La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Domingo
26
Octubre
2014

Actualizado a las 05:27 AM

arte_metropoli_banner
Home Noticias Locales Se reinventan las Industrias Vassallo
A la luz del Capítulo 11:

Se reinventan las Industrias Vassallo

Correo electrónico Imprimir PDF

De Industrias Vassallo a VINGI.

A la luz del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras, las Industrias Vassallo ha iniciado otra transformación.

Esta vez, para operar de forma más reducida y especializada, con miras a retener a su cartera de clientes y, al menos, a un centenar de los 143 empleados que actualmente laboran para la firma.

La nueva corporación, creada el pasado 26 de agosto bajo el nombre de Vassallo International Group, Inc (VINGI), salva así la actividad comercial de la emblemática empresa ponceña, fundada hace 48 años y que adeuda $45 millones a sus acreedores. Mayormente, por la fracasada operación de una empresa adquirida en Arkansas y que los obligó hace dos años a acogerse a la Ley de Quiebras.

El presidente de VINGI, Rafael Vassallo Collazo, dijo que la nueva corporación es una idea suya, respaldada por su madre, Olga Collazo viuda de Vassallo, tras realizar un estudio sobre las estrategias más convenientes para salvar las operaciones de Vassallo Industries.

La nueva corporación, confirmó Vassallo Collazo a La Perla del Sur, funcionará en menos de la mitad de los terrenos que ahora ocupan en su sede del barrio Coto Laurel en Ponce, ya que de los 280 mil pies cuadrados que pertenecen al grupo, 150 mil serán alquilados a una institución universitaria.

“La infraestructura de Industrias Vassallo era muy grande para las condiciones actuales del mercado. Operacionalmente estábamos trabajando a un 30 por ciento de la capacidad de las facilidades de manufactura, resultando en un gasto excesivo y en escasos márgenes de ganancia”, expresó el empresario.

“Para mantenernos competitivos en una industria que hemos dominado por años, es necesario reducir la operación, lo que incluye la planta física. Esto traerá ahorros significativos en electricidad, contribuciones, pago en cubiertas de seguro, mantenimiento y otros”, agregó.

Vassallo Collazo explicó que VINGI retendrá la marca Vassallo, parte de la maquinaria, equipo y todo el inventario, para mantener una ventaja competitiva.

Negó que los productos importados por diversas empresas en Puerto Rico hayan mermado su impacto en la industria y comentó que en los pasados Juegos Centroamericanos la mayor parte de los productos de plástico, en especial las sillas, fueron manufacturadas por su empresa.

La nueva corporación comenzará a funcionar oficialmente el 1ro. de noviembre desde la planta de ensamblaje que ocupan, en dos de los siete edificios que retienen en Coto Laurel.

Lo que antes era la oficina administrativa ha pasado al segundo piso de la planta de ensamblaje, mientras que los edificios que antes ocupaban para las oficinas gerenciales serán utilizados por el National College.

Apuesta al cambio

El empresario espera que con VINGI, las ventas asciendan a $20 millones con un aumento anual de cinco por ciento. Asimismo, proyecta la utilización de la capacidad instalada en 80 por ciento, que diluirá los costos de operación.

Vassallo Collazo, informó que el Banco de Desarrollo Económico le concederá una línea de crédito por $1 millón, mientras la inversión de capital local totaliza $15.4 millones, entre ellos $3.4 millones de un préstamo del Banco Popular de Puerto Rico.

 

0 Comments

hillcrest

Portada

portada_1612_web

Investigación

alcaldia_crisis

Conectados ahora

Tenemos 242 invitados conectados