Que no falten en Navidad: plantas medicinales imprescindibles

Menta, malva, salvia, jengibre y tomillo: para la tos, ronquera y dolor de garganta son muy efectivas. Suavizan la garganta irritada, la desinflaman y combaten la molesta tos, la ronquera y afonía.

Foto suministrada

Con el cambio de clima y la llegada de las primeras brisas navideñas, nuestro sistema inmunológico puede verse comprometido y nuestra salud resentida.

Por eso, durante estos meses del año es común escuchar sobre más casos de resfriado, gripe, dolores musculares, articulares, congestión nasal, dolor de cabeza, mala circulación de la sangre, garganta irritada o fiebre.

- Publicidad -

Por suerte, a nuestro alcance están una amalgama de plantas medicinales que pueden ayudar a prevenir y aliviar estas dolencias y síntomas, con remedios caseros y de manera natural.

A continuación, algunas de las más recomendadas por el portal ecoagricultor.com.

Jengibre

Por sus propiedades, este bulbo ofrece beneficios para la salud excepcionales: combate las bacterias y virus y por su acción antioxidante fortalece nuestro sistema inmunológico. ¿Cómo se toma el jengibre? Es muy sencillo, lo puedes rallar y preparar una infusión o añadirlo a tus platos preferidos, tanto dulces como salados.

Malva, menta, salvia, jengibre y tomillo

Para la tos, ronquera y dolor de garganta son muy efectivas. Suavizan la garganta irritada, la desinflaman y combaten la molesta tos, la ronquera y afonía.

Utilícelas elaborando una infusión, poniendo una cucharadita de la planta seca en una taza con seis onzas de agua muy caliente. Se tapa y se deja reposar durante siete minutos. Después se bebe poco a poco cuando se va enfriando.

También puede hacer gárgaras con esta infusión y notará que alivia muchísimo.

Tomillo, equinácea, té verde y orégano

Por sus propiedades antifúngicas, antivirales, antibacterianas e inmunoestimulantes estas maravillosas hierbas medicinales son aliadas para fortalecer el sistema inmunológico.

Puede utilizarlas incluyéndolas en recetas de cocina como sopas (en especial el tomillo, la mejorana y el orégano), en una infusión e incluso usando el aceite esencial de tomillo, mejorana y orégano, por separado.

Menta y eucalipto

Ambas plantas funcionan muy bien para aliviar síntomas de asma, faringitis, bronquitis, sinusitis, resfriado común y gripe. Se pueden utilizar elaborando una infusión (por separado) que bebe cuando está a temperatura ambiente.

También es muy práctico tener a mano los aceites esenciales porque se pueden usar los de menta y eucalipto para hacer vahos. En un bol con un litro de agua muy caliente añada entre cinco y ocho gotas de uno de los aceites, coloca la cara cerca (pero con cuidado, no te quemes) y ponga una toalla cubriendo su cabeza y así evitar que el vapor se escape. Puedes mantenerse así por 20 minutos y repetir varias veces a lo largo del día.

Romero, ginkgo biloba y semillas de mostaza

Durante los meses más fríos del año puede ser común para muchas personas que la circulación sanguínea se resienta y necesiten mejorarla. Estas plantas medicinales son apropiadas para estos casos porque estimulan la circulación.

Se utilizan elaborando una infusión (por separado) y también se recomienda preparar alcohol de romero para la circulación y dolores articulares y musculares. Tenerlo a mano es muy útil en estos casos.

Eucalipto, regaliz, violeta y ortiga

Durante la gripe y el resfriado es muy habitual que se acumule mucosidad. Todas estas plantas son muy útiles para ayudarte a prevenir los catarros y para eliminar el moco acumulado en las vías respiratorias, ya que favorecen su expulsión.

Puedes utilizar estas plantas de uso interno haciendo una infusión (por separado).

Camomilla, milenrama y jengibre

La matricaria o camomilla, también conocida por manzanilla común, es maravillosa para mejorar los casos de artritis, para bajar la fiebre y combatir el dolor de cabeza o cefalea. La milenrama también posee acción antiinflamatoria, antipirética y antimigrañosa. El jengibre, dentro de sus múltiples usos medicinales, también es efectivo para la artritis, fiebre y dolor de cabeza.

La matricaria se usa preparando una infusión con seis onzas de agua y una cucharadita de la planta seca. En el caso de la milenrama se toma igual. El jengibre se puede usar de varias maneras: haciendo una infusión o incluyéndolo rallado en las recetas de cocina.

Romero, lavanda y mejorana

Cuando estás cansada, con dolor muscular y con agotamiento físico y mental, la combinación de estas plantas medicinales resulta excelente para hacerle sentir mejor.

Prepare un baño caliente y añada una cucharada de cada planta seca.

(Esta es solo información general y no sustituye el consejo médico. Consulte con un profesional de la salud sobre la idoneidad de tomar estas plantas, sobretodo, si tiene historial médico particular. Para más artículos sobre el tema acceda a ecoagricultor.com)