La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Jueves
23
Octubre
2014

Actualizado a las 01:49 AM

arte_metropoli_banner
Home Gente Portada Gente Orgulloso hijo de la Tierra de Agüeybaná
Rafael Lenín:

Orgulloso hijo de la Tierra de Agüeybaná

Correo electrónico Imprimir PDF

Desde que entró de la mano de su tía Analenser López a la legendaria radioemisora WPAB en Ponce, todos los que en ese momento allí trabajaban sabían que estaban ante una persona muy especial.

Curiosamente, apenas tenía 14 años de edad.

Pasados ya 18 años y medio de aquel encuentro, Rafael Lenín López Torres no ha defraudado ese instinto.

Por sus propios méritos, se ha ganado el respeto de sus colegas periodistas y la admiración de los consumidores de información que aprecian su compromiso, entrega y profesionalismo a la hora de investigar, redactar y presentar una noticia.

Sea a través de la pantalla chica, por el valioso medio de la radio o mediante los nuevos canales electrónicos de información, su compromiso con la excelencia es innegable.

“No sé por qué fue, pero siempre he sentido una atracción especial por los medios”, confiesa el periodista de casi seis pies de estatura, mientras recibe a La Perla del Sur en el hogar de sus padres en el apacible municipio de Guayanilla

Precisamente, el mismo lugar al que retorna cada vez que puede para recargar baterías y bañarse de paz en el entorno donde se crió.

Incluso, todavía mantiene comunicación con sus “panas” de noveno grado del Colegio Inmaculada Concepción y hasta se prepara junto a estos para celebrar el cincuentenario de la institución educativa en Guayanilla.

Sus raíces

Rafael estudió en los colegios ponceños Amor de Dios, Caribbean School, la Academia Santa María y el desaparecido Colegio Ergos.

El hombre que se gana la vida preguntando, todavía no tiene una respuesta a la pregunta de dónde surge su vocación, la misma que ha manifestado desde su niñez, pero que sospecha viene de su abuelo, el también célebre Lenín López, un deportista, político y dirigente cívico de Guayanilla que participó frecuentemente de entrevistas y transmisiones radiofónicas como parte de su desempeño, y quien era un oyente fiel, como casi todo Guayanilla, de WPAB.

“Mi abuelo era fanático de la Tremenda Corte y grababa los programas. Por allí debe haber como unos 50 que grabó, y decía que eran para mí”, relató Rafael, a quien sus amigos apodan “Lenguito”, un diminutivo que surge del de su padre “Lengo”, un servidor público que fue jugador de Voleibol Superior con los Guayacanes de Guayanilla.

No obstante, admite que de pequeño siempre tuvo afición por los equipos electrónicos, y llegó a tener en su cuarto un sistema de sonido que hasta servía para actividades deportivas y sociales.

Las comunicaciones siempre han estado en las venas de Rafael, pero su preparación académica se ha dado dentro del ámbito de la Contabilidad y las Ciencias Sociales.

El bachillerato lo dividió entre el Colegio Universitario Tecnológico de Ponce (CUTPO) y el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

Y aunque ha llovido desde entonces, todavía recuerda aquel día que llegó a WPAB junto a su tía Leser -quien falleciera el mes pasado- en busca de una oportunidad de crecimiento personal, ya que había completado un curso de Locución en una Academia que dirigía en Juana Díaz el veterano locutor Manuel Esteban Alegría.

“Como la emisora que más se escuchaba en casa era WPAB, mi tía me llevó a P.A.B.”, expresó con la sonrisa que le caracteriza cuando inunda su mente un recuerdo que le reconforta.

Admitido en el taller noticioso y bajo la dirección de Agustín Muñoz, comenzó su periplo por el maravilloso mundo de la comunicación pública.

Su primera responsabilidad fue como control maestro, manejando la consola principal para los programas nocturnos, un instante que recuerda con claridad. Sobre todo, cuando se sentó frente a ese equipo lleno de clavijas, agujas, luces y números.

“Fue un programa del licenciado Iván Ayala Cádiz”, rememoró.

Su primera participación con micrófono en mano fue en el programa “Con los jóvenes”, una idea de Agustín Muñoz, para que los jóvenes pudieran analizar los temas más relevantes de la semana desde su particular punto de vista.

