Representante busca transformar sistema de salud

Foto: Visualhunt

El Capitolio – El representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez Lebrón, anunció el viernes, el Proyecto de la Cámara 1253 que impulsa una verdadera transformación al sistema de salud actual mediante el establecimiento de un Plan Nacional de Salud.

“Durante décadas el sistema de salud en Puerto Rico ha estado plagado de ineficiencias administrativas, mala distribución de los recursos y centrada más en los bolsillos y cuentas bancarias de las compañías aseguradoras que en la vida y la salud de los puertorriqueños. No es un secreto que el sistema de salud actual le pone precio a la vida de los ciudadanos lo que representa un descaro para toda sociedad que se llame civilizada”, expresó Márquez Lebrón en rueda de prensa.

- Publicidad -

Explicó que, como pieza angular, el proyecto 1253 el legislador propone la puesta en marcha de un Seguro Nacional de Salud bajo el modelo de pagador único que brindará una cubierta básica de servicios de salud a toda la población sin tomarse en consideración su situación laboral, nivel socio-económico ni lugar de residencia en Puerto Rico.

Las aseguradoras privadas no podrán competir con la cubierta de servicios incluidos en el Seguro Nacional de Salud y solo podrán ofrecer planes médicos por los servicios que no se incluyan en dicha cubierta básica.

El Plan Nacional de Salud propuesto por el legislador busca, además, cambiar el enfoque bajo el cual la atención, gastos y recursos han estado dirigidos desproporcionadamente a la función reactiva y terapéutica en detrimento de la función proactiva y protectora lo que ha provocado a su vez un aumento cada vez mayor en los gastos y costos.

De igual forma promoverá la prevención y la promoción de la salud desde la edad temprana.

“Nos enfrentamos a un sistema de salud prácticamente inservible al que las aseguradoras arrebatan 1,152 millones de dólares anualmente. A un modelo que permite la intromisión de estas compañías en la manera en que se distribuyen los recursos en detrimento de los pacientes y los proveedores de servicios. Un sistema de salud que permite la interferencia indebida que altera las recomendaciones de los médicos sobre los medicamentos y tratamientos actuando bajo el único criterio de dólares y centavos. Es la receta para un sistema de salud injusto, insensible y al borde del colapso”, puntualizó el portavoz del PIP en la Cámara.