La EPA propone añadir la facilidad de PROTECO en Peñuelas a lista Nacional de Superfund

La investigación académica ha demostrado que las limpiezas Superfund reducen los defectos de nacimiento dentro de aproximadamente 1 milla del lugar hasta en un 25%

Scott Pruitt, administrador la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Foto: EFE/JIM LO SCALZO

Nueva York – La Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) anunció hoy la inclusión de seis nuevos lugares en la Lista Nacional de Prioridades (NPL, por sus siglas en inglés) del programa Superfund, además de proponer añadir a otros tres sitios peligrosos a su Lista Nacional de Prioridades, entre estos la facilidad de PROTECO en Peñuelas.

Dicha facilidad operaba como un vertedero de desperdicios peligrosos. Desde 1975 hasta 1999, este vertedero aceptó una variedad de desechos, incluso lodos residuales de enchapes (galvanoplastía), plaguicidas y desechos farmacéuticos e industriales de múltiples orígenes.

- Publicidad -

El agua subterránea bajo el lugar se encuentra contaminada con mercurio y solventes. PROTECO, antiguo propietario del lugar, cerró el relleno sanitario en la década de 1990, la abandonó en 2009, y no ha realizado el mantenimiento ni monitoreo que se requiere.

En todo Puerto Rico, se monitorean regularmente las fuentes de agua potable de la comunidad a fin de asegurar que la calidad del agua cumpla con las normas del agua potable.

“La EPA está haciendo tremendo progreso avanzando a estos lugares a través del proceso de Superfund y devolviéndolos a un reusó seguro y productivo,” señaló Scott Pruitt, Administrador de la EPA.

“Al añadir a estos sitios a la Lista Nacional de Prioridades propuesta y final estamos dando el próximo paso para limpiar estos sitios y crear un ambiente más saludable para las comunidades afectadas.”

“Añadir a este sitio a nuestra lista de Superfund nos dará las herramientas legales y técnicas que necesitamos para abordar la contaminación en este antiguo vertedero y proteger a la comunidad de Peñuelas”, indicó Pete López, Administrador Regional de la EPA.

“El agua es vida, y es por eso que trabajaremos agresivamente con el Gobierno de Puerto Rico para abordar las fuentes de desperdicios que han migrado del lugar y el agua subterránea contaminada que hay en el sitio.”

“Una vez más, el trabajo entre las agencias estatales y federales es vital para beneficiar a nuestros ciudadanos y ofrecerles una mejor calidad de vida. Apoyamos la propuesta de incluir este lugar en la Lista de Prioridades Nacionales de la EPA. Al abordar la contaminación en sitios como este antiguo vertedero, aseguraremos la limpieza de las instalaciones, brindaremos justicia social a los residentes de Peñuelas y continuaremos protegiendo la salud humana y el medio ambiente,” dijo la Directora Ejecutiva de la Junta de Calidad Ambiental, Tania Vázquez-Rivera.

Los pozos privados y públicos circundantes al lugar, y que sirven de abasto de agua potable, pueden verse amenazados por el agua subterránea contaminada bajo la instalación de PROTECO.

Primero, la EPA investigará a fondo el lugar para determinar la naturaleza y la extensión de la contaminación y para desarrollar un análisis de las maneras más factibles de abordar su limpieza.

Habrá numerosas oportunidades en la investigación de Superfund y en las fases de limpieza para que participe la comunidad local.

La investigación académica ha demostrado que las limpiezas Superfund reducen los defectos de nacimiento dentro de aproximadamente 1 milla del lugar hasta en un 25%.

Las limpiezas también aumentan los ingresos por concepto de impuestos y crean empleos durante y después de estas.

Conforme lo indican los datos de la EPA, 487 de los 888 sitios Superfund restaurados para reutilización apoyaron aproximadamente 6,600 empresas en 2017.

Las operaciones continuas de estas empresas generan ventas anuales de $43.6 billones, empleando más de 156,000 personas que ganaron un ingreso combinado de $11.2 billones.

Antecedentes

 El programa Superfund, establecido por el Congreso en 1980, investiga y limpia sitios de desechos peligrosos.

La ley Superfund indica a la EPA actualizar la Lista Nacional de Prioridades (NPL, por sus siglas en inglés) anualmente. Solo los sitios agregados a la NPL son elegibles para recibir financiamiento federal destinado a la limpieza de largo plazo.

El Administrador Pruitt ha establecido la expectativa de que habrá un enfoque renovado en acelerar el trabajo y progreso en todos los sitios Superfund de todo el país.

La EPA agrega sitios a la NPL cuando la contaminación amenaza la salud humana y el ambiente, eliminando sitios de la NPL una vez que se han concluido todas las acciones de respuesta y se hayan logrado todas las metas de limpieza.

Los seis lugares que se agregan ahora a la NPL fueron incluidos en la regla propuesta más reciente en enero de 2018, evidencia del compromiso de la EPA para agilizar el proceso de Superfund.

FUERZA DE TAREA SUPERFUND

En mayo de 2017, el Administrador Scott Pruitt estableció como tarea restaurar el programa Superfund de la EPA a su lugar de origen, al centro de la misión fundamental de la Agencia a fin de proteger la salud y el medio ambiente.

La NPL es un área de enfoque de las Recomendaciones del Grupo de Trabajo de Superfund que se anunciaron en julio de 2017 para mejorar y revitalizar el programa Superfund.

Se pueden ver las Recomendaciones del Grupo de Trabajo de Superfund en https://www.epa.gov/superfund/superfund-task-force-recommendations

Para ver notificaciones del Registro Federal y documentos de justificación de los sitios propuestos y finales: http://www.epa.gov/superfund/current-npl-updates-new-proposed-npl-sites-and-new-npl-sites