Rechaza ceder a federales la herencia indígena del Centro Ceremonial de Tibes

“No me imagino los peruanos entregando el Machu Picchu a los rusos, ni me imagino a los mexicanos entregando Teotihuacán a los chinos”, puntualizó el educador e historiador ponceño.

Foto archivo

PONCE- Años de indiferencia y falta de mantenimiento por parte del Gobierno Municipal de Ponce han sido suficientes para condenar al Centro Ceremonial Indígena de Tibes a un vergonzoso estado de abandono.

Ahora, un proyecto legislativo presentado ante el Congreso por la comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón, busca despejar el camino para traspasar el control de este patrimonio a funcionarios federales.

- Publicidad -

Se trata de la Resolución de la Cámara 4436 (H.R. 4436), radicada el pasado 16 de noviembre: la misma que pretende autorizar a la Secretaria del Interior de los Estados Unidos a realizar un estudio sobre la viabilidad de incorporar al Sistema Federal de Parques Nacionales, tanto el Centro Ceremonial Indígena de Tibes como el Parque Ceremonial Indígena Caguana.

El anuncio, empero, ha provocado resentimiento en la comunidad del barrio Tibes, la cual no fue consultada y cuyas denuncias sobre el descuido del recinto arqueológico han sido ignoradas por años.

“Eso no va a suceder. Yo te garantizo que eso no va a suceder”, puntualizó el líder comunitario del barrio Tibes, Ernie Rivera Collazo, en entrevista con José Elías Torres de WPAB 550AM. “Llámelo como usted quiera llamarlo, pero es traspasar un lugar que es nuestra historia, nuestros orígenes”.

“No me imagino los peruanos entregando el Machu Picchu a los rusos, ni me imagino a los mexicanos entregando Teotihuacan a los chinos. (Tampoco) Imagino a los estadounidenses entregando la Estatua de la Libertad o la administración del Parque de Yellowstone a los jamaiquinos”, puntualizó. “Eso nos pertenece a los tibeños, a los ponceños, a los puertorriqueños”, insistió.

El Centro Ceremonial Indígena de Tibes es considerado uno de los yacimientos arqueológicos indígenas más significativos del Caribe y el más antiguo de Puerto Rico. Se estima que recibe alrededor de 80 mil visitantes al año.

El yacimiento fue descubierto en el año 1975 por Luis Hernández, un trabajador de la caña que encontró los remanentes tras las inundaciones provocadas por el huracán Eloísa.

El lugar incluye nueve plazas ceremoniales y el más grande cementerio indígena de Puerto Rico, con al menos 186 restos humanos de la cultura Pre-Taína e Igneri.

Descuido craso

La radicación de H.R. 4436 cuenta con el apoyo de la alcaldesa María Meléndez Altieri, quien en un comunicado de prensa emitido el pasado 20 de noviembre planteó que “preservar este lugar reafirma nuestra identidad puertorriqueña”, toda vez que responsabilizó al huracán María por el mal estado del Centro Ceremonial Indígena.

Sus palabras, empero, contrastan con lo que ha sido la realidad documentada del parque y los testimonios de quienes frecuentaron el Centro Ceremonial Indígena, antes del paso de los huracanes Irma y María.

“La actual administración municipal de Ponce ha tenido abandonado al Centro Ceremonial Indígena de Tibes, en condiciones de vergüenza, desde mucho antes del huracán María. Yo he documentado la destrucción de ese parque a lo largo de años y ahora pretenden zafarse del lío”, continuó Rivera Collazo. “La colección arqueológica estaba hecha un caos, desde antes del huracán”.

“A mí me daba vergüenza que turistas fueran al Centro Ceremonial Indígena de Tibes por las condiciones en que estaba. No habían guías turísticos, tú entrabas a la zona arqueológica y no podías ver la Plaza Grande, la Plaza del Sol o los bateyes porque literalmente la hierba te llegaba a la cintura. Los bohíos no existían antes del huracán”.

“La única razón por la que el Centro Ceremonial Indígena de Tibes se ha mantenido al día de hoy, ha sido gracias a los empleados que están ahí. Personas que han tenido que comprar papel de inodoro para poner en el baño. Que han tenido que comprar jabón por la vergüenza de recibir a los turistas, sin los servicios básicos de un lugar que es para recibir visita”, añadió.

Alternativa cooperativista

Como contrapeso, Rivera Collazo propuso impulsar un proyecto cooperativista en el cual la propia comunidad Tibes sea quien se encargue del mantenimiento y operación del centro.

“Hay cientos de puertorriqueños que se han ido de aquí porque no tienen empleo. El Centro Ceremonial Indígena es un lugar que nosotros en la comunidad podemos desarrollar y darle el cariño que no le da el municipio. Podemos desarrollar un proyecto cooperativo comunitario y turístico”, insistió el líder comunitario.

“Esto es nuestro patrimonio, y por la irresponsabilidad de la administración municipal de Ponce, por no haber mantenido ese parque como se debe mantener, ahora se está justificando con el huracán para entregárselo al Gobierno Federal”, sentenció.

El Centro Ceremonial Indígena de Tibes es considerado uno de los yacimientos arqueológicos indígenas más significativos del Caribe y el más antiguo de Puerto Rico. (Fotos archivo)

 

  • Yuri Valdes Alvarez RPA

    Si supiera un poco sobre los procesos de nominación,determinación y nombramiento de Parques Nacionales a nivel federal habría menos opinión desinformada y más responsabilidad social.