La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Jueves
27
Noviembre
2014

Actualizado a las 06:26 AM

arte_metropoli_banner
Home Gente Portada Gente Inmejorable el sazón de Marisol

Inmejorable el sazón de Marisol

Correo electrónico Imprimir PDF

“Vamos a chinchorrear”. Esta expresión es cada vez más común entre “foodees” y aventureros gastronómicos. Y chinchorrear no es otra cosa que salir en grupos a buscar pequeños locales, bien sean fondas, restaurantes o kioscos en la carretera, donde todavía se usan las técnicas tradicionales para preparar las delicias de la comida criolla.

Estos negocios, se caracterizan por estar fuera de las calles o carreteras principales y regularmente son atendidos por familias enteras o comerciantes que dan empleo digno a vecinos de la comunidad en que se ubican.

Son verdaderas “capillas” gastronómicas, donde al ritmo de velloneras, los aficionados al buen comer le rinden culto a los sabores del pasado, mientras inician a sus hijos en el placer de las frituras, los guisos y los antojitos que de pequeños ellos mismos disfrutaban los domingos en casa de sus abuelas.

Sin duda, en Ponce unos de los mejores sectores para “chinchorrear” es la comunidad de La Playa.

En esta área, el paisaje gastronómico se construye con instituciones del comer criollo como el restaurante César, con su maravilloso y legendario pollo asado, el Glawi Café con sus especiales de almuerzo y el restaurante de la Villa Pesquera, entre otros de más alto abolengo y costos.

Para completar esta maravillosa oferta culinaria del sector La Playa, la cafetería Punto Once mantiene la tradición de los sándwiches de mariscos, típicos de la Ciudad Señorial, entrada en la noche.

La joya escondida

Allí, en medio de este prolífero sector gastronómico, también se esconde El Faro, un negocito que es la delicia de los más devotos “chinchorreros” del área.

Desapercibido para el ojo no entrenado, este pequeño restaurante familiar tiene todos los símbolos que los “foodees” asocian con un lugar donde se come bien, criollo y económico.

Es decir, un verdadero tesoro, un “chinchorrito” de primera clase.

Ubicado en la avenida Los Meros, el local no es más ancho que una marquesina y su acceso es custodiado por un enorme árbol que a su vez sirve como un natural  acondicionador de aire.

Pasada la entrada y terraza, ubica el espacio con una barrita, en donde se guardan las “friiiitas”. Además, encontramos un patio interior, también resguardado por  árboles.

Y al final de la propiedad, el “Sacrosanctum” del local, la cocina.

Ese es el espacio de Marisol Almodóvar, quien desde hace un año es la dueña y cocinera del negocio.

Marisol aprendió a cocinar desde los 11 años, cuando en medio de una crisis de salud de su mamá tuvo que hacerse cargo de sus hermanitos.

Todavía recuerda con cariño lo bien que se sintió mirando a su familia, disfrutando del arroz con habichuelas y pollo frito que preparó. Esa experiencia la marcó para toda la vida.

El placer de cocinar para otros, la llevó a ganarse el sustento en un restaurante italiano de la ciudad de Nueva York, donde el destino la llevó como inmigrante.

Sin embargo, no encontró su espacio en la Babel de Hierro y a los pocos años regresó a su Ponce querido.

De vuelta, la emprendedora Marisol comenzó a trabajar en una cadena de comida rápida, mientras también “se las buscaba” en el restaurante de la Villa Pesquera de La Playa de Ponce.

Estos dos trabajos, con sus estilos tan distintos, fueron forjando una cultura de trabajo y servicio que hoy rinde frutos.

La búsqueda de eficiencia y rapidez de las cadenas de comida industrial y el sabor criollo de la cocina tradicional, hoy dan forma al Restaurante el Faro, una empresa familiar que da trabajo a seis personas.

Sazón inolvidable

El menú de este local es uno siempre cambiante y va desde especiales diarios como arroz con habichuelas y chicharrones de pollo o carne frita, hasta los pescados y mariscos estrellas de la casa.

Entre estas delicias marinas, hay que destacar los “pesca’os fritos”, sobre todos los arrayaitos.

Delicada carne blanca encapsulada en la más hermosa y crocante piel dorada, servida con arroz con jueyes o con tostones.

¡Y qué clase de tostones!

Delgados y crocantes por fuera, pero carnosos y tiernos por dentro, estas delicias demuestran el dominio del arte de freír que se tiene en esta cocina.

Para los más aventureros, los pescados fritos salen arropados con un mojo isleño, exclusivo de la casa.

Tomates frescos salteados en aceite de oliva con cebollas y aromáticos, esta salsa es un extraordinario complemento a las texturas del pescado frito.

Igualmente frescos y sabrosos son los escabeches de la casa. Lo mismo el carrucho, la langosta o la tradicional sierra, plato típico para la Semana Mayor en Puerto Rico.

Otro protagonista estelar del menú es el arroz con jueyes. El mismo no sólo se sirve con habichuelas y acompañado de tostones, sino que además puede salir como acompañante de las demás delicias de la casa.

Y para quienes ya lo preguntan, la frescura de los mariscos que se sirven en El Faro está garantizada por Eliud Moreno, quien hace de mesero durante los fines de semana, pero que de lunes a miércoles se arriesga en la mar, buscando los productos que luego prepara Marisol.

“Aquí ningún marisco se compra congelado, sólo los camarones, pues aquí no se producen. Aquí sólo servimos lo que pesca Eliud. Si él no pesca, usamos  lo que sus compañeros pescadores nos traen”, estipula orgullosamente Marisol, al tiempo que explicó que las hierbas y plátanos también son frescos, pues se los traen directamente del Norte de Ponce.

En otras palabras, El Faