Tiene consenso tripartita prohibición a las cenizas de carbón

Sin embargo, a juicio del senador Larry Seilhamer, la cargada agenda de la última sesión legislativa hace “improbable” que el proyecto sea aprobado por ambos cuerpos.

A menos de dos semanas para que concluya en la legislatura la última sesión ordinaria de este cuatrienio, un proyecto de ley que prohibiría la disposición de cenizas de carbón en cualquier lugar del país libra una batalla contra el reloj.

Como anticipó a La Perla del Sur el senador popular Cirilo Tirado Rivera, este jueves, 16 de junio se someterá a la Comisión de Recursos Naturales un informe positivo para que el Senado atienda el Proyecto 340 y vote a favor de este mandato.

- Publicidad -

La pieza legislativa, presentada originalmente en el año 2013 por la senadora independentista María de Lourdes Santiago Negrón, sería sometida a votación ante el comité con algunas enmiendas, explicó Tirado Rivera, también presidente de la Comisión de Recursos Naturales.

Entre otras reformas, mencionó que la prohibición debe incluir claramente a todos los vertederos de la isla y que el lenguaje estipule al año 2027 como fecha límite para que en Puerto Rico se genere electricidad mediante la quema de carbón. En ese año vence el contrato entre Applied Energy Systems (AES) y el Gobierno de Puerto Rico.

Desde el año 2002, AES opera en Guayama una planta generadora de electricidad mediante la combustión de carbón. Esta operación genera 454 megavatios para la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y alrededor de 300 mil toneladas de cenizas tóxicas al año, suma que desde entonces se ha descartado mayormente en suelos y vertederos de la isla.

La versión que radicará la comisión senatorial esta semana conservará la potestad de realizar investigaciones gubernamentales sobre el manejo de las cenizas tóxicas en el país y monitorear los acuíferos cercanos a lugares donde han sido descartadas o depositadas, incluyendo decenas de urbanizaciones en el sur, norte, este y oeste de Puerto Rico.

“Aún no he visto el informe final de la comisión, pero si coincide filosófica y conceptualmente con mi postura, que es contra la disposición de cenizas en Puerto Rico, le votaré a favor”, adelantó el senador y portavoz de la minoría novoprogresista Larry Seilhamer Rodríguez.

Hace tres meses, el legislador tronó contra ejecutivos de AES y la AEE por modificar tras bastidores la cláusula del contrato que obligaba a la empresa privada a exportar toda ceniza para la que no encontrara un uso comercial en la isla. El cambio ha significado economías millonarias para AES, sin beneficio alguno para el millón y medio de clientes de la AEE.

Esta y otras anomalías han sido referidas para investigación al Departamento de Justicia, la Oficina del Contralor y la Oficina de Ética Gubernamental por el propio Seilhamer Rodríguez.

Si la medida fuera aprobada por la Comisión de Recursos Naturales, el proyecto deberá ser colocado en calendario por el senador popular Aníbal José Torres Torres, portavoz de la mayoría en el Senado, para que el pleno del cuerpo lo considere antes de ser remitido a la Cámara de Representantes.

De aprobarse la versión final del Proyecto 340 por el Senado, la Cámara de Representantes y el gobernador, AES deberá transportar sus cenizas fuera de Puerto Rico.

Reclamo tardío

“Si me preguntas a mí, me parece improbable que eso ocurra”, continuó el senador novoprogresista, “porque lo dejaron para muy tarde”.

“Lo prudente, lo pertinente, lo sabio es que llegue a la Cámara con tiempo para que la Cámara de Representantes también haga el ejercicio legislativo y todo esto tiene que ocurrir antes del 25 de junio, fecha límite para la aprobación de proyectos”, agregó Seilhamer Rodríguez.

Entretanto, Tirado Rivera dijo confiar que el proyecto será aprobado en lo que resta de la sesión ordinaria, aunque reconoció que el 30 de junio vence el plazo para trámites entre ambos cuerpos legislativos.

Por su parte, Víctor Alvarado Guzmán, asesor ambiental de la senadora Santiago Negrón, expresó que si el Senado aprueba el proyecto, tendrá que pasar a la consideración de la Cámara de Representantes en o antes del cierre de la sesión, lo que consideró sumamente difícil, aunque no imposible.

Gestiones para obtener la reacción de la senadora Santiago Negrón y el senador Torres Torres resultaron infructuosas al cierre de edición.