Prematuro hablar de pena de muerte en caso de Esteban Santiago

La vista inicial del caso estaba pautada para hoy, en la mañana, en una corte federal de Fort Lauderdale

Foto de la graduación de Esteban Santiago Ruiz como militar. (Foto: Coral Negrón)

Bryan Santiago Ruiz está confiado en que su hermano, Esteban, no encarará la pena capital de ser declarado culpable en el proceso judicial por haber disparado a mansalva en el aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida, y haber asesinado a 5 personas y herido a 8.

“Eso no es viable por las razones que di y otras más que en su momento se sabrán”, insistió el joven de 27 años, tras destacar que su pariente escuchaba voces y “era corto de paciencia”, mas se había acercado a la Oficina Federal de Investigación (FBI) en busca de ayuda.

- Publicidad -

Para el abogado con experiencia en juicios federales, Desmond Morrell, “es muy temprano para hablar de la pena capital ya que primero debe celebrarse el juicio”.

Morrell, quien postula el Florida, tiene experiencia en leyes de interés público y juicios federales, reaccionó a la noticia preguntas de La Perla del Sur.

Mientras, el hermano del veterano peñolano insistió en que Esteban padecía de problemas mentales.

“Él estuvo internado porque decía que el Gobierno lo estaba contactando para que hiciera ciertas cosas. El FBI lo internó en un centro psiquiátrico, pero lo dejaron ir rápido; como en una semana. Pero las autoridades ya sabían de su estado, él había contado sobre sus pensamientos”, remachó, aunque desconoce qué diagnostico le dieron a Esteban en aquel entonces.

Santiago Ruiz compartió que durante el tiempo en que vivió en Alaska, donde residía Esteban, lo veía “una o dos veces en semana”, mas que, aunque a veces su comportamiento era como el de “cualquier persona normal”, en ocasiones su hermano tenía cambios de ánimo abruptos y guardaba silencio prolongadamente.

Sobre la información que publicó The Daily Beast, acerca de un presunto caso de violencia doméstica contra una ex pareja, comentó que desconoce el asunto y que si al presente ocurría algo similar con la madre de su bebé de cuatro meses, era algo íntimo, “de parejas”, en lo que él no iba a entrar. “Eso es problema de ellos. No quiero involucrarla a ella”, manifestó el veinteañero que es conocido en Peñuelas por practicar el boxeo.

A su entender, es por descuido del Gobierno que su hermano cometió la atrocidad en el aeropuerto. Comentó que desde niño, Esteban “era un joven normal, sano, humilde”, que “le gustaban los videojuegos y ver películas”, pero que a los diecisiete años tomó el examen del ejército en busca de prosperidad.

“Hizo lo que todo joven hace, buscar un mejor futuro, y mira como el Gobierno le pagó”, lamentó compungido, a la espera de conocer qué sucedería hoy en la lectura de cargos. Y es que, hasta el momento, los familiares del presunto autor del tiroteo no han tenido contacto alguno con él. “Solo sabemos que está detenido en una cárcel federal”, indicó.

Según trascendió en algunos medios estadounidenses, estaba previsto que hoy, en la mañana, el acusado compareciera a la vista inicial del caso en una corte federal de Fort Lauderdale.

Este primer paso es para asegurar que Santiago Ruiz tenga abogado y se fijen futuras fechas.

Asimismo, ayer, Prensa Asociada reveló que es el agente del FBI, George Piro, el que está a cargo de la investigación tras la acusación de la Fiscalía del Distrito Sur donde se le adjudican a Santiago Ruiztres cargos. Estos son: realizar un acto de violencia contra personas en un aeropuerto internacional, emplear un arma de fuego durante y en relación a un crimen violento, y causar la muerte de una persona con un arma de fuego.

De ser hallado culpable, el atacante, nacido en Nueva Jersey y criado en Peñuelas, Puerto Rico, podría ser sentenciado a la pena de muerte, según el comunicado de la Fiscalía.

Sobrecargado e inconsistente el Departamento de Asuntos del Veterano

Armando Santos Pérez, quien aspiró a ser senador por el Distrito de Humacao y en tres ocasiones sirvió al Ejército de los Estados Unidos, en misiones en Afganistán y Colombia, expresó a La Perla del Sur que los problemas con el trato a los veteranos se vienen acumulando hace décadas, principalmente, por la merma en servicios y protocolos para pacientes mentales.

Aseguró que nunca ha escuchado el protocolo que lleva a cabo la Administración de Asuntos del Veterano cuando los militares se quejan de escuchar voces.

“A veces no toman muy en serio estos padecimientos mentales. Son tantos los que vienen con este tipo de problema, que tal vez eso pudo haber incidido a qué no se haya brindado la debida atención”, explicó,

“Hace poco más de un año fui a las vistas del Congreso, para la Comisión de Veteranos de la Cámara, y puedo asegurar que uno de los problemas grandes es que elDepartamento de Asuntos del Veterano está constantemente cambiando y hallando nuevas maneras de hacer servicios. Esos cambios convierten en disfuncionales los servicios que se ofrecen y el conocimiento que hay en las agencias de cómo deben servir y cómo tienen que ajustarse”, agregó.

Esta es precisamente la queja de Sonia Santiago, portavoz del colectivo Madres en Contra de la Guerra, quien catalogó de “injusta y lamentable” la posible adjudicación de pena de muerte para Santiago Ruiz.

“Nosotras entendemos que matando este joven no se resuelve nada. La pena de muerte no es el recurso para atender una situación como esta. Él necesita tratamiento psiquiátrico, posiblemente, en un hospital psiquiátrico forense. Esto demuestra la situación terrible que viven los veteranos en las guerras y cómo el gobierno no destina los fondos necesarios para tratamiento”, señaló.