Mercadeo en momentos de crisis

Foto suministrada

Luego del paso del huracán María hemos visto cómo nuestra Isla ha sufrido los embates de un fenómeno de marca mayor.

Vivimos un evento catastrófico y aún estamos viviendo los remanentes de esa catástrofe. Miles de puertorriqueños han partido a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida. Otros han perdido sus empleos y no descartan marcharse también.

- Publicidad -

Los negocios, desde el más pequeño hasta el más grande, luchan cada día por mantenerse a flote. Esta lucha viene acompañada de un gasto mayor como el de mantenimiento continuo de un generador eléctrico.

Un gasto que no estaba contemplado seguramente en sus presupuestos. A esto se suma la eliminación o limitación de productos o servicios debido a la falta de electricidad, agua o simplemente la falta de materia prima para poder ofrecerlo.

Esta realidad trae consigo mucha frustración e impotencia que redunda en pérdidas económicas millonarias y hasta en el peor de los casos, el cierre de operaciones.

En medio de este “caos”, es muy típico que los primeros renglones en verse afectados son los del mercadeo y publicidad. Preguntamos: ¿qué papel tiene el mercadeo en medio de la crisis? Respuesta: el de salvar lo que queda y multiplicarlo.

Un dicho popular reza que “en la crisis surgen oportunidades” Eso es totalmente cierto. ¿Cómo su empresa puede hacer uso del mercadeo para mantenerse a flote?

A continuación le ofrezco algunas sugerencias:

*Transforme su producto o servicio a las circunstancias de la crisis.

La crisis es una oportunidad de usted dar a conocer cómo soluciona su producto o servicio, un problema específico durante este periodo crítico. Cómo su marca logre proyectarse durante la crisis será lo que se grabe en la mente de aquellos que se beneficien, escuchen o vean esa promoción.

Cuando pase la crisis esos clientes o personas lo recordarán y continuarán siendo clientes o considerarán convertirse en uno. Si por el contrario, su proyección fue la incorrecta, eso será lo que recordarán.

*Sea específico.

No apele a todo tipo de público. En momentos cuando no todos contamos con el servicio de agua y otros no tenemos el servicio de electricidad, debe apelar y adaptar su producto o servicio dependiendo el caso. Para lograr ser específico, debe recurrir al perfil actual de ese cliente. No ofrezca su producto o servicio a todo el espectro de posibilidades. Eso solo logrará que dé puños al aire.

*Muestre solidaridad.

En ocasiones, cuando sabemos que podemos continuar operando nuestros negocios, entende-mos que nuestro plan de mercadeo puede continuar igual. Podemos, incluso, caer en la venta directa y esperar que nuestra audiencia responda igual que cuando todo estaba bien. Tenga mucho cuidado, el resultado puede ser todo lo contrario.

La falta de tacto en estos momentos difíciles de una marca puede ponerla “de malas” frente al que pudo convertirse en un cliente, y usted perder una oportunidad valiosa.

A través de su marca, de forma directa o indirecta, únase a los esfuerzos de recuperación y ofrezca palabras de solidaridad y aliento sin dejar de ofrecer sus productos o servicios. Haga de sus productos o servicios parte del esfuerzo solidario.

*Escoge los canales de publicidad más costo-efectivos.

Si es necesario disminuir el presupuesto de lo que inviertes en publicidad, utiliza los canales más costo-efectivos como los digitales o aquellos en los que su potencial cliente se impacte de forma directa. Los mejores precios y tarifas están disponibles precisamente en momentos de retos como estos. Incluso hay espacio para negociar tarifas. ¡Aprovéchalo!

Si de algo usted tiene que estar claro es que no debe detener los esfuerzos de mercadeo de su negocio en momentos de retos. Ahora más que nunca aquellas marcas que se mantengan activas son los que se beneficiarán cuando Puerto Rico se recupere.

Vivimos el momento más difícil de nuestra historia, por lo que ofrecer una experiencia a tus clientes y potenciales clientes resaltará tu marca de las demás. Hoy los puertorriqueños necesitan vivir esas experiencias que impacten su vida para bien. Convierte tu marca en ese agente de cambio.