En plena crisis: logra jugoso contrato en Ponce la ex vicealcaldesa de Guaynabo

La otrora vicealcaldesa de Guaynabo, Aurialis Lozada Centeno, fue favorecida en el Gobierno Municipal de Ponce con un contrato de $155 mil.

Foto Archivo

Justo cuando cientos de ponceños sufrían la pérdida de sus propiedades y miles hacían malabares económicos para adquirir gasolina, hielo o provisiones, la otrora vicealcaldesa de Guaynabo, Aurialis Lozada Centeno, fue favorecida en el Gobierno Municipal de Ponce con un contrato de $155 mil.

El arreglo, firmado por Lozada Centeno a nombre de su bufete ALC Legal Services, se concretó el pasado 3 de noviembre. Su vigencia es de solo cinco meses, por lo que podrá facturar al ayuntamiento hasta $31 mil mensuales por “servicios profesionales”.

- Publicidad -

Según se desprende del contrato obtenido por La Perla del Sur, los honorarios que devengue en Ponce presuntamente serán reembolsados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), por considerarse “costos administrativos” del proceso de recuperación.

“Supervisar” acopio de escombros

A cambio, ALC Legal Services Group se compromete a procesar reclamaciones de “asistencia pública” a FEMA y proveer asistencia técnica “para constatar el trabajo realizado en la recolección de escombros”, entre otras tareas de gerencia y supervisión.

No obstante, desde el pasado 22 de octubre es el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos quien se ha hecho cargo del recogido de escombros en la ciudad.

Además, en ningún renglón del contrato de 12 páginas se incluye que ALC Legal Services Group ofrecerá servicios legales.

Analistas

Para las tareas acordadas, la firma asignaría seis empleados, incluyendo un contable, un analista de recursos humanos, dos asistentes de analistas, un gerente de proyecto y un “consultor senior”. Este último, solamente, facturaría a razón de $125 la hora.

Del documento además se desprende que la administración municipal aprobó el contrato el mismo día que la propuesta fue sometida al ayuntamiento por Lozada Centeno.

Alto perfil

La otrora vicealcaldesa de Guaynabo también ocupó el cargo de alcaldesa interina de ese municipio hasta el pasado 3 de agosto, cuando renunció. Asumió la posición luego de que el exalcalde Héctor O’Neill fuera suspendido sumariamente por el Fiscal Especial Independiente (FEI), ante un proceso legal por acoso sexual.

Cuando laboraba en Guaynabo, devengaba un sueldo anual de $171,678, según reportó el diario Metro. Esta cifra supera el salario anual de los alcaldes de San Juan, Cayey y Ponce, los tres de más alto perfil en la isla.

A los 27 días de haber dejado el ayuntamiento, Lozada Centeno logró otro contrato con el Senado de Puerto Rico montante a $60 mil, el cual se aprobó el pasado 30 de agosto.

¿Paraíso para abogados?

Lozada Centeno no es la primera en la lista de abogados y bufetes metropolitanos que han sido agraciados con contratos por cientos de miles de dólares durante la administración de Meléndez Altieri.

Esto, a pesar de que la propia alcaldía cuenta con una División Legal.

Entre otros, resalta el bufete Cancio, Nadal, Rivera & Díaz, que desde el abril de 2009 ha firmado acuerdos por al menos $1,966,400.

Entretanto, el abogado y asesor Rafael Torres Torres ha obtenido contratos por $607,200, mientras que CVV Legal Services logró $960 mil y Cuprill Law Offices (Cuprill & Isla Law Office) $398,330.

Estos arreglos contrastan con la declaración de “Emergencia Fiscal” emitida por la alcaldesa en marzo de este año, ante problemas de insolvencia.

Ese mismo mes, la administración también recortó $411,543 en aportaciones para becas estudiantiles, eventos culturales, ayudas a ciudadanos y donativos a entidades sin fines de lucro.

Generoso “Plan B”

Lozada Centeno tampoco es la primera aliada política desplazada que obtiene de Meléndez Altieri una sólida y recurrente fuente de ingresos.

Tras lograr la reelección en el 2012, la alcaldesa contrató al exsuperintendente del Capitolio y derrotado candidato al Senado por su colectividad política, Eliezer Velázquez Quiles, como Administrador de la Ciudad, con un salario anual de $90 mil.

Velázquez Quiles tuvo que renunciar en octubre de 2016 tras la radicación de cargos relacionados a un alegado esquema de financiamiento ilegal para su fracasada campaña senatorial del 2012.

Los cargos, empero, fueron desestimados en mayo de 2017 debido a las constantes peticiones de posposición por parte del Ministerio Público.

 

  • Rivera Jose Carlos

    PARA ESTA HAY DINERO PERO NO HAY DINERO PARA PAGARLE LAS DIETAS A LOS LEGISLADORES MUNICIPALES A LOS QUE NO SE LES PAGA DESDE EL MES DE MAYO. QUE BARABARIDAD.