“Perdimos a los dos nenes de la Policía en un mismo año”

Esas fueron las palabras que el sargento Louis Maurosa manifestó a este medio a modo de ejemplificar la angustia que siente "la familia de sangre azul" en Ponce, por los asesinatos de los agentes Benjamín de los Santos Barbosa y Roberto Medina Mariani.

Benjamín de los Santos Barbosa y Roberto Medina Mariani. Foto suministrada a La Perla del Sur a Coral Negrón.

Hace a penas cinco meses, el agente del Plan Zona de Ponce, Benjamín de los Santos Barbosa, fue asesinado por un individuo en medio de una intervención.

El pasado lunes, asesinaron también al agente Roberto Medina Mariani. Ambos policías eran los más pequeños del grupo que conformaba parte de esa Unidad, por lo que “la familia de sangre azul” en Ponce, repite hoy la angustia de perder a uno de los suyos.

- Publicidad -

“Perdimos a los dos nenes de la Policía en un mismo año”. Esas fueron las palabras que el sargento Louis Maurosa manifestó con dolor.

La foto que ilustra esta noticia, los muestra “juntos, como se pasaban” y fue compartida con este medio por el sargento, quien también nos compartió en exclusiva la imagen del agente Medina Mariani acompañado de su hija, cuando prestaba servicio a la Guardia Nacional.

Suministrada a La Perla del Sur

La imagen con la pequeña fue utilizada en portada por el medio noticioso NotiUno 630 en una reseña de una entrevista del programa radial En Contacto Directo, del periodista Luis José Moura, donde la niña del policía asesinado, Isis Nahir Medina, de 9 años, le envió un mensaje a los responsables de la muerte de su progenitor:

“Les diría que eso está mal. Aunque haya un montón por ahí, pero eso está mal. Tienen que pagar, tiene que pagar con el resto de su vida o muchos años en la cárcel”, expresó.

La niña habló desde la funeraria Shalom Memorial, en Ponce, con el mismo temple que demostró a este medio durante una entrevista a su abuela (madre del difunto) a solo horas de conocer que su papá había sido asesinado en el cumplimiento del deber.

Fue la noche de lunes, a eso de las 10:30pm, que vándalos entraron al negocio La Tumba, del barrio Magueyes de Ponce, para asaltar a cuatro clientes que se hallaban en la parte exterior del establecimiento. En medio del crimen, Medina Marini intentó detenerlos y perdió su vida en un intercambio de fuego.

Sin embargo, pese a esta tragedia, Isis Nahir se mostró agradecida por todas las personas que asistieron al funeral para ver a su padre por última vez.

“Toda esa gente está agradecida de que salvó esas vidas, y además porque papi es un héroe. Lo queremos así, y la gente que ha venido es porque lo ha querido y están agradecidos con él”…“Estoy orgullosa de él, porque estoy orgullosa de lo que hizo por mí, por mi hermano y por mi familia”, añadió la pequeña en referencia a que Medina Mariani murió con las botas puestas, aunque estaba franco de servicio al momento de los hechos.

Asimismo, la niña aseguró que cuando crezca quiere ser policía para salvar vidas y arrestar criminales. “Para que mi papá desde el cielo esté orgulloso de mí”, sostuvo, entre la multitud.

Mientras, Luz Muñoz Santiago, secretaria en el Precinto La Playa, donde estaba adscrito Medina Mariani se encontraba ahogada en llanto. La mujer contó a La Perla del Sur que era ella quien le servía café al oficial, a un “joven respetuoso que nunca hablaba alto ni mal”.

Al fondo se escuchaban los gritos desgarradores de la hermana mayor del agente, Lesiber Medina Mariani, martillando “¿por qué, por qué, por qué? ¿por qué no estuve allí para defenderte amado hermano?”.

Durante el velatorio, la Superintendente de la Policía, Michelle Hernández Fraley, ascendió en rango al agente caído.

“El perder a un compañero siempre es algo doloroso como ser humano, pero al mismo tiempo trágico para la organización. Nosotros respiramos azul, somos una gran familia, y perder a un compañero es como perder a un hermano”, manifestó Hernández Fraley a la salida de la capilla donde más de un centenar de personas mostraban afecto y respeto al difunto.

“Estas últimas 72 horas han sido muy fuertes”, agregó la coronela, al tiempo que confirmó que la familia tiene a su disposición la ayuda psicológica y espiritual de la cual precisan para lidiar con esta tragedia.

Los sospechosos de este crimen fueron trasladados en la mañana de ayer, miércoles, al tribunal federal en Hato Rey, donde le radicarían cargos por interferir con el comercio interestatal. Fueron identificados como Christian Serrano Delgado, de 19 años, vecino de Punta Diamante y Rubén Santiago Rivera, de 24 años, que fue detenido en la tarde de ayer en el Residencial Dr. Pila.

Mientras que el tercer participante que resultó herido en el atraco fue identificado como Jonathan Valentín Santiago, de 26 años.

El trío se expone a la pena de muerte.