Lanzan nave rumbo a la Estación Espacial Internacional

BAI031. BAIKONUR (KAZAJISTÁN), 12/09/2017.- La nave espacial Soyuz MS-06 despega hacia la Estación Espacial Internacional (EEI) hoy, martes 12 de septiembre de 2017, en el cosmodromo de Baikonur (Kazajistán), (Foto: EFE / MAXIM SHIPENKOV)

Washington – La nave tripulada Soyuz MS-06, bajo el mando del comandante ruso Alexander Misurkin, fue lanzada este martes desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI).

La Soyuz despegó con ayuda de un cohete portador Soyuz FG de tres fases.

- Publicidad -

A bordo de la nave, además de Misurkin, viajan los ingenieros de vuelo estadounidenses Mark Vande Hei y Joe Acaba, ambos de la NASA.

En 2011, la agencia espacial estadounidense suspendió su programa de lanzamientos a la EEI, pero recientemente decidió colaborar con Rusia para enviar astronautas a la estación, que se encuentra a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra.

El comandante Misurkin inicia con este viaje su segunda estancia en la EEI.

Por su parte, Acaba cuenta en su historial con 138 días pasados en el espacio a lo largo de dos misiones, mientras que el del Soyuz MS-06 será el primer viaje espacial para Vande Hei.

En caso de que las condiciones lo permitan, la aeronave adoptará la primera opción de su plan de vuelo, que le permitiría desplazarse a una mayor velocidad, lo que permitiría a la Soyuz MS-06 acoplarse a la EEI el miércoles, tras poco menos de seis horas de vuelo.

Si los parámetros orbitales no se alinean con los necesarios para ejecutar esta primera opción de vuelo o si no se pueden verificar una serie de datos, la torre de control deberá optar por un plan de vuelo alternativo, que contempla un viaje de aproximadamente 48 horas.

La EEI, un proyecto de más de $150 billones en el que participan 16 naciones, está actualmente integrada por 14 módulos permanentes.

La órbita de la plataforma es elevada cada cierto tiempo con ayuda de los propulsores de naves acopladas a ella, ya que la EEI pierde diariamente entre 100 y 150 metros de altura debido a la gravitación terrestre, la actividad solar y otros factores.