Piden que atienda gigantesca roca a punto de caer

Foto: Visualhunt

Morovis – Residentes de Morovis pidieron al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) que atiendan la situación de una gigantesca roca que está a punto de caer pendiente abajo sobre la carretera PR-155, kilómetro 39.5, situación que ha sido informada y documentada desde octubre pasado.

“No fue hasta el mes de diciembre que pasó un ingeniero del DTOP por la zona para constatar lo que se nota a simple vista: en la zona conocida como ‘Las Cataratas’ hubo un serio deslizamiento de terreno luego del paso de los Huracanes Irma y María”, dijeron los residentes en declaraciones escritas.

- Publicidad -

Los vecinos alegaron que un informe oficial del DTOP/ACT denominado ‘Evaluación’, firmado de puño y letra por el ingeniero Víctor J. Gracia Pintado, especialista en estructuras de la Región Norte de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), evidencia que ya el pasado 13 de octubre de hizo un recorrido ocular por la zona, en compañía del doctor Juan Bernal, personal del DTOP y el ingeniero Ríos.

También alegaron que dicho documento indica que “se genera como guía para la toma de decisión en cuanto a los asuntos en el sitio, sin más detalles. Es una roca de aproximadamente de 6 a 8 pies de diámetro la cual se encuentra soportada sobre otra roca de menor tamaño, que le sirve de pie o asiento. La misma representa un riesgo a la seguridad de los usuarios de la PR-155 que discurre de Morovis a Orocovis y a las residencias que se encuentan al pie de la montaña”.

Indicaron que la carta de tres páginas expone como conclusión “la confirmación de la peligrosidad y el riesgo que existe en ese tramo. El desplome de las rocas podría generarse en cualquier momento por movimientos telúricos, erosión, deslizamientos, etc. Es necesario tomar acción prontamente para mitigar el riesgo actual. Para completar dicha tarea, se recomienda la remoción de las rocas expuestas”.

Por su parte, la alcaldesa Carmen Maldonado González explicó que desde octubre pasado lleva haciendo el pedido de auxilio al DTOP, sin que haya habido acción concreta alguna, más allá.

“Las continuas lluvias sobre un terreno enfangado y ya saturado generan deslizamientos que pueden, una vez más, obstruir el acceso a nuestras comunidades. Esta PR-155, es el único acceso seguro a las comunidades de Pasto, Vaga y San Lorenzo, al igual que al pueblo vecino de Orocovis. En la medida que siga lloviendo y aumentando la escorrentía natural en esa zona, esa piedra puede bajar y causaría una tragedia, bien sea a cualquier vehículo que pase por la zona, transeúntes o las casas a la orilla de la carretera”, indicó.

Maldonado informó que personal de la Guardia Nacional también estuvo en el lugar el pasado mes de octubre y le dijeron que volverían a resolver la situación, que se necesitaba dinamita para hacer estallar la piedra y controlar cualquier deslave.

“Todavía los estamos esperando. Si nosotros en el municipio hubiéramos tenido los recursos, créanme que ya lo hubiéramos solucionado. Lo hicimos con el suplido de alimentos al refugio durante el paso del Huracán María, facilitando el paso en la zona del puente colapsado en el Barrio San Lorenzo y en la distribución de agua potable con la compra de camiones cisterna. Pero en este caso es el DTOP o la Guardia Nacional quien tiene que cumplir con su labor. Que no esperen una tragedia para llegar con un ay bendito”, finalizó Maldonado.