijo una empleada del DTRH que pidió no ser identificada, al no estar autorizada para ofrecer declaraciones a los medios.

La Perla del Sur también solicitó entrevista con el secretario del Trabajo, Carlos Saavedra, pero a la hora del cierre no hubo respuesta.

A las filas se sumaron personas que actualmente reciben beneficios de desempleo y que por el cese de funciones en las oficinas del Correo, no han recibido sus cheques.

A partir del pasado 5 de octubre, el DTRH inició la entrega de cheques por desempleo correspondientes a las semanas del 18 al 22 de septiembre y del 23 al 30 de septiembre.

Perfil generalizado

Hasta el miércoles, 11 de octubre, una gran cantidad de empresas y comercios en la región sur permanecían con sus puertas cerradas por falta de servicio eléctrico, agua potable o ambos. Otros, han sufrido daños que han imposibilitado su reapertura.

Entre los que funcionan aún, muchos han optado por operar en horario limitado y con el mínimo de personal para controlar gastos, ante lo que ha sido una merma sustancial en la venta de productos no escenciales.

Incluso, al cierre de está edición varias fábricas de Ponce, Yauco, Juana Díaz, Santa Isabel y Salinas aún no operaban a máxima capacidad, mientras que el principal centro comercial de la zona, Plaza del Caribe, comenzaba a reabrir muchas de sus tiendas.

El anticipado incremento en la tasa de desempleo se concretará a solo meses de que la administración del gobernador Ricardo Rosselló Nevares celebrara una merma significativa en este renglón.

El pasado mes de junio, su administración anunció que el desempleo se redujo a 10.1 por ciento, el índice más bajo desde octubre de 2004. Aun así, la tasa de participación en el mercado laboral se mantuvo en 39.4 por ciento, de acuerdo a estadísticas del DTRH.

Esperan por el DUA

Por otra parte, La Perla del Sur supo que el DTRH contempla en los próximos días anunciar la activación del Programa de Asistencia de Desempleo por Desastre (DUA, por sus siglas en inglés), un mecanismo creado para ayudar a personas que han perdido su empleo a consecuencia del huracán María.

La iniciativa es costeada por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y manejado por el Departamento de Trabajo federal.

Los beneficios de DUA surgen luego de una declaración presidencial de desastre y generalmente se pagan por hasta 26 semanas, iniciando la primera semana después de la fecha del desastre.

Aunque aún no se ha hecho un anuncio oficial, usualmente las personas que cualifican para esta ayuda reciben un promedio de $110 semanales.

Para ser elegible, el participante debe estar desempleado como resultado directo del huracán María y no estar recibiendo beneficios de desempleo regular del Estado. El individuo debe llenar su solicitud dentro de 30 días del anuncio oficial de la disponibilidad de DUA y estar dispuesto y disponible para trabajar, de conseguírsele un empleo.