Leones de Ponce: rinde frutos su hermética defensa

Cliff Durán ha ido levantando su nivel de juego al promediar 9.8 puntos por juego, con un excelente 60 por ciento de éxito en sus intentos desde el área de los tres puntos.

Foto suministrada

Tras culminar la primera semana de competencia, los Leones de Ponce lograron sumar tres victorias en sus primeros cinco partidos, para mantenerse como uno de los mejores equipos en el standing del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Apoyados en su hermética defensa, los Leones han podido sobrevivir algunos baches ofensivos para obtener victorias.

- Publicidad -

Tan evidente ha sido el juego defensivo del quinteto ponceño en este inicio de torneo que es el único renglón en las estadísticas de la liga, tanto ofensivas como defensivas -incluyendo colectiva como individualmente, que los Leones lideran.

Al cierre de esta edición, Ponce se mantenía como el quinteto que menos puntos les permitía a los contrarios al conceder 81.2 puntos por juego, superando a los Santeros de Aguada, a quienes los rivales les anotan 81.4 por desafío.

“La defensa se está viendo bien, están haciendo la ruta y dando las ayudas necesarias”, expresó sobre la defensa del equipo el dirigente de los Leones, Wilhelmus Caanen.

Otro departamento en el que los Leones se destacan co-lectivamente es en los rebotes al  promediar 36.4 por noche y compartir -con Arecibo- la segunda posición en un reglón que es dominado por Aguada.

Llama la atención que los Leones han podido mantenerse entre los líderes en rebotes, aun sin contar con un jugador que domine las tablas. Solo Chris Walker, quien de paso ha visto como se ha reducido significativamente su tiempo en cancha, aparecía entre los líderes con un promedio de 5.8.

En el aspecto ofensivo, el equipo ha dependido del refuerzo estadounidense Mike Young, quien en los primeros cinco partidos promediaba 22 puntos por juego, manteniéndose entre los líderes en ese departamento.

Aunque el coach se muestra satisfecho con el trabajo de Young, todavía espera que su ofensiva sea más balanceada.

“No me gusta tener que depender de Mike Young, prefiero que sea una herramienta adicional para que los otros jugadores le puedan sacar provecho, pero tiene que haber una coope-rativa de espacio, de más movimiento del balón y buenas cortinas para que entonces haya un balance ofensivo. Si Mike Young mete 30, bienvenido sea, pero que sea dentro de lo que queremos hacer, una participación colectiva”, expresó el dirigente ponceño.

Basado en esa filosofía, el coach ponceño espera una mayor aportación del resto de la plantilla.

“Necesito que todos participen de la ofensiva para crear ese balance”, añadió.

Al parecer ese mensaje llegó a los jugadores, ya que en la victoria ante Humacao surgieron otras figuras ofensivas como Cliff Durán y Ángel Daniel Vassallo.

Durán, de paso, ha ido levantando su nivel de juego al promediar 9.8 puntos por juego con un excelente 60 por ciento de éxito en sus intentos desde el área de los tres puntos. Brinda, además, mucha energía en la defensa.

“Yo estoy aquí para lo que el coach me necesite. Soy un jugador que me gusta anotar, pero si no tengo puntos una noche trato de hacer otras cosas en la cancha como defender, llevarme unas bolitas (robos), llevar el tiempo de juego, ayudar en lo que pueda y creo que lo estoy haciendo”, señaló Durán, quien fue la primera selección de los Leones en el sorteo de los equipos recesados.

Esta semana promete ser una difícil para los Leones, ya que tienen que viajar el miércoles a San Germán para luego tener su primer ‘back to back’  el jueves, cuando reciban la visita de los líderes del torneo los Vaqueros de Bayamón y el regreso del dirigente ponceño Nelson Colón, ahora con los Vaqueros.

Los Leones cierran la semana visitando a los Piratas el sábado en Quebradillas.