Primera Superintendente: “No vengo a militarizar la Policía”

SAN JUAN – Aunque lleva una vida como militar, la doctora Michelle Hernández Fraley, asegura que no viene a militarizar el cuerpo policíaco.

Designada como la primera mujer para dirigir la Policía de Puerto Rico, sostuvo que se propone estructurar la Uniformada pensando en el adiestramiento y la capacitación como la pieza clave para lograr los cambios necesarios para reformular una uniformada que tenga como norte defender los derechos civiles de los ciudadanos.

- Publicidad -

La designada Superintendente se desempeñó como comandante de Brigada de los Sistemas de Información de Defensa de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en Europa, fue oficial de Comunicaciones de la Casa Blanca y, actualmente, tiene a su cargo los programas de capacitación de la Academia de la Policía de Puerto Rico.

“Yo llevo dos años y medio en la Policía de Puerto Rico… y yo reconozco la diferencia de estar en la milicia y un cuerpo civil como la Policía de Puerto Rico… No hay espacio para eso. Lo que sí he podido hacer es tomar mi conocimiento del ejército y aplicar ciertas cosas que son básicas en cualquier organización”, planteó.

Sostuvo que el liderazgo, disciplina y jerarquía son términos que, si bien se utilizan en el sistema militar, también aplican para el funcionamiento de cualquier organización, por lo que entiende deben ser claves para lograr el buen funcionamiento en la Uniformada. Insistió que su experiencia en la capacitación y adiestramiento en la Academia es la mejor experiencia para asegurar que Puerto Rico cuenta con los mejores servidores públicos en la Policía.

“La capacitación es el corazón de llegar a la solución y el manejo de recursos es algo más complejo. Llevamos dos años y medio trabajando la reforma. Aunque estamos en los primeros cuatro años de desarrollo de capacidad, y en el quinto es que empieza el cumplimiento, se ven mejoras. Por ejemplo, el uso de fuerza. Se ve que el adiestramiento está funcionando. El acuerdo federal es pos diez años y ya hay un norte”, sostuvo la designada.

Ante la posibilidad de aumento en manifestaciones y protestas en reacción a las decisiones de la Junta de Control Fiscal (JCF), dijo que la responsabilidad de la Policía debe ser velar por la protección de los derechos civiles de los ciudadanos. Insistió en que ha visto una mejoría con la implantación de la reforma policiaca a raíz del acuerdo en el Tribunal federal por casos de abuso policíaco.

“La misión de la Policía es bien clara. Protección de vidas y propiedad. Tenemos unas leyes que nos rigen y eso es lo que hay que hacer. En lo personal, he visto una mejoría en la parte de adiestramiento, en eso”, dijo.

La militar anticipó que se debe fortalecer el área de investigación, adiestramiento y supervisión con hojas de desempeño de la Policía para encaminarse a que los ascensos dentro de ese cuerpo sean por desempeño y no por política o amiguismos. De igual forma, planteó la obligación de instaurar un sistema efectivo de rendición de cuentas para que el mensaje sea que el que violente el reglamento tendrá sus consecuencias.

“Cero tolerancia para el acoso sexual”, subrayó la Superintendente designada. Alertó que recientemente salió una de las órdenes federales del Departamento de Justicia para empezar el adiestramiento requerido para todos los miembros de la Policía, incluyendo los civiles sobre este tema.

  • ESTOY MUY DE ACUERDO,QUE HAY QUE DEJARLE ESPACIO,PARA BIEN O MAL EN SU DESEMPEÑO COMO,,SUPERINTENDENTE DE LA POLICÍA ? CUANDO ELLA ES MILITAR DE CARRERA .