La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Jueves
30
Octubre
2014

Actualizado a las 01:28 PM

arte_metropoli_banner
El Ateneo de Ponce:

Cumple medio siglo y sigue sin sede

Correo electrónico Imprimir PDF

Por más de 50 años, han promovido el enriquecimiento intelectual de los puertorriqueños, así como la preservación de su cultura e identidad.

Sin embargo, durante todo ese tiempo han carecido de una sede oficial en Ponce y, por consiguiente, de un espacio seguro para preservar y asegurar su misión.

Por tal motivo, el Ateneo de Ponce ha optado por redoblar esfuerzos y formular un llamado abierto a la ciudadanía, en la búsqueda de garantías para su permanencia en Ponce y la región Sur del país.

“Desde que el doctor Ramón Zapata Acosta fundó el Ateneo (en el año 1956) no hemos tenido un lugar fijo para realizar nuestras reuniones y actividades. Durante años hemos realizado diversos esfuerzos para que el Municipio nos otorgue un lugar, pero no hemos obtenido resultado”, reconoció la vice presidenta de la organización, Adailda Martínez de Alicea.

Como parte de su misión, la organización ha efectuado numerosos foros, presentaciones de libros y talleres educativos, además de festivales de cine, música y teatro, con énfasis en Bellas Artes, Literatura, Historia y Ciencias Sociales.

No obstante, “de 1996 a 1998, cuando fui presidenta, se enviaron varias cartas a la administración del Municipio, solicitando ayuda para el Ateneo, pero nunca obtuvimos una contestación”.

“Durante la campaña de la entonces candidata a la Alcaldía, María Meléndez, le realizamos un acercamiento para que nos brindara su ayuda, pero como todo candidato, dijo que pasáramos por su oficina”, explicó la también profesora  de estudios hispánicos de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

“Al no tener un lugar fijo para realizar nuestras actividades tenemos que estar como maripositas, de lugar en lugar, solicitando que nos presten las facilidades y dependiendo de la disponibilidad del lugar”, continuó.

Según relató, el Ateneo actualmente no cobra por sus actividades, ni le paga a los recursos utilizados durante ellas. Asimismo, únicamente subsiste del pago anual de las cuotas de membresía de sus 60 socios.

“El Ateneo no invierte casi dinero, son sus miembros quienes hacen algún esfuerzo por cooperar durante la actividad”, indicó.

“Deseamos un lugar acogedor, donde podamos tener una oficina y un espacio para las actividades, que no pague agua, ni luz, porque realmente no podemos. Tampoco los miembros pueden estar allí todo el tiempo porque muchos somos profesores”, agregó Martínez de Alicea, quien lleva más de 30 años como miembro de la organización.

Por su parte, el profesor y miembro de la organización, Antonio Sajid López, aclaró que el Ateneo no persigue que el Municipio de Ponce les otorgue fondos o ayudas económicas.

“No estamos solicitando dinero, ni que el Municipio nos pague nómina. Nosotros lo que deseamos es tener un lugar fijo donde realizar nuestras actividades. Nos conformamos con que el Municipio nos dé un ‘estorbo público’ y nosotros le damos mantenimiento”, añadió.

Actualmente, la junta de síndicos del Ateneo se reúne en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

 

0 Comments