La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Viernes
31
Octubre
2014

Actualizado a las 10:21 PM

arte_metropoli_banner
Home Gente Artículos Hacen justicia con héroes del Polvorín

Hacen justicia con héroes del Polvorín

Correo electrónico Imprimir PDF

De niño jugaba en los alrededores de la comunidad Clausells en Ponce rodeado de historias pasadas, con el cementerio civil como punto de encuentro y sus monumentos fúnebres como paisaje histórico.

Y junto a sus amigos tenía al vecindario como enorme teatro para recrear sus aventuras, reconstruir historias y anticiparse al futuro.

El ojo de aquel niño artista nunca imaginó que de adulto tendría la oportunidad de restaurar un pedazo de ese lúdico pasado.

Ese es el caso del artista Ramón Rivera Cáliz, director de la Secretaría de Arte y Cultura del Municipio de Ponce, quien se dio a la tarea de rescatar del acelerado deterioro al Mausoleo de los Bomberos, construido hace un siglo en el Cementerio Civil de la ciudad.

Se trata de una obra monumental del 1911 y retocada en los años 50. Un retrato de piedra que el sol, la lluvia, el sereno y la hierba han acompañado siempre.

“Pertenezco a la comunidad de la barriada Clausells de Ponce. Nací allí. Fui llevado a la calle 4 número 74 y me crié hasta los seis años”, relató al comentar que junto a sus amistades de la niñez entraban al Mausoleo, corría por dentro y subían a la plazoleta, dando rienda suelta a los juegos de niñez.

Pero fue en el 2009, cuando visitó el cementerio como parte de su trabajo y se le acercaron vecinos para preguntarle sobre los planes municipales para proteger ese espacio histórico de la Ciudad.

Rivera Cáliz ofreció sus servicios como restaurador y con el respaldo de la alcaldesa María Meléndez Altieri se dio a la tarea de comenzar a estudiar los datos del monumento dedicado a los bomberos de Ponce.

Manos a la obra

Salió del cementerio con múltiples ideas de cómo restaurar la estatua central del Mausoleo y una vez en su residencia encontró un molde en “fiber glass” del rostro inacabado de un prócer borincano que había trabajado hacía siete años.

Luego de medir las proporciones del bombero encontró que eras iguales, por lo que empezó a tallar la cabeza de la estatua y crear el sombrero del héroe inmortalizado.

De los rasgos del prócer no quedan más que las proporciones, mientras que el resto del cuerpo fue remozado, en un trabajo que duró tres meses de modo intermitente, hasta finalmente terminar la obra, gracias a la colaboración de Luis Alberto Román Quirindongo, su amigo de infancia.

El Mausoleo, que evidencia ahora los mismos colores originales de 1911, será reinaugurado este miércoles, 25 de enero como parte del 113 aniversario del Fuego del Polvorín, una fecha que marca el rescate de la historia ponceña, la negativa a dejar morir su espíritu rojinegro y el deseo de poder continuar el camino que dio inicio el año de su fundación.

“Una cosa curiosa o histórica es que las cadenas que rodean el mausoleo tienen diferentes fechas, de diferentes efemérides, que han ameritado el natural orgullo de los bomberos de Ponce”, agregó.

Entre ellas, el 2 de febrero de 1883, cuando el Cuerpo de Bomberos se trasladó a lo que es hoy el Museo Parque de Bombas. También el 25 de enero de 1899 que marca la fecha del Fuego del Polvorín, y el 30 de mayo 1906 que marca la entrega de los solares para la construcción de las casas para bomberos en la calle 25 de enero.

25 de enero de 2012

 

0 Comments

hillcrest

Portada

portada_1613_web

Investigación

alcaldia_crisis

Conectados ahora

Tenemos 330 invitados conectados