Por Loiza, por Puerto Rico

El llamado es a la reconstrucción del municipio del noreste borincano

Suministrada

La Iglesia Adventista del Séptimo Día y la Agencia Adventista de Recursos Asistenciales de Puerto Rico (ADRA), han convocado al pueblo puertorriqueño a unirse en solidaridad con los cientos de ciudadanos que actualmente no cuentan con un hogar. A una semana de la emergencia nacional que provocó el huracán Irma, principalmente en las islas municipio y la costa este de Puerto Rico; el índice de pobreza aumenta y la ayuda apremia.

En conferencia de prensa, los líderes de la organización y la iglesia dieron a conocer los trabajos de asistencia que se han llevado a cabo y cuáles serán los próximos pasos en lo que concierne al municipio de Loiza. El centro de acopio que recibió artículos de primera necesidad y alimentos no perecederos sobrepasó las expectativas de los voluntarios de ADRA- Oeste.

- Publicidad -

Cientos de cajas salieron desde Mayagüez hasta la región este de la isla para ser distribuidas a los damnificados por el temido sistema atmosférico que alcanzó categoría cinco.

“Cada caja contiene suficientes alimentos para satisfacer las necesidades alimentarias de una familia de hasta cuatro miembros por espacio de tres a cuatro días”, sostuvo el pastor Jaime Blanco, director nacional de ADRA PR.

El pueblo puertorriqueño ha sido muy generoso y proactivo al momento de atender una emergencia como la que viven decenas de familias en los municipios que recibieron los daños más considerables, algunos declarados zona de desastre por FEMA, como ocurrió en Culebra. Sin embargo, no todos los municipios serán declarados zonas de desastre y la necesidad no espera por informes y documentos requeridos por ley.

“En el caso de Loiza, hemos visitado el casco urbano y las zonas más afectadas y definitivamente la necesidad de nuestros hermanos es de un techo, de volver a sus casitas y retomar el rumbo de sus vidas luego de este huracán que por la gracia de Dios no nos azotó como se había proyectado”, fueron las palabras del presidente de la Iglesia Adventista en Puerto Rico, el pastor José Alberto Rodríguez.

En esta ocasión la solicitud que se realiza al pueblo puertorriqueño es a donar materiales de construcción o donativos en la cuenta bancaria que mantiene ADRA PR en la institución Oriental Bank (# 3076430782).

“Estamos haciendo un llamado a nuestro pueblo, que es bondadoso y de corazón noble, para que nos ayuden a reconstruir a Loiza”, enfatizó Rodríguez.

La primera brigada de voluntarios visitó el municipio del noreste el lunes, 11 de septiembre y el censo de daños es considerable. Más de ochenta familias quedaron desprotegidos y sin un hogar al que regresar. El domingo, 17 de septiembre se llevarán a cabo los primeros trabajos de reconstrucción por lo que ADRA PR convoca a todo ciudadano que tenga habilidades y conocimiento en construcción, a que se una en este proyecto de país.

“Necesitamos carpinteros, maestros de obra, electricistas, pintores, ingenieros… necesitamos gente que ame a Puerto Rico y quiera devolverle la sonrisa a los niñitos de Loiza, a las madres solteras y a todos los hermanos puertorriqueños que necesitan de nuestra mano amiga, el momento es ahora”, contestó el líder al preguntarle por las necesidades específicas de la jornada que dio inicio con la entrega de alimentos.

Hospital Bella Vista listo para recibir pacientes

El Hospital Bella Vista está listo para recibir pacientes que necesiten asistencia médica y psicológica tras el paso del devastador ciclón por las islas del Caribe.

“Queremos que los hermanos caribeños encuentren en nuestro hospital la ayuda que necesitan para mejorar su salud física, emocional y espiritual luego de una experiencia tan desastrosa como el huracán Irma”, expresó el gerente general de la institución hospitalaria que ubica en el Cerro de las Mesas en Mayagüez, el pastor Luis Rivera. También se gestiona la disponibilidad de trabajadores sociales e intérpretes que puedan asistir en las traducciones de los refugiados francoparlantes.

Cuba, Islas Vírgenes y México no están solos

El fondo de emergencia que administra ADRA Internacional también asistirá en las necesidades de Cuba.

“Cuba no es una isla ajena para nosotros. Hemos realizado entregas de bicicletas, zapatos y en el pasado de hasta $500 por familias en medio de la emergencia del huracán que devasto la zona de Guantánamo. Esta vez no será la excepción. Tenemos confianza de que podremos hacer el trabajo. La iglesia no se mezcla con la política y la necesidad está ahí, son nuestros hermanos y los vamos a ayudar” contestó el pastor Rodríguez a preguntas sobre la asistencia a las islas caribeñas afectadas por el huracán Irma.

Igualmente, se estará realizando una jornada de ayuda especialmente para los damnificados en las Islas Vírgenes americanas y británicas y será extensivo al pueblo mexicano luego del poderoso sismo con magnitud de 8.2 en la escala Richter que se registró en la ciudad de Chiapas el jueves, 7 de septiembre.