Luego tuvo su primer programa de entrevistas -antes de cumplir los 18 años- con la producción “Estelarísimo”, espacio en el que interrogaba con gran efectividad a los protagonistas del mundo de la farándula, tanto de Puerto Rico como del exterior. El dúo ‘Donato y Estéfano’, John Secada y el archifamoso Menudo fueron algunos.

Simultáneamente, incursionó en el periodismo impreso, precisamente en La Perla del Sur, al igual que en otros medios como CNN Radio y WKAQ Radio.

Estas experiencias le sirvieron de zapata para su posterior incursión en WAPA TV y las letras, al publicar junto a Julio Rivera Saniel el libro “No Culpable”.

De los episodios vividos, los que recuerda con mayor intensidad son los que hizo para WKAQ tras la explosión en la tienda Humberto Vidal en Río Piedras, donde tuvo la oportunidad de reportar de primera mano aquel evento.

Tenía apenas 19 años de edad, pero el trabajo le valió el reconocimiento de sus colegas, ya que pudo transmitir la información y emoción del suceso con claridad y absoluta precisión.

Otro evento que reportó y que ha dejado una huella en su memoria periodística es el caso de corrupción en el Instituto del Sida de San Juan, por el que fue encarcelado el arquitecto de la Reforma de Salud de 1993, Yamil Kourí.

La experiencia, admite, le permitió apreciar desde sus entrañas el extraordinario entramado de la corruptela criolla que no reconoce valores ni precios.

“Por ese caso hay gente que ni me habla”, relata al subrayar que en esa ocasión tuvo la oportunidad de profundizar sobre ese proceso en el programa de Luis Francisco Ojeda en WKAQ, y en el que pudo transmitir detalles de las intrigas tras bambalinas que se produjeron al margen de los acontecimientos en el estrado.

Aunque ha recibido “mensajes de odio” por su trabajo periodístico, Rafael Lenín sabe que hay gente que quiere intimidar a la prensa para que no reporten lo que perjudica a sus intereses.

No obstante, sabe que la labor de un periodista no es la misma de un ‘pinchadiscos’ que complace con canciones los pedidos que una persona quiere escuchar.

De la televisión señala que “hay cierta satisfacción por el reconocimiento y el respaldo que uno recibe”, mientras que de la radio valora la oportunidad de informar con mayor tiempo y profundidad, trabajo que realiza actualmente para la Cadena Radio Isla.

“Me da mucha satisfacción poder complementar ambos trabajos, radio y televisión”.

Rafael también fue presidente del Club Ultramarino de Prensa y ahora preside la Asociación de Periodistas de Puerto Rico, función donde tiene la obligación de defender, no solo su derecho a la libertad de prensa, sino el de todos los periodistas del país.

Una tarea nada liviana, ya que siempre hay presiones internas y externas confabulando. “Siempre hay presiones, pero eso siempre ha sido así”, comenta como el jugador de baloncesto que sabe que cuando intente un tiro debajo del canasto, le van a dar un ‘macetazo’.

Mas no solo ha incursionado en la radio, televisión, prensa escrita, medios electrónicos y el mundo de los libros.

A mitad de su bachillerato, Rafael Lenín también fue productor de espectáculos.

De hecho, en 1996 llevó a Guayanilla, precisamente al coliseo que lleva el nombre de su abuelo, a los mimados de la época ‘Susa y Epifanio’, en unión al también locutor y co productor Ramón Guzmán.

Decidido a trabajar

En torno a su inequívoco ascenso profesional, destaca que aunque las oportunidades han surgido casi sin buscarlas, las ha sabido aprovechar.

Asimismo, asegura no descartar que si existiera una oferta que complazca su interés como padre y compañero, la consideraría seriamente.

Por el momento, empero, se siente más que satisfecho con sus trabajos en radio y televisión, así como todas las oportunidades que ha recibido.

“Estoy tranquilo y me siento cómodo con lo que hago, pero siempre hay que tener en perspectiva que pueden surgir nuevas oportunidades y siempre existe la posibilidad de que uno acepte nuevos retos”, confesó.

 

0 Comments

hillcrest

Portada

portada_1612_web

Investigación

alcaldia_crisis

Conectados ahora

Tenemos 223 invitados conectados