Investigan estado de la primera escuela agroecológica en Puerto Rico

Foto: Visualhunt

El Capitolio – La Cámara de Representantes evaluará la implementación del novel programa agroecológico, por parte del Departamento de Educación, en la escuela Agroecológica Laura Mercado, ubicada en el histórico poblado Rosario en San Germán.

El anuncio lo hizo el domingo, la representante por el Distrito 19 de Mayagüez y San Germán, Maricarmen Mas Rodríguez, quien informó que mañana, lunes, estará realizando una vista pública sobre el tema.

- Publicidad -

“Esta es la primera escuela agroecológico en Puerto Rico y dada la gran importancia que tiene la agricultura para el país, así como la necesidad de que los jóvenes se interesen e integren aprendiendo a ver la misma como una opción real empresarial, entendemos pertinente corroborar cómo se encuentran las facilidades de la escuela, su funcionamiento ante la realidad actual y los retos que tienen para mantener su encomiable aportación. Hemos recibido cierta información sobre el estado de esta escuela y queremos corroborarla”, señaló la legisladora en declaraciones escritas.

En la vista pública, pautada para iniciar mañana a las 10 de la mañana, están citados para deponer el Departamento de Educación, personal de la Laura Mercado, y el Departamento de Agricultura.

La escuela Laura Mercado es especializada, presenta un programa de educación donde se integran las materias básicas con la agricultura y la ecología.

Se fomenta el respeto y amor hacia la naturaleza, esto a través de la enseñanza de la agricultura. Es la primera escuela especializada en agroecología certificada en Puerto Rico.

Se informó que la escuela es titular de aproximadamente 32 cuerdas de terreno, donde unas 14 cuerdas están dedicadas a una finca escolar.

La finca se divide en varias empresas, entre estas la de plátanos, guineos, frutas, farináceos y café, entre otras.

Como parte del proceso educativo escolar, los estudiantes reciben una educación especializada donde se combinan todas las materias académicas requeridas con la enseñanza de las técnicas de cultivo, de esta manera la finca escolar se convierte en un gran laboratorio.

Este sistema de enseñanza busca crear conciencia en los estudiantes sobre la importancia de cultivar productos para la alimentación, ayudar a mejorar la calidad de vida mediante una dieta saludable, ser autosustentables y la necesidad de proteger el ambiente.