En la zona sur: Se esfuman a lo largo de una década 42 mil puestos de trabajo

Foto: archivo

(Segundo y último de una serie) La desaparición de 18,570 empleos ocurrida en la ciudad de Ponce durante los pasados diez años es solo el principio.

Como confirma una revisión de las estadísticas oficiales del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), entre los años 2006 y 2016 otras 23,543 plazas de empleo se han esfumado en diez municipios de la zona sur.

- Publicidad -

Con este contagio, el total de empleos que han desaparecido en la región a lo largo de la pasada década alcanza la insospechada cifra de 42,113, número que compara con población total del municipio de Guayama.

El hecho, además, coincide con un declive en la densidad poblacional de la región, que desde el 2006 ha significado 54,693 habitantes menos.

“No salimos del atolladero porque no tenemos un proyecto de país. Nos seguimos viendo como pequeñas tribus ideológicas y el resultado es que en diez años no hemos podido salir de esta situación”, resaltó la economista y expresidenta de la Cámara de Comercio del Sur, Elena Colón Parrilla.

Entre los municipios más castigados por la fuga de empleos resalta Yauco, que perdió 5,589 puestos de trabajo entre los años 2006 y 2016. En ese periodo, su empleomanía se redujo de 14,500 a 8,911, una caída de 38.5 por ciento.

De esta manera, Yauco cayó de tercero a quinto en la lista de municipios con mayor número de empleos en la zona. Le anteceden Ponce, Juana Díaz, Guayama y Coamo.

En Guánica, el municipio con menos empleos de la región, se perdieron 2,165 puestos o 38.6 por ciento, mientras que en Peñuelas la contracción fue de 34.5 por ciento, de 7,800 a 5,108.

La merma en los municipios de Guayama (-2,893), Salinas (-2,189), Villalba (-2,161) y Guayanilla (1,581), fue de entre 22 y 26 por ciento, para un total de 8,824 plazas.

En Juana Díaz, el segundo municipio con más empleos del sur (13,076) la pérdida fue de 17.2 por ciento o 2,724 puestos de trabajo.

Los municipios que menos empleos perdieron -tanto numéricamente, como en términos porcentuales- fueron Santa Isabel (ocho por ciento) y Coamo (nueve por ciento). Estos sufrieron mermas de 640 y 909 puestos, respectivamente.

“Yo creo que el golpe fuerte a la economía viene ahora”, lamentó por su parte el economista ponceño Luis Rey Quiñones Soto. “Creo que vamos a continuar viendo a personas salir del país y el desempleo va a continuar”.

“Si el Puerto de Las Américas se hubiera aprovechado, definitivamente ahora estaríamos en otro escenario”, añadió.

Menos plazas en el gobierno

Entretanto, en los 11 municipios sureños analizados, se observó una contracción de 13 por ciento en el número de empleados gubernamentales (federal, estatal y municipal). Entre todos se perdieron 2,387 puestos desde el 2010, la mayoría en Ponce y Guayama.

Aun así, se reportaron reducciones de entre 8 y 26 por ciento en los municipios de Coamo, Guayanilla, Juana Díaz, Salinas, Santa Isabel y Yauco.

“Cuando se cortan los gastos, sabemos que va a haber menos dinero circulando en la economía, pero esa ha sido la visión del gobierno para cuadrar el asunto fiscal. La realidad es que ese problema fiscal se resuelve a largo plazo con un movimiento de la economía, con generación de empleos. Es un atolladero bien difícil y bien lamentable”, opinó Colón Parrilla.

No obstante, aún con esta tendencia, en Villalba se disparó el número de trabajadores de gobierno, de 504 a 814, un aumento de 38 por ciento. Entretanto, en Guánica y Peñuelas se observaron incrementos menores en la empleomanía gubernamental.

Decaimiento en la manufactura

Las estadísticas del DTRH confirman también que el sector de la manufactura ha sido igualmente golpeado.

La peor caída se observó en Guayama, donde el promedio de empleos se redujo de 2,571 en el primer trimestre del 2010 a 1,190 en los primeros meses del 2016, una reducción de 1,381 puestos o 53.7 por ciento.

En Ponce se perdieron otros 1,091 empleos en fábricas (24 por ciento) del 2010 al 2016, mientras que el golpe en Salinas fue de 58 por ciento al desaparecer 140 de los 241 trabajos de manufactura existentes al 2010.

La pérdida de empleos de manufactura en estos municipios contrasta con leves aumentos cuantificados en Yauco, Coamo, Guayanilla y Peñuelas.