De La Católica embajadora de la Fundación Jane Goodall

En la isla, la universitaria Carla Montalvo (a extrema derecha) ha comenzado a ofrecer charlas en escuelas y colegios sobre conservación del ambiente y talleres de reciclaje.

Foto suministrada

La estudiante de Maestría en Ciencias Ambientales de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), Carla Montalvo, fue escogida como embajadora de Puerto Rico para la reunión anual de la Fundación Roots & Shoots de la doctora Jane Goodall.

Goodall es una afamada activista ambiental que ha dedicado su vida al estudio de los chimpancés, la educación, la preservación ambiental y de las especies.

- Publicidad -

Según relató la estudiante de 28 años de edad, tuvo el privilegio de ser nominada y seleccionada a este importante encuentro global celebrado en Londres, para conocer los retos ambientales de múltiples países y crear lazos educativos con ellos.

En la reunión anual, además, asistió a talleres y ofreció dos conferencias en las que habló de los problemas ambientales, políticos y económicos de Puerto Rico.

“En una tuve la oportunidad de hablar extensamente sobre el problema de las cenizas en Peñuelas, enfocándolo en el tema de la paz. Un choque constante entre la policía y la comunidad definitivamente roba la paz a las personas que viven allí. Además, manifiesta el serio problema ambiental de la disposición de desperdicios”, indicó.

“Recibí muchísimo apoyo de parte de ambientalistas de todo el mundo al relatar lo que está ocurriendo en Peñuelas”, continuó.

La joven puertorriqueña, que también trabaja en la isla como voluntaria del Fideicomiso de Conservación, ofreció además una conferencia sobre el trabajo de esa entidad en el monitoreo del sapo concho, el único sapo endémico que está en peligro de extinción por las amenazas de otras especies y amenazas a su hábitat.

De vuelta a su isla, la embajadora boricua contempla ofrecer charlas en escuelas y colegios sobre conservación del ambiente y talleres de reciclaje.

“Vamos a motivar a los jóvenes a crear sus propias organizaciones y desarrollar sus propios proyectos. El programa integra iniciativas de reciclaje, reforestación y protección de los animales. Buscamos motivar a los jóvenes a que hagan todo lo que puedan para hacer la diferencia”, agregó.

Asimismo, ya se prepara para establecer lazos educativos y de paz con embajadores de Argentina, Chile y Guatemala.

“El 21 de septiembre se celebra el Día de la Paz Mundial y mi campaña va a estar orientada a trabajar con las compañeras de Chile, Argentina y Guatemala para promover la educación de los jóvenes, enfocándonos en intercambiar información sobre la biodiversidad, promover el reciclaje en las escuelas y estrechar lazos con estos países”, reiteró.

Esta campaña internacional consiste en que Carla, así como las embajadoras de los países suramericanos, ofrecerán talleres en escuelas sobre materiales reciclables. Con ellos, los estudiantes construirán réplicas de aves endémicas de sus países, incluirán información sobre la diversidad de esas aves y escribirán un mensaje de paz.

“De Puerto Rico se enviarán cajas de aves para Chile, Argentina y Guatemala, y de esos países van a enviarnos las aves endémicas que hayan hecho los estudiantes de allá. De esta manera, estaremos haciendo un intercambio cultural y promoviendo el reciclaje, así como la educación de la biodiversidad”, sostuvo la joven embajadora.