¿Qué indican las llagas bucales frecuentes?

En algunos casos pueden apuntar a un problema de salud más concreto, como carencia de vitaminas o minerales, ácido fólico, vitamina B12 o hierro, intolerancia al gluten o enfermedades autoinmunes.

Fptp suministrada

Las llagas o úlceras bucales son lesiones que aparecen en la boca causando molestias y, en ocasiones, dolor al comer, hablar o lavarse los dientes.

Aunque son un problema bastante frecuente, en principio no requieren tratamiento, ya que se suelen curar entre una y dos semanas por sí solas. No obstante, muchas personas prefieren recurrir a medicamentos o productos farmacéuticos para agilizar su curación y aliviar las molestias.

- Publicidad -

Causas

Algunas de las causas menores de estas llagas, sobre todo comunes en niños y jóvenes, son las mordeduras accidentales al comer, las ortodoncias, el tabaco y las alergias.

Otras causas internas de las úlceras bucales también pueden ser los cambios hormonales y el nerviosismo o estrés.

Se desconoce el motivo exacto por el que aparecen estas afecciones bucales, sin embargo, en algunos casos pueden estar indicando un problema de salud más concreto, como una carencia de vitaminas o minerales, ácido fólico, vitamina B12 o hierro, intolerancia al gluten o enfermedades autoinmunes.

Desde el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona también apuntan que alimentos como el chocolate, el café, el tomate, la fresa, el queso o algunos frutos secos como el maní y las almendras pueden provocar llagas en la boca.

Medline Plus advierte que, además, las úlceras bucales pueden ser ocasionadas por gingivoestomatitis, herpes simple, leucoplasia, cáncer oral y candidasis bucal.

Tratamiento y prevención

Normalmente, limpiar suavemente la boca y los dientes puede ayudar a aliviar las molestias. El uso de medicamentos como antihistamínicos, antiácidos, corticosteroides también puede ayudar a calmar el malestar.

Si las aftas se producen con frecuencia, no se ha curado sola tras dos semanas o si la llaga es de gran tamaño o dolorosa es recomendable acudir al médico. También hay que consultar con el especialista si van acompañadas de síntomas como fiebre, dolor de cabeza o malestar general.

Aunque es complicado prevenirlas, podemos ayudar evitando alimentos y bebidas calientes y los ácidos y picantes. En caso de llevar ortodoncia, la cera será de gran utilidad y, si se usa prótesis dental, hay que asegurarse de que está bien ajustada, así como usar geles y almohadillas adhesivas para que se fije bien, para prevenir las heridas.

(Para artículos relacionados acceda a cuidateplus.com)