Marielisa Ortiz Berríos: madre bloguera que educa a sus hijos en el hogar

"El homeschooling es un estilo de vida que beneficia a toda la familia de muchas maneras. Es un estilo de vida que nos permite educar a nuestros hijos sin presiones, sin estándares ni competencias".

Foto Instagram MamáEduca

Desde que la comunicadora Marielisa Ortiz Berríos se convirtió en madre, a sus 28 años, supo que quería asumir el “rol de madre a tiempo completo”. Empero, reconocía que en Puerto Rico las leyes de maternidad carecen de flexibilidad.

Las madres que añoran criar piel con piel, dando el fruto de sus pechos, se topan con óbices en el camino, compartió. Sin embargo, su historia delata que poco a poco, ella ha aprendido a rebasar las circunstancias.

- Publicidad -

Su pasión por comunicar y educar va de la mano con el tiempo que le dedica a sus tres hijos, un varón de ocho años y dos niñas mellizas de tres. Se goza sus “ocurrencias, logros, risas, abrazos, besos, palabras de cariño, tropiezos, adelantos, compañía y amor”. Por ello, cuando perdió un empleo estable por la Ley 7 del año 2009,  a pocos meses de dar a luz, comenzó a trazar una asombrosa ruta como profesional independiente (freelance) y madre 24/7.

Ortiz Berríos, natural de Bayamón, está convencida de que, aunque ser madre y profesional pueden ser compatibles, lo ideal es que se puedan balancear ambos roles. Puntualizó que le “encanta” su profesión, mas ama ser mamá.

“Amo cuidar a mis niños. Amo la crianza de apego, por lo que prefiero sacrificar el salir a trabajar a una oficina durante el día o estar en la calle trabajando, para dedicarme a ellos”, expresa con convicción.

Tales principios la llevaron a educar a sus pequeños en el hogar y, una vez estos se acostaran a dormir, dar rienda suelta a sus conocimientos en genuinos proyectos. Entre estos, el exitoso blog MamáEduca donde esta egresada de bachillerato en comunicaciones y maestría en planificación ambiental camparte sus vivencias como madre de dos bebés prematuras; la experiencia de dos cesáreas; consejos para un estilo de vida saludable y eco amigable; maneras de alcanzar una lactancia exitosa; pero ante todo, su peritaje como educadora en el hogar.

Según una de sus entradas en este sitio web, para el año 2014, en tan solo un mes de “homeschooling” percibió las mejoras en el aprendizaje y desarrollo de su unigénito, en aquel momento. La madre que actualmente tiene 37 años, describe esta práctica como “un estilo de vida que beneficia a toda la familia de muchas maneras”, al tiempo que permite que la niñez aprenda de una manera “integral, independiente y autodidacta”.

“Es un estilo de vida que nos permite educar a nuestros hijos sin presiones, sin estándares ni competencias”, agregó tras acentuar que como madre su deber primordial es educar a sus hijos.

No es “fácil”, recalcó, ya que cada niño tiene un carácter diverso. Sin embargo, consideró que tampoco es “difícil” porque abraza la gesta de criar e informar, simultáneamente.

“En Puerto Rico, la educación en el hogar está creciendo y es un tema que interesa mucho, tanto a los educadores en el hogar como a los que tienen a sus hijos en la escuela. Al pasar el tiempo me he dado cuenta y reafirmado de la necesidad de información pues periódicamente recibo mensajes de madres que desean comenzar a educar en el hogar y no saben cómo hacerlo. Me encanta poder ser inspiración para otras madres en este tema y otros relacionados”, manifestó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cómo lo haces, cómo manejas el tiempo para ti, tu profesión, tus escritos que sirven de ayuda a la humanidad?, inquirió La Perla del Sur.

“Durante el día prácticamente no trabajo nada en la computadora y tampoco en el celular, me desconecto y trabajo solamente con los niños, la educación de ellos y la casa. Mi esposo y yo llegamos a un acuerdo en el que algunos días en la semana cuando él llega de trabajar y no tiene que salir a llevar al niño mayor a sus prácticas de soccer, se queda con los niños mientras yo aprovecho y trabajo. De esa manera, me ha funcionado mejor, las cosas en la casa no se me atrasan, estoy más enfocada con los niños y luego dedico algunas horas exclusivas para crear en mi espacio”, explicó.

Crianza en la generación “touch”

Aunque su manera de generar ingresos involucra el uso de aparatos electrónico, Ortiz Berríos procura que su prole pase por la niñez sin la necesidad de utilizar estos en extremo; limita su uso a días específicos.

Mientras tanto, los niños siembran, exploran y forman parte de equipos deportivos, momentos que su mamá aprovecha para demostrarles la esencia de respetar todas las formas de vida.

¿Qué es lo más difícil que se te ha hecho en la crianza?

“He tenido mis momentos de dificultad, no lo puedo negar. Mis momentos de tristeza y desesperación. Creo que lo más difícil ha sido lidiar con los momentos que los niños requieren disciplina y uno necesita más paciencia, pero mientras más se ejerce más se aprende. Por eso digo que es una escuela de la vida. Uno como madre debe tratar de ser lo mejor posible para sus hijos pues somos el ejemplo para ellos.  Otro momento difícil fue cuando nacieron mis niñas, pues fueron prematuras. Los primeros seis meses (es más ese primer año), fueron bastante difíciles, pero gracias a Dios ellas superaron lo más complicado y hoy son unas niñas saludables”.

¿En qué áreas crees que las madres están más desventajas en la Isla? Si existen esas áreas, ¿qué se necesita para iniciar un cambio?

“Considero que las leyes de maternidad en Puerto Rico deberían ser más flexibles. Muchas madres están empoderándose más fuertemente de la crianza de sus hijos, la lactancia y la crianza con apego, y en cierta medida, las leyes laborales no ayudan en ese proceso. Necesitamos leyes más flexibles donde las madres puedan pasar más tiempo con sus hijos, particularmente esos primeros seis meses. Además, gracias a la tecnología e internet muchos trabajos se podrían realizar fácilmente desde las casas y deberían darle la opción a la madre de decidir si prefiere trabajar remoto o en la oficina, o quizás un horario flexible. Debemos dar pasos más firmes en ese sentido”.  

Ortiz Berríos compartió que uno de los consejos más importantes que ha recibido en su vida es que “mantenga el enfoque” en sus responsabilidades. Es decir, “que en el día a día no pierda la mirada de las cosas que realmente importan y ameritan por distracciones pasajeras que no llenan ni reconfortan”, concluyó.

  • Gracias al Periódico La Perla del Sur y a la periodista Coral Negrón por la entrevista y el artículo. Me encantó. Y felicidades a todas las madres.