La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Domingo
20
Abril
2014

Actualizado a las 04:54 PM

arte_metropoli_banner
Home Gente Portada Gente Bailan sin parar en el Plenazo Callejero

Bailan sin parar en el Plenazo Callejero

Correo electrónico Imprimir PDF

Ni la lluvia apagó el entusiasmo de decenas de personas que llegaron hasta las montañas de Ponce para celebrar con éxito el Primer Plenazo Callejero, justo en la llamada Casa de la Tradición de la Plena.

El sonado encuentro de pleneros del corazón, se efectuó el pasado sábado, 6 de julio, en el restaurante Casita de Campo del barrio Real Anón.

Allí, entre chubasco y chubasco, los fieles seguidores de la música folclórica defendieron la cultura puertorriqueña a son de bomba y plena.

La rumba se encendió justo a la 1:45 de la tarde, cuando numerosos pleneros del área me-tropolitana se apoderaron de la tarima, poniendo a bailar hasta el más tímido de los visitantes.

“Que viva la cultura”, dijo el maestro Carlos ‘Cao’ Vélez Franceschi, de los Guayacanes de San Antón, al integrarse a una cadenciosa rumba que contagiaba a todo el que llegaba.

Precisamente, Cao fue homenajeado nuevamente en este encuentro de rumberos, por su fructífera trayectoria en el ambiente musical. Una semana antes del evento se le rindió tributo en el Festival Afrocaribeño.

“Para mí es un honor y un privilegio. Más, que este homenaje se lo den a uno en vida”, expresó el conocido músico con notable entusiasmo.

Junto a Vélez Franceschi, se reconocieron otros baluartes de la música puertorriqueña, entre estos, Ángel ‘Papote’ Alvarado del Grupo Esencia, don Luis Antonio Santiago Reyes, y Amaury Santiago Albizu del grupo Bomba Iyá.

Este último es nieto de la siempre recordada matriarca de la bomba, doña Isabel Albizu.

“Esto es bien importante, porque hoy se rinde homenaje al plenero de mayor edad en Puerto Rico, don Luis Santiago, y a la misma vez al nieto de doña Isabel Albizu. Esto es como un pase batón para que nuestra música continúe viva”, manifestó Papote Alvarado.

Por su parte, don Luis Santiago recordó a sus 91 años de edad la era en que la plena era respetada y admirada por el pueblo.

“Empecé desde muchachito y eran tiempos buenos para nuestra música. Yo quisiera que la gente de ahora le enseñara a los más jóvenes el amor por lo nuestro”, señaló el compositor.

“Nuestra música es pegajosa y llena de espíritu al puertorriqueño, no importa si es americano o lo que sea”, agregó el propulsor de la música autóctona.

“Para nosotros, don Luis significa la continuidad y la historia que se viene desarrollando, como en el caso de él, por nueve décadas. Estamos ante la presencia de uno de los hacedores de uno de los ritmos más representativos de Puerto Rico”, opinó Andrés ‘Cucho’ Pérez Camacho, productor del programa Alborada que se transmite por Radio Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

Contagiosa alegría

Al rumbón llegaron otros artistas del patio como Macri y sus Pleneros, Héctor ‘Tito’ Matos, del Grupo Viento de Agua, Víctor Vélez de Plena Libre, varios integrantes de Plena Juventud, y algunos maestros conocedores de la plena.

Mientras tanto, seguían llegando familias enteras desde distintos puntos de la Isla, con panderos, güiros, maracas y panderetas, uniéndose al ambiente festivo que esa tarde imperaba.

Llegó gente de Mayagüez, Morovis, San Lorenzo, Juncos, Ceiba, Cataño, Dorado, Yabucoa y San Juan, sin restar al quórum de ponceños que cantaban y bailaban. Otros se divertían con la música, mientras degustaban el arte culinario boricua.

Mas no podía faltar la presencia de artesanos, quienes aprovecharon la ocasión para mostrar las bellezas.

La fiesta siguió hasta pasadas las 9:00 de la noche, cuando luego de la energía desbordada en el rústico lugar, cada cual se fue contento con la música a otra parte.

10 de julio de 2013

 

0 Comments

Justas2_flat_347

Portada

portada_1585_web

Mensaje

mensaje_1562

Conectados ahora

Tenemos 360 invitados conectado