La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Miércoles
23
Julio
2014

Actualizado a las 03:47 AM

arte_metropoli_banner
Home Noticias Locales Defiende a capa y espada el proyecto
Daniel Pagán Rosa:

Defiende a capa y espada el proyecto

Correo electrónico Imprimir PDF

Durante meses ha sido objeto de duras críticas e incontables señalamientos.

Sin embargo, Daniel Pagán Rosa, el principal asesor ambiental de Vía Verde, respondió abierto y sereno durante una extensa entrevista efectuada en Ponce en la que se le formularon interrogantes de ciudadanos y opositores al multimillonario proyecto.

En primera instancia, el ex secretario de la Administración de Desperdicios Sólidos planteó que Vía Verde puede representar para el país y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) un ahorro de hasta $1,000 millones en la compra de petróleo y hasta 20 por ciento en el ajuste por costo de combustible para el abonado.

Asimismo, que su activación puede alterar positivamente la producción energética en el País, al utilizarse gas natural -“un combustible menos contaminante y económico”- para generar el 72 por ciento de la electricidad que demandan hogares, comercios, empresas e industrias en la Isla.

Sobre denuncias de que el proyecto ejercerá un impacto negativo sobre áreas de bosques, cuerpos de agua, terrenos agrícolas y especies protegidas, Pagán Rosa fue más categórico.

Según declaró, la Vía Verde no impactará “el Bosque La Olimpia que en realidad es un área, no tocamos el Bosque del Pueblo (Adjuntas), no tocamos el Bosque de Río Abajo. El único área (que impactamos) es un trecho de 3.9 millas en el Bosque de Vega y estamos mitigando tres a uno”.

Además, alegó que durante la fase de construcción del proyecto se removerán 1.1 millones de metros cúbicos de suelo, “una fracción de los 8.8 millones de metros cúbicos que se ha especulado”.

Asimismo, Pagán Rosa refutó señalamientos de opositores que advierten que la construcción del gasoducto podría dañar a más de una docena de cuerpos de agua a lo largo de la ruta por el Sur, Centro y Norte del país.

Esto, al afirmar que durante las obras se recurrirá al “Barreno Direccional Horizontal”, un método que les permitirá insertar el gasoducto a 60 pies por debajo del lecho de ríos.

Asimismo, el también ex secretario del Departamento de Recursos Naturales alegó que solo una de las 32 especies protegidas que se dice se verán afectadas con el proceso, en efecto está en riesgo.

“Es el guabairo, y estamos tomando las medidas para también salvaguardar su entorno”, manifestó.

En cuanto a señalamientos de que la línea de transmisión de gas natural inutilizará 740 cuerdas de terrenos agrícolas, Pagán Rosa argumentó que todas podrán ser reutilizadas una vez concluya el proceso de construcción.

“Si son cultivos que no tienen raíces profundas y si nosotros vamos a estar enterrando este tubo a cuatro pies de profundidad, no hay ninguna limitación para el uso posterior de esas tierras en esta actividad”, dijo.

“La percepción de que se inutiliza el uso del terreno es una percepción incorrecta”, añadió. “Además, por regulaciones federales, la ruta estará marcada en estos terrenos y se monitoreará regularmente”.

Aun así, Pagán Rosa reconoció que el proyecto todavía carece de un Plan de Control de Erosión y Sedimentación, el cual -indicó- presentarán una vez completen los permisos básicos.

Este plan debe arrojar luz sobre los lugares donde el soterrado del gasoducto puede provocar erosión y deslizamientos.

Apuesta a la tecnología

Por otra parte, el Asesor Ambiental de la AEE defendió el proyecto ante planteamientos de que no es seguro, citando explosiones recientes de gasoductos en otras partes del mundo.

“El sistema de seguridad de Vía Verde es más sofisticado que lo que hay tradicionalmente en los Estados Unidos”, insistió Pagán Rosa.

“En Vía Verde, las válvulas se controlan de manera remota por dos centros de operación, uno en Ponce y el otro en Monacillo”, continuó.

Este mecanismo, según subrayó, le permitirá a la AEE tener un tiempo de respuesta “de menos de un minuto”.

“Por otro lado, la ley dice que nosotros tenemos que inspeccionar el diez por ciento de las soldaduras con Rayos X, pero nosotros vamos a inspeccionar el 100 por ciento de las soldaduras con Rayos X”, agregó.

Más cara la fotovoltaica y eólica

Por otro lado, defendió que la AEE se enfoque en estos momentos en el uso de gas natural en vez de fuentes de energía renovable, como fotovoltaica y eólica.

“Con la tecnología que tenemos al día de hoy, el costo de producir un kilovatio con energía renovable es más caro que la energía tradicional”, expuso.

“Si nosotros cogiéramos el 100 por ciento del costo de Vía Verde que son $450 millones, y los convirtiéramos en energía de viento, lo que generaríamos serían 68 megavatios, mientras que con Vía Verde nosotros podemos repotenciar infraestructura existente de la Autoridad en 1,519 megavatios”, dijo.

Acto seguido, aseguró que la comparación de generación con energía fotovoltaica es la misma.

Con Plan B en caso de emergencia

Por último, el asesor ambiental aseguró que la conversión de las centrales a gas natural no hará más vulnerable el sistema eléctrico del país, en caso de un accidente o desastre natural.

La semana pasada, la directora del Programa de Alerta de Tsunami del Caribe, Crista Von Hillebrant, afirmó a La Perla del Sur que la cogeneradora EcoEléctrica -el único punto de entrada para el gas natural que utilizará Vía Verde- se halla en zona de riesgo.

“Nosotros no vamos a descontinuar, no vamos a eliminar y no vamos a sustituir el 100 por ciento del gas natural por el combustible líquido. Vamos a tener un sistema que puede operar con un combustible dual. Siempre vamos a mantener nuestra capacidad de quemar combustible líquido (petróleo). No voy a destruir la infraestructura que ya tenemos disponible con el líquido”, afirmó Pagan Rosa.

Por su parte, el administrador de Vía Verde, Francisco López García, indicó que el sistema de la AEE tendrá la capacidad de cambiar de gas natural a combustible líquido en “cuestión de minutos” para garantizar que no se descontinúe el servicio eléctrico.

Asimismo, sostuvo que las centrales de la AEE mantendrán una reserva de combustible líquido con capacidad para 30 a 45 días, como medida de seguridad en caso de alguna eventualidad.

23 de marzo de 2011

 

0 Comments

hillcrest

Portada

portada_1598_v2_web

Mensaje

mensaje_1562

Conectados ahora

Tenemos 116 invitados conectados