Intentan frenar la disposición impropia de desperdicios peligrosos

La lista de desperdicios domésticos incluye plaguicidas, productos de limpieza y electrodomésticos como televisores, radios, computadoras, teléfonos y reproductores de DVD.

Foto suministrada

Al cumplirse tres meses del paso del huracán María, la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en ingles) ha redoblado esfuerzos para impulsar a la ciudadanía a disponer correctamente de desperdicios domésticos peligrosos, como baterías, aceites y cilindros de gas.

Para esto, desde hace semanas la EPA opera más de 50 centros de acopio -en colaboración con gobiernos municipales- para recibir y gestionar la disposición final de cientos de toneladas de residuos controlados.

- Publicidad -

“Estamos hablando de desperdicios que típicamente tenemos en nuestras casas, como pailas de pintura, aceites, cilindros de propano, baterías de carros y las baterías alcalinas que hemos utilizado para iluminarnos debido a la falta de electricidad”, explicó la directora de la EPA en Puerto Rico y el Caribe, Carmen Guerrero Pérez.

La lista de desperdicios domésticos incluye plaguicidas, productos de limpieza y electrodomésticos como televisores, radios, computadoras, teléfonos y reproductores de DVD.

Debido a la cantidad que se está descartando tras el paso del huracán, Guerrero Pérez advirtió que podrían causar serios impactos al ambiente, si no se disponen correctamente.

“Sabemos la situación de nuestros vertederos en Puerto Rico. Tenemos 29 vertederos y rellenos sanitarios, pero solo diez cumplen mínimamente con los estándares federales y locales de tener el revestimiento sintético que recoge los lixiviados”, explicó.

“No queremos que estos residuos lleguen a nuestros vertederos, porque si llegan a uno que no tiene las protecciones adecuadas, van a terminar teniendo un impacto en el ambiente y a la salud”, continuó.

“Es importante segregarlos y que no terminen en los vertederos porque hay algunos de estos materiales que son flamables, hay otros que pueden explotar, otros que son tóxicos y otros que son corrosivos. Dada todas estas características, dependiendo del material que estamos manejando, no queremos que surja algún tipo de emergencia en nuestros vertederos”, añadió.

Presentes en el sur

Uno de los centro de acopio designados ubica en Guayanilla, frente al centro comunal del barrio Quebrada, donde se reciben residuos en horario de lunes a sábado, 7:00 de la mañana a 6:00 de la tarde. También se reciben en varios de los centros comunales del municipio.

Incluso, el alcalde de Guayanilla, Nelson Torres Yordán, anunció que próximamente el ayuntamiento coordinará con la población de edad avanzada para ir hasta sus viviendas a recoger estos materiales.

“La gente ha llegado a los diferentes lugares y nosotros a diario estamos en los programas de radio locales informando al pueblo que pueden hacer llegar sus residuos domésticos y se les explica cuáles son los que se reciben”, sostuvo.

“Sabemos que hay personas que llevan años teniendo algún televisor viejo que no lo han podido sacar, pues este es el momento de disponer de él de una manera segura”, añadió.

En Ponce, el centro de acopio está ubicado en el Centro de Reciclaje del sector La Cotorra, en Peñuelas en la carretera PR-132 km 8.7 del barrio Santo Domingo, y en Yauco en el Centro de Reciclaje Municipal en la calle Sor Teresa, esquina 65 de Infantería.

También puede acudir al Centro de Reciclaje de Salinas en la PR-3 km 157, al Vertedero Municipal de Guayama en la PR-7711, en Santa Isabel en la PR-538 frente al Estadio Municipal, y en Coamo en la PR-14 y PR-138, detrás de la farmacia Walgreens.

“Es importante segregarlos y que no terminen en los vertederos porque hay algunos de estos materiales que son flamables, hay otros que pueden explotar, otros que son tóxicos y otros que son corrosivos”, explicó la directora de la EPA en Puerto Rico y el Caribe, Carmen Guerrero Pérez.