La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Martes
25
Noviembre
2014

Actualizado a las 04:35 PM

arte_metropoli_banner
Home Gente Portada Gente Un monumento vivo para Amaury Veray

Un monumento vivo para Amaury Veray

Correo electrónico Imprimir PDF

La próxima vez que visite Yauco, recuerde que este municipio no es solo célebre por su café. Allí además está enclavada una de las residencias más icónicas del acervo musical de la región Sur.

Es la Casa Museo Amaury Veray Torregrosa, una antigua casona donde el famoso compositor vivió décadas y escribió en solo hora y media su famoso ‘Villancico Yaucano’ la noche del 24 de diciembre de 1951, especialmente para la Misa de Gallo de la parroquia Santísimo Rosario de Yauco.

Y con motivo del 60 aniversario de este memorable instante, el Gobierno Municipal reinauguró recientemente esta residencia colmada de historia musical puertorriqueña.

Según recordó Emmanuel Caraballo Quirós, director de Educación, Arte y Cultura en la Ciudad del Café, Veray Torregrosa fue además pianista, profesor de música y uno de los compositores más famosos del país.

Por eso abrieron las puertas de esta casona que ubica en la calle Santiago Vivaldi Pacheco, frente al Colegio Santísimo Rosario en Yauco.

Ecos musicales

La pintoresca estructura de madera ahora está pintada de un amarillo muy brillante, con detalles color marrón.

Posee cinco espaciosas habitaciones con altos techos y la primera de ellas tiene acceso directo desde el balcón frontal a través de dos pequeñas puertas que leen “Dr. Francisco Veray Marín, cirujano dental”. Era del padre de Amaury, quien atendía a sus pacientes en la casa.

Otra de las habitaciones recrea el espacio de Veray Torregrosa con un antiguo escritorio y un viejo piano con una partitura de su más emblemática canción.

Los escasos muebles que la habitan fueron donados en su mayoría por coleccionistas y amantes del arte. Esto ya que la mayor parte de las pertenencias y memorabilia original de Veray Torregrosa permanecen custodiadas por el recinto metropolitano de la Universidad Interamericana de Puerto Rico.

Aun así, las paredes están recubiertas de fotos y esculturas del compositor fallecido en 1995, y en una de ellas sobresale la primera intérprete de la resonada melodía, María Amelia Lugo de Vivaldi. (Para repasar su relato sobre el histórico estreno del Villancico Yaucano OPRIMA AQUÍ)

La renovada residencia aun exhibe sus antiguas lozas originales que -como ocurre en este tipo de vivienda - van cambiando de diseño y color, según la habitación.

villancicosLos espacios abiertos del ahora Museo son imprescindibles para trasladarse de un lugar a otro mientras se lee en los cuadros de sus paredes sobre la vida y obra de Amaury Veray, así como fragmentos históricos y críticas sobre su famoso Villancico.

En el 2001 el gobierno municipal adquirió la Casa y con su reciente reinauguración ya se proyecta adquirir varias residencias aledañas para crear el Corredor Artístico y de Bellas Artes de Yauco.

“Ya hemos recibido a cientos de estudiantes como parte del trabajo que estamos haciendo para desarrollar la cultura y el legado de Amaury Veray. Aquí proyectamos películas de la División de Educación a la Comunidad donde Amaury Veray asumía un papel importante en la musicalización de esas películas”, resaltó el joven ejecutivo.

Oportunidad de oro

La Casa Museo Amaury Veray es además actual sede de la Escuela de la Trova y la Espinela municipal José Ángel Ortiz. Y ya está dando resultados.

Tras seis años de trayectoria, los 15 niños participantes del mismo son férreos defensores de la música autóctona y campesina.

Cada semana estos jóvenes dejan atrás las más fervientes pasiones de su edad. Entonces entregan su voz, talento e ingenio para construir  una nueva visión de su entorno usando las técnicas de nuestros jíbaros como la improvisación y la décima espinela.

Y ya se han presentado con éxito en las tarimas de las principales actividades culturales de la Isla.

Su profesor, el trovador adjunteño Edgardo Rivera Vega, aseguró que “esto aporta a que ellos aprenden a hacer arte sin hablar malo, ni denigrar la mujer.  Usan un vocabulario que los enriquece y aporta a la décima y al aguinaldo de Puerto Rico, donde con más estilos se canta la décima en el mundo”, afirmó orgulloso sobre el avance de sus pupilos.

“Hay nenes que cuando llegaron no sabían leer y otros no se atrevían ni hablar, pero con la décima han aprendido a vencer la timidez y han aprendido a improvisar”, resaltó el músico.

La Escuela de la Trova y la Espinela es una oportunidad más que el municipio yaucano pone a disposición de los jóvenes de la región para desarrollar el arte.  Y se ofrece de manera gratuita.

“La única cualidad que se necesita para ser admitido es querer aprender sobre la música y la trova puertorriqueña”, aseguró Caraballo Quirós.

Sobre la décima espinela

Los expertos definen a esta rama musical como una poesía compuesta por estrofas de diez versos octosílabos.

Actualmente se usa esta palabra con el sentido específico de décima espinela o espinela ya que toma su nombre del poeta, novelista y vihuelista Vicente Espinel, quien a fines del siglo 16 reestructuró  las rimas de la décima en abbaaccddc.

La escuela municipal opera los martes, de 4:00 a 7:00 de la noche. El Museo, sin embargo, opera de lunes a viernes, de  7:30 de la mañana a 4:00 de la tarde.

Para visitas sábados y domingos debe reservar llamando a la Secretaría de Educación, Arte y Cultura al 787-856-4400.

21 de diciembre de 2011

 

0 Comments

hillcrest

Portada

portada_1616_web

Investigación

alcaldia_crisis

Conectados ahora

Tenemos 206 invitados y 1 miembro conectados