Planifica unas vacaciones divertidas en Puerto Rico

Foto suministrada

Aunque en nuestra isla todo el año es verano, debemos organizar un plan de actividades para cuando llegan las tan anheladas vacaciones luego de un cargado año escolar.

Vivimos en un paraíso tropical bendecido por las más hermosas playasdel mundo y espectaculares campos repletos de maravillosa naturaleza.

- Publicidad -

Así que si el presupuesto esta apretado y no te alcanza para unas vacaciones fuera de la isla, no hay por qué considerarse desafortunado, sino todo lo contrario, ya que puedes hacer tremendo “bucket list”, y visitar las bellezas que tenemos a nuestro alrededor y aún no hemos explorado.

Aunque ya te hayas montado en el ferri a Culebra, Vieques, o Isla Caja de Muerto, esta es una buena época para repetirlo. Por una cantidad razonable y bastante económica puedes pasar un día de playa espectacular sin tener que prescindir de un bote.

Asegúrate de buscar en las páginas web los horarios y tarifas para que puedas reservar con tiempo, ya que en verano la demanda aumenta considerablemente. En el caso de Vieques y Culebra, ambas islas cuentan con hospederías de lujo, así como un sinnúmero de opciones económicas en excelentes condiciones.  Si eres boricua, debes tener claro que no puedes morir sin visitar la Playa Flamenco en Culebra, así como Sun Bay en Vieques.

Por su parte Caja de Muerto, a pesar de que no cuenta con lugar donde pernoctar, el ferri llega temprano a la isla y permanece hasta la tarde, tiempo suficiente para disfrutar de la reserva, emprender una buena caminata de reconocimiento,  y darse un chapuzón en estas piscinas de aguas turquesas y cristalinas.

¿Sabes lo que es hacer de tripas corazones?

Es hacer mucho con poco.  Para pasarla bien haciendo turismo interno necesitas tan poco como un tanque de gasolina, una sillita y toalla de playa, la neverita con refrigerios para aplacar el calor, y unos emparedados o picadera para matar el hambre.

Una de las conveniencias de vivir en la isla del encanto es que no importa de dónde vengas, las distancias son relativamente cortas. Emprende un viaje para visitar la playa Crash Boat en Aguadilla, Jobos en Isabela, o Playa Sucia en Cabo Rojo;  así como los balnearios de Boqueron, Luquillo, Isla Verde, Seven Seas en Fajardo, el de Vega Baja y el Escambrón entre otros.

Quieres seguir conociendo y turisteando, pero deseas cambiar de ambiente con un buen chapuzón fuera de las costas?  Cambia la ruta hacia una de nuestras famosas charcas como lo son Gozalandia en San Sebastián del Pepino, Salto Curet en Maricao, Charca el Morón entre Orocovis y Ciales, así como las Tinajas en Ceiba y Charca Azul en Vega Baja. Todas son espectaculares, con abundantes cascadas y refrescantes aguas.

En las carreteras rumbo a muchas de estas charcas tendrás la oportunidad de hacer paradas en distintos chinchorros y restaurantes con ambiente familiar y casual para disfrutar también de nuestras delicias criollas.

Los meses de junio y julio son perfectos para reservar un tour y visitar el Parque Nacional de las Cavernas del Río Camuy, El Yunque, Cueva Ventana, o las aventuras por el Río Tanamáentre Arecibo y Utuado.  Aprovecha si te gusta la aventura y la montaña y experimenta lanzarte en zip-line mientras vuelas por encima de verdes paisajes.

Nuestra isla ofrece al turista local muchísimas atracciones aparte de las playas, ríos y charcas. Ponce, al igual que San Juan cuenta con pequeños y grandes museos con interesantes historias.

Puedes cambiar el tono de tu paseo y darte la vuelta por la finca de girasoles en Guánica, por una hacienda cafetalera en la montaña, o hasta por un viñedo en Guánica también.

En fin, que si te quedas este verano en Puerto Rico recuerda que puedes gozar desde extensos balnearios hasta hermosas playitas secretas, museos, fincas, haciendas, y cuevas espectaculares que visitar.

Toma las debidas precauciones y asegúrate con los locales de que las áreas se encuentren en las condiciones apropiadas para su disfrute.