Para largo el transporte de cenizas de AES a Peñuelas y Humacao

En los 18 operativos nocturnos efectuados entre el 11 de julio y 24 de agosto, AES ha enviado al vertedero EC Waste de Peñuelas sobre 15 mil toneladas de cenizas de carbón, con el respaldo de cientos de agentes de la Policía de Puerto Rico.

Foto archivo

Los operativos nocturnos para el traslado de miles de toneladas de cenizas de la planta AES en Guayama continuarán al menos hasta el 10 de enero de 2018, desvela una comunicación interna entre el presidente de esa empresa, Manuel Mata, y Randy Jensen, presidente de la corporación EC Waste.

En la carta emitida el pasado 10 de julio, Mata además reclama a Jensen que extienda a 24 horas la operación de sus vertederos en Peñuelas y Humacao, destino al cual AES ha solicitado desplazar una cantidad no precisada de este desperdicio industrial.

- Publicidad -

A lo largo de 18 operativos nocturnos efectuados entre el pasado 11 de julio y 24 de agosto, AES ha enviado al vertedero EC Waste de Peñuelas sobre 15 mil toneladas de cenizas de carbón hidratadas -a las que denomina Agremax- con el respaldo de cientos de agentes de la Policía de Puerto Rico y cuantiosos recursos de este cuerpo, incluyendo patrullas, motoras y helicópteros.

Solo el primer operativo representó para la Uniformada un gasto de $6,232 en horas extra y combustible, reveló una carta divulgada este martes por José Elías Torres de WPAB Radio en Ponce. El documento oficial fue firmado por el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor Pesquera.

La misiva, sin embargo, no detalla el número de policías que se ha activado en 18 ocasiones para proteger la vía de acceso a EC Waste en Peñuelas, ni cuánto han costado las escoltas policíacas a camiones entre Guayama y Peñuelas en igual cantidad de veces.

Tampoco cuánto dinero adicional se ha requerido para trasladar hasta la entrada de AES en Guayama motoras, patrullas, decenas de policías y escuadras de la Unidad de Operaciones Tácticas, en otras nueve ocasiones.

Una hoja reveladora

En la comunicación, Mata delata su intención de despachar a los vertederos de Humacao y Peñuelas cenizas volantes (Fly Ash) y cenizas de base (Bottom Ash), para que EC Waste las maneje de “forma beneficiosa” en la solidificación de sus desperdicios líquidos.

Asimismo, el ejecutivo detalla por escrito que planea enviar a estos rellenos sanitarios cenizas hidratadas para su disposición final.

Ambas acciones, sin embargo, fueron proscritas por la “Ley para prohibir el depósito y disposición de cenizas de carbón o residuos en Puerto Rico”, también conocida como Ley 40: legislación que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares firmó seis días antes de que Mata enviara la carta.

Además, las declaraciones del Presidente de AES Puerto Rico son incongruentes con aseveraciones hechas a La Perla del Sur por Alfonso Orona Amilivia, principal asesor legal de Rosselló Nevares.

“En Peñuelas no se está depositando ‘fly ash’ ni ‘bottom ash’, tal y como sale de la quema de carbón. Lo que se deposita es un producto que está permitido por la Agencia Federal de Protección Ambiental y la Junta de Calidad Ambiental”, expresó en breve entrevista con este semanario, el pasado 7 de agosto.

¿Traje a la medida?

La carta de Mata a Jensen, sin embargo delata algo más, advirtió Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental y asesor ambiental del senador Juan Dalmau Ramírez.

Según expuso, copia del documento fue entregada a la Junta de Calidad Ambiental (JCA) el 11 de julio y esa misma noche cerca de 300 policías procedentes de toda la isla fueron movilizados a Tallaboa para contener a activistas opuestos al depósito de cenizas, algo que debió requerir planificación de la Uniformada “con varias semanas de anterioridad”.

“Y esto lo que demuestra que AES y EC Waste ya coordinaban con el gobernador y la Policía, mucho antes de informarle oficialmente a la Junta de Calidad Ambiental su intención de realizar el depósito de cenizas tóxicas en Peñuelas, y mucho antes de que el gobernador firmara la Ley 40”.

“El gobernador firmaba falsamente la Ley 40”, continuó, “mientras ya había coordinado con la carbonera AES y la basurera EC Waste el depósito de las mismas, y ya le había entregado a ambas empresas la Policía para velar sus instalaciones y escoltar sus camiones”.

Con esta postura coincidió el profesor universitario y activista de derechos humanos José Raúl Cepeda Borrero, quien de paso cuestionó “por qué estas empresas recurren a la oscuridad de la noche para llevar a cabo una actividad que, si fuera legitima, se haría a la luz del día como una operación normal de negocios”.

“La falta de transparencia entre las fechas demuestra que eso se viene planificando con la participación de funcionarios de alto nivel del gobierno durante semanas y cuidado si hasta meses”, destacó.

“Y el hecho de que ahora aflore ese plan a largo plazo también pone en entredicho la credibilidad de los señores legisladores, quienes prácticamente han tenido meses para corregir el supuesto error o engaño al que los indujeron, pero no radican el proyecto de ley que enmiende el error”.

“Al final, lo que todos demuestran es que no hay ninguna intención de corregirlo y que no hubo tal engaño”, sentenció Cepeda Borrero.

Sin reacciones

Desde el 5 de enero de 2016, La Perla del Sur ha solicitado por escrito entrevista con el presidente de AES Puerto Rico: diálogo que no se ha concedido, a pesar de que el 5 de mayo de ese año el relacionista público contratado por la empresa aseguró que la entrevista ocurriría en el momento “más apropiado”, y el 28 de marzo de este año escribió “Te aviso en un par de semanas”.

Al cierre de esta edición, también se preguntó a Axel Valencia Figueroa, de la Oficina de Prensa de la Policía, si la Uniformada participará de los operativos de descarga de cenizas en Peñuelas o Humacao hasta el mes de enero, pero no se recibió respuesta.