Poder al margen en caso de Guarionex Candelario [VIDEO]

“El Superintendente no se inmiscuye durante la investigación porque tú no puedes ser juez y parte”, sentenció la coronela Hernández de Fraley.

Foto Jason Rodríguez Grafal

PONCE – La superintendente de la Policía, Michelle M. Hernández de Fraley, aseveró que no está enajenada de la investigación administrativa que se gestiona tras el triple asesinato en la Comandancia de Ponce el 28 de diciembre de 2015. Empero, explicó que, por asumir el cargo un año después del acontecimiento y por el rol que ahora ostenta, no se inmiscuirá hasta que la investigación finalice.

La coronela especificó que no sabe cuántas personas faltan por entrevistar ni en qué fase está el proceso, mas sí que será ella quien tome la decisión final una vez se develen los hallazgos.

- Publicidad -

“El Superintendente no se inmiscuye durante la investigación porque tú no puedes ser juez y parte”, sentenció Hernández de Fraley.

Asimismo, aclaró, que no está al tanto de la supuesta retroalimentación positiva que, alega el coronel Héctor Agosto Rodríguez, se recibió por parte del ex superintendente José Caldero López en cuanto al manejo de protocolos el día de la masacre. E indicó que nunca ha visto la alegada evidencia que recolectó el Negociado de Investigaciones Especiales.

“Desconozco qué organización externa a la Policía investigó y los resultados, especialmente si se entregaron antes del 2 de enero. Eso es algo que yo nunca he visto”, sostuvo en entrevista telefónica con La Perla del Sur.

Por otra parte, la secretaria de la Fiscal Federal Rosa Emilia Rodríguez Vélez, Ivette Figueroa, afirmó a este medio que la misiva enviada por los abogados de Guarionex Candelario Rivera, Armando F. Pietri Torres y Donald R. Milán Guindín, solicitando que ese cuerpo investigue las acciones de la Uniformada el día de los hechos, no había pasado por su escritorio, pero sí por el del fiscal José Capó, jefe de la División Criminal.

Al presente, se alegó, el escrito “está en proceso de evaluación”, sin revelar los encargados del asunto. “Son procedimientos internos”, explicó la oficial de prensa de fiscalía, Lymarie Llovet Ayala.

El lunes, 6 de febrero, a 13 meses y unos cuantos días de la matanza que estalló en el sexto piso del Destacamento regional y conmocionó a todo el país, el exagente de la Policía de Puerto Rico –Candelario Rivera- se pronunció por primera vez para denunciar desde conducta impropia en la uniformada y hostigamiento laboral, hasta un monopolio de poder en la Uniformada.

Este fue declarado culpable de haber asesinado con su arma de reglamento al comandante Frank Román Rodríguez, a la agente Rosario Hernández de Hoyos y a la teniente Luz M. Soto Segarra. Esto luego de mantenerlos bajo secuestro en la oficina de esta última y exigir una conversación con el coronel Agosto Rodríguez.

A preguntas de La Perla del Sur, el confinado declaró que por espacio de cinco años sus superiores en la Policía mantuvieron “un patrón de conducta” nocivo hacia su persona; que “cada vez que llegaba un comandante nuevo al Centro de Mando le decían que se rieran de mí”; que se mofaban de su práctica religiosa; y que se enojaban porque él denunciaba “irregularidades” en la rutina de trabajo.

Lea las tres entregas de la Serie #HablaGuarionex aquí:

Guarionex Candelario denuncia yugo de poder en Comandancia de Ponce

Deseaba retirarse “por las cosas que pasaban en la Policía”

Coronel Agosto: La agencia actuó de manera correcta con Guarionex

 

  • Angel Anaya

    Bah, todos los decian lo hijo de la gran puta, lo embustero que es, lo manipulador que es, lo vago que fue en la Policía, que quería cobrar un cheque de agente sin salir ni trabajar como tal. Que se deje de shows y mierda, los que trabajamos con el, sabiamos la plasta inservible que es.

    Que le agredezca a Dios que Requena teniendo el poder de matarlo justificado, no lo hizo.