Muerte de agente “aguanta” caso contra portavoz del Campamento contra las Cenizas

El testigo principal del caso era el agente asesinado el lunes en Ponce, Roberto Medina Mariani, quien no llegó a testificar en corte, ya que la vista preliminar no se concretó.

Jimmy Borrero Costas. (Foto: Abimael Medina)

El agente Roberto Medina Mariani, a quien vándalos le cegaron la vida el pasado lunes en la noche, era el testigo principal del Ministerio Público en el caso contra el manifestante peñolano Jimmy Borrero Costas, por supuesta agresión grave hacia una autoridad pública.

La primera vista de situación del caso, que estaba pautada para el 17 de agosto de 2017, fue suspendida por una moción de desestimación presentada por los abogados de defensa y se reseñaló para el 7 de septiembre de 2017, pero fue nuevamente suspendida por el paso del huracán Irma.

- Publicidad -

Tras el asesinato del agente y testigo de cargo, la fiscal de distrito Marjorie Gierbolini determinó que se hará otro análisis de la prueba en poder del Ministerio Público para determinar si el caso se sostiene, o no.

“El caso está bajo evaluación”, fueron las palabras de la representante del Ministerio Público en Ponce, en voz de la oficial de Prensa del Departamento de Justicia, Mariana Cobián.

Según el informe oficial de la Policía, Medina Mariani se había querellado por una agresión grave por parte de Borrero Costas hacia su persona, el día después de que ocurriera el forcejeo entre manifestantes y agentes de la Policía, quienes escoltaban a los camiones de AES para que depositaran las cenizas en el vertedero de EC Waste el pasado primero de agosto. El informe detalla  que “en medio de un forcejeo con agente de orden público Borrero Costas agredió al agente Roberto Medina con su mano izquierda en la barbilla y en el cuello”.

Esa misma tarde, el juez Rubén Serrano encontró causa para arresto contra Borrero Costas, uno de los portavoces del Campamento contra las cenizas de carbón, por una violación al Artículo 245 del Código Penal, que consiste ejercer violencia contra alguna autoridad pública.

Al hombre de 59 años se le impuso una fianza de $2,000, con derecho al 10 por ciento, explicó en ese entonces el abogado Donald Milán Guindín, quien forma parte de la batería de abogados que lo defiende.

La querella por agresión grave, según la Oficina de Prensa de la Comandancia, es la 2017- 3 – 057- 002215.

Medina Mariani, quien estaba adscrito a Precinto de La Playa y llevaba sobre seis años en la Uniformada, fue asesinado a tiros en un intercambio de disparos contra asaltantes, en el negocio La Tumba, en el barrio Magueyes de Ponce. Al momento de los hechos, el oficial estaba franco de servicio, pero optó por defender a los civiles.

Aún la Policía no ha enviado información sobre los tres sospechosos que, alegadamente, se detuvieron ayer, ni sobre los dos carros que confiscaron.