Los Leones volverán a la Liga de las Américas

Al cierre de esta edición, la franquicia confirmó que un auspiciador hará posible su participación en el torneo.

Foto suministrada

Cuando todo parecía indicar que por segundo año seguido los Leones de Ponce estarían activos en la Liga de Las Américas (LDA), las condiciones dieron un vuelco.

Esta misma semana, la administración del quinteto lucía inclinada a dejar a un lado su participación y concentrarse estrictamente en la próxima temporada del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

- Publicidad -

La gerencia de los Leones le había manifestado a FIBA-América su deseo de regresar a la competencia después del éxito deportivo que tuvieron este año, cuando terminaron en la tercera posición, aun cuando su elenco de jugadores sufrió algunas bajas en la ronda final del torneo.

Ese éxito se reflejó también en lo económico, al presentar las primeras dos etapas de la competencia en el Auditorio Juan “Pachín” Vicéns, lo que generó un evidente movimiento en la economía de la ciudad que impactó, especialmente, a hoteles y restaurantes de la zona.

Esas, principalmente, fueron las razones para que la gerencia deseara regresar a la competencia que reúne a algunos de los principales clubes de baloncesto de Centro, Suramérica y el Caribe.

Y luego de varias semanas FIBA-América aceptó a Ponce en el torneo.

“Preliminarmente FIBA comunicó que Ponce iba a estar participando en el torneo”, señaló Oscar Misla Villalba, integrante de la Junta de Directores de los Leones de Ponce en el BSN.

Incluso, la información ubicaba a Ponce jugando en el Grupo C que tendría como sede la ciudad de Corrientes, al norte de Argentina, junto a los equipos de Regatas, Estudiantes -ambos de Argentina-, así como el Hebraica-Macabi de Uruguay.

La gerencia de los Leones buscaba que los organizadores del torneo los movieran de sede, aduciendo que eran los Leones el equipo que más dinero tendría que desembolsar en gastos aéreos, lo que podría afectar la economía de la franquicia.

Además, la fecha programada para los juegos del Grupo C -del 2 al 4 de febrero- le daba poco tiempo de preparación al quinteto, tomando en consideración que el resto de los clubes ya están activos en sus torneos.

“Eso era lo que nuestro gerente general (Gabriel Ortiz) estaba trabajando”, dijo Misla Villalba.

Pero el factor principal que podía inclinar la balanza a declinar la participación de los Leones en el torneo de la LDA, de FIBA mantener la decisión de dejarlos en el Grupo C, eran los costos de transportación.

Incluso, después de las aparentes fallidas gestiones realizadas por Ortiz para que Ponce no tuviera que jugar en Argentina esa primera fase, la gerencia del quinteto estaba inclinada a desistir de sus intenciones para participar.

Por fortuna, al cierre de esta edición los Leones confirmaron que un auspiciador habría de costear los gastos de viaje del equipo.

Según reveló Misla Villalba, ahora la atención del equipo se concentra en la posibilidad de sumar al elenco al veterano armador Carlos Arroyo.

“Iniciaremos las conversaciones en las próximas horas”, anunció el ingeniero Misla.