En la ACT: Dan luz verde a primera fase de mejoras en la carretera PR-10

Foto archivo

Tan pronto como en dos semanas, el aclamado proyecto de repavimentación de la carretera PR-10 en Ponce podría comenzar a revertir años de reclamos y promesas incumplidas.

Como reveló a La Perla del Sur la directora ejecutiva de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), Carmen Villar Prados, la primera fase del proyecto de mejoras ya fue subastado y su inicio ha sido pautado para la primera semana de agosto.

- Publicidad -

La obra incluye la rehabilitación de un tramo de ocho millas, entre el kilómetro 1.83 al 14.9, situado entre la PR-52 (desvío Letras de Ponce) y el sector Pastillo Tibes.

El proyecto de $7.2 millones, aprobado con una asignación del Departamento de Transportación Federal, fue adjudicado a la compañía Ferrovial Agroman LLC.

“Es un proyecto bastante abarcador al incluir muchas cosas, porque no se trata de “bachear”, como lo conocemos comúnmente. Estamos hablando de una escarificación completa y atender todos los aspectos. No es solamente atender la superficie de la vía de rodaje, sino también lo que tiene que ver con las vallas de seguridad, los atenuadores de impacto, delineadores y todo lo que tiene que ver con seguridad vial”, indicó Villar Prados a La Perla del Sur.

“Con esto se está atendiendo un reclamo y se está haciendo justicia en una carretera que lleva mucho tiempo sin ser atendida y sin darle ningún tipo de mantenimiento”, añadió.

Tan reciente como el pasado mes de marzo, residentes de Ponce y Adjuntas -junto activistas del Movimiento Pro-Repavimentación de la PR-10- interrumpieron el tránsito vehicular en un tramo del sector Tibes para denunciar la lentitud del Gobierno y el grave problema de seguridad que esto representa.

Aunque en febrero de 2015, tanto Villar Prados como el gobernador, Alejandro García Padilla, insistieron públicamente que el proyecto de mejoras en la PR-10 es una “prioridad”, el mismo permaneció inactivo por “falta de fondos”.

También en Arecibo

A la par con estas obras, Villar Prados informó que la ACT realizará un proyecto en la PR-10 Norte de Arecibo a un costo de $5.8 millones en fondos federales.

Esto para reacondicionar el tramo entre los kilómetros 56 y 86.5.

“A pesar de que también hay asfalto, ahí se van a atender unas medidas de seguridad porque en esa área han ocurrido una serie de accidentes. Queremos asegurarnos que se mejoren cosas como el enmarcado, las vallas y asfalto donde sea necesario”, explicó.

Para diciembre tramo Ponce-Adjuntas

Por otra parte, la Directora Ejecutiva de la ACT aseguró que durante el mes de agosto debe ir a subasta la rehabilitación del segundo tramo de la PR-10 en el sur, con miras a iniciar las obras en diciembre de este año.

El proyecto, cuyo costo estimado será de $12.5 millones, incluye la rehabilitación del tramo entre los kilómetros 20.17 en Ponce y 29.8 en Adjuntas. También incluye mejoras de seguridad vial, desde el Aeropuerto Mercedita (km. 0) hasta Adjuntas (Km. 29.8).

“Ese se estará sometiendo a la Agencia federal en julio. Necesitamos recibir la concurrencia federal para poder terminar los proyectos y luego saldría a subasta. Estamos estimando que podría salir a subasta en el mes de agosto”, concluyó.