Regresan al tribunal 21 arrestados por cenizas en Tallaboa

Ni la Policía de Puerto Rico ni del ministerio público, se habían presentado a la corte municipal a la hora pautada.

Foto por Omar Alfonso

Peñuelas – Los 21 manifestantes que fueron esposados y arrestados el pasado 21 de noviembre en Tallaboa, por resistir la entrada de más de 23 camiones con sobre 400 toneladas de cenizas de carbón, listas para ser descargadas en el vertedero de Peñuelas, llegaron esta mañana al Tribunal de Guayanilla para la vista convocada en su contra.

No así, personal de la Policía de Puerto Rico ni del ministerio público, se habían presentado a la corte municipal a la hora pautada.

- Publicidad -

De manera que, la batería de defensa, encabezada por el licenciado Martín González Vélez, acompañado del presiente del Colegio de Abogados, Alejandro Torres Rivera, la licenciada Alexándra Lúgaro, se adelantó a solicitar al Tribunal que se anule todo el proceso. En total fueron 24 abogados los que se presentaron hoy a defender a los acusados y se espera que la semana entrante se sumen otros letrados a la lista.

La jueza Adria Cruz Cruz, quien solo recibió hoy una denuncia para la cual determinó no causa, dijo además que ya no se pueden volver a someter los cargos.

El incidente que abrió paso a la confrontación por la que hoy más de una veintena de activistas asistió a la corte,  ocurrió 12 días después de que el Tribunal de Apelaciones revocara la determinación del juez Eric Ronda, del Tribunal de Ponce, quien el pasado 11 de octubre ordenó cesar el depósito de cenizas de carbón en el relleno sanitario Peñuelas Valley Landfill.

Aquel lunes, a las 8:15 de la mañana, la caravana de camiones procedente de la planta AES en Guayama fue detenida por los manifestantes, quienes formaron un cordón humano en la carretera PR-385, a la entrada de la municipalidad y allí se mantuvieron durante más de tres horas, logrando frenar temporeramente a la operación de descarga.

Tras organizarse durante casi una hora, bajo del puente de la PR-2 y a metros de la protesta, un contingente de casi 50 policías estatales iniciaron su marcha hacia los manifestantes con el apoyo de una docena de integrantes de la fuerza de choque, quienes ya se habían reubicado en la vía que da acceso al vertedero.

Tras una breve reunión con los abogados de los manifestantes, los directivos de la uniformada dieron órdenes a la Fuerza de Choque para intervenir con los manifestantes, quienes retrocedieron hasta la entrada del vertedero y restablecieron su línea de resistencia.

Allí la Policía dio su última advertencia y, acto seguido, empezaron a arrestar -uno a uno- a los manifestantes, entre gritos y empujones. Algunos de ellos, incluso, fueron cargados en contra de su voluntad por agentes.

Los 21 detenidos, incluyendo nueve mujeres, fueron transportados en dos guaguas de la Policía al cuartel de El Tuque en Ponce.

Pendientes al desarrollo de esta nota en nuestra cuenta de Twitter @laperlapr