Recuerdan inicios de la conmemoración al natalicio de Albizu Campos en Tenerías

Foto: Omar Alfonso / La Perla del Sur (archivo)

PONCE- A mediados del siglo pasado, tras el paso el huracán Santa Clara por Puerto Rico, familias de diversos sectores ponceños se determinaron “rescatar” las tierras deshabitadas del barrio Sabanetas, en Ponce.

Pasado el fenómeno atmosférico, las familias se mudaron al barrio Tenerías de la Ciudad Señorial. Mas previo al ciclón, sus antepasados ya se vinculaban con la familia del líder nacionalista Pedro Albizu Campos, original de Tenerías.

- Publicidad -

Así lo relataron a La Perla del Sur, Jorge Flores Silva y José Negrón Rodríguez, ex miembros del Partido Socialista Puertorriqueño y ex integrantes del primer comité organizador de la actividad para conmemorar el natalicio de Albizu Campos en Ponce.

Cuenta Flores Silva que su tío, Juan Francisco Silva Alguimbao, conoció a Albizu Campos cuando este tenía a penas 19 años de edad. Silva Alguimbao era un niño de ocho años en aquel entonces, mas con el paso del tiempo, no borró memoria y narraba a todo el que conocía que “Don Pedro” lo corregía para bien durante su infancia.

De igual modo, la tía de Flores Silva, Lucía Alguimbao, mencionaba que a “Pedro le hacían burlas porque sus pantalones estaban con parches, pero su madre le decía que lo importante no era eso, sino lo que él tenía en la cabeza”.

Por escuchar tantas historias de Albizu Campos, Flores Silva creció abrazando el ideal de la independencia e involucrándose en las luchas. No medía las consecuencias de sus actos, sino que mantenía el tesón sin importarle ser carpeteado con tal de “rescatar a Puerto Rico del Imperio”.

Es así como en la década de 1960 se involucró en el “movimiento de rescates de tierra” convencido de que su labor era honrar la gesta del “maestro” y ayudar a las familias pobres a asentarse.

“La enseñanza de don Pedro me hizo estar consciente de la pobreza extrema que había y hay en Puerto Rico. Rescatamos estas tierras en 1972 porque había que rescatar a Puerto Rico y nosotros empezamos a invadir terrenos”, sostuvo en entrevista con este Semanario.

Sin embargo, tras erigir casas con la ayuda de estudiantes de ingeniería en agrimensura del Colegio de Mayagüez y enfrentarse constantemente a las autoridades estatales, Flores Silva percibió que había que hacer más por dar a conocer la vida y obra de Albizu Campos.

Por ello, se reúne con Luis Santiago, David Flores, Roberto Hernández, José González y Negrón Rodríguez para crear la actividad en conmemoración al natalicio de “don Pedro” el 10 de septiembre de 1976.

De allí en adelante, la fiesta de recordación continúa celebrándose anualmente.

“Fue creciendo poco a poco”, aseguró Flores Silva, quien lamentó que al proponerle la idea al Comité Central del PSP, estos se rehusaron. Le manifestaron que “las actividades culturales solo atrasaban la independencia y el socialismo, que aquí había que marchar y actuar para alcanzar la independencia”.

No obstante, el hombre que ejerció la labor de carpintería por décadas no retrocedió. Continuó organizando el evento que creció al punto de tener de invitado orador al ex presidente brasileño Lula da Silva.

Este año, la gesta se repite el día de hoy, a las siete de la noche, en el barrio que vio nacer a Albizu. La organización de la actividad ahora está en manos de una nueva generación que creció admirando a Albizu Campos.

Dinámica de la conmemoración

Durante el evento, contó Flores Silva, los oradores invitados hablan de las problemáticas actuales del país al tiempo que exponen cómo enfrentarse a semejantes retos con las posturas de Albizu Campos.

En esta ocasión, se hablará a fondo del significado colonial de la imposición de una Junta Federal de Control Fiscal y cómo eso será volver al pasado cuando era el Presidente de los Estados Unidos el que nombraba el gobernador de la Isla.

Flores Silva puntualizó que próximamente Puerto Rico sufrirá una merma de servicios y ante ello hay que luchar. Recalcó que no se debe cejar ante la persecución del Estado.

El legado

Para Flores Silva la grandeza de este prócer recae mayormente en que hizo que los puertorriqueños se vieran como tal. Es gracias a él, supuso, que los atletas al presente cargan la bandera de aquí, aunque en el pasado por hacer lo mismo podían perder su libertad.

“Es don Pedro el que saca la bandera de Puerto Rico, el que dice que esta tenía que flotar. Esa enseñanza, esa mística de este señor que pudo haber sido una persona millonaria, rica, una persona con títulos en cantidad, no se borra. Él salió de una comunidad pobre para coger una causa y llevar la libertad de este pueblo”, acentuó.

Por otra parte, Flores de Silva reveló que aun las personas que diferían de la ideología socialista apreciaban a Albizu por su humildad y sacrificios.

Los locales sabían que había estado años tras barrotes, pero a pesar de ello nunca renegó de su patria y cuando volvió señaló que nunca había estado “ausente”.