La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Jueves
02
Octubre
2014

Actualizado a las 12:22 AM

arte_metropoli_banner
Home Actualidad Actualidad del Sur Absurdo revivir el Gasoducto del Sur

Absurdo revivir el Gasoducto del Sur

Correo electrónico Imprimir PDF

(Adjuntas, 26 de noviembre de 2013) Sorprendido y contrariado. Así reaccionó este lunes el biólogo y presidente del Fideicomiso de Casa Pueblo, Arturo Massol Deyá, tras conocer que un legislador de la mayoría parlamentaria extrajo de la tumba el polémico Gasoducto del Sur.

Según trascendió esta semana, el representante Javier Aponte Dalmau afirma que esta es la única alternativa a corto plazo en manos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para cumplir con las nuevas regulaciones ambientales federales y reducir la factura por el costo energético.

A su voz se sumó ayer la del presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás.

“Es absurdo”, respondió Massol Deyá a La Perla del Sur.

“La premisa parte de que allí está la instalación de EcoEléctrica, pero ellos no tienen la capacidad de almacenaje ni la capacidad de procesar ese combustible para alimentar las plantas de la Autoridad, así que tener un tubo sin gas es absurdo”, reiteró.

“Especialmente, tras haber derrochado más de $100 millones del pueblo de Puerto Rico, si sumamos los fondos que se destinaron a la versión del sur y del norte”, explicó.

El legislador por Carolina dijo además al diario El Nuevo Día que esta alternativa no solo cuenta con los permisos aprobados, sino que es la única que puede evitar que la Agencia Federal para la Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) multe a la AEE y al país por incumplir con nuevas restricciones sobre emisiones y calidad de aire.

Incluso, dijo estar seguro de que que la alternativa disponible para gasificar la producción energética en la Central Aguirre, el proyecto Aguirre Gas Port, no estará lista para abril de 2015, como previsto, por lo que propuso conectar las tuberías dispersas en varios puntos de Peñuelas a Ponce como solución a ese problema.

“Eso también demuestra que el representante está muy desinformado de lo que se necesita para atender la agenda energética”, agregó Massol Deyá, al insistir que ni existe una estructura lista para operar, ni capacidad de EcoEléctrica para incrementar su oferta de gas natural.

De hecho, como ha reseñado La Perla del Sur desde el 2010, el único excedente disponible de la empresa establecida en Peñuelas apenas alcanza para energizar las Unidades 5 y 6 de de la planta Costa Sur en Guayanilla.

“Regresar a un proyecto que no es viable técnicamente es una locura”, apuntó Massol Deyá, al precisar que ese tipo de propuesta, en vez de resolver un problema, lo que provoca es gastar las energías y fondos en “lo que no es una solución”.

La Perla del Sur cursó llamadas a la gerente de responsabilidad corporativa social de EcoEléctrica, Yamaris Alancastro, pero al cierre de edición no respondía.

El Gasoducto del Sur fue una propuesta impulsada por el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá y el exdirector ejecutivo de la AEE, Miguel Cordero, para la construcción de una tubería de 42 millas de largo que transportaría gas natural entre los municipios de Peñuelas y Salinas.

Aunque el proyecto contó con una inversión publicitaria considerable y el respaldo de los alcaldes populares de la región en ese cuatrienio, con excepción del primer ejecutivo de Juana Díaz, Ramón Hernández Torres, los grupos opositores lograron demostrar en los tribunales que el proyecto no cumplía cabalmente con las leyes ambientales y de permisos.

Asimismo, que su ruta no cumplía con estándares de seguridad por su proximidad a comunidades altamente pobladas en Ponce, Juana Díaz, Santa Isabel y Salinas.

Sin embargo, en el proceso el gobierno gastó cerca de $59 millones de los contribuyentes, tanto en tareas de diseño como la compra de tuberías y un contrato de construcción con la empresa sueca Skanska, que incluía una indemnización por la cancelación del proyecto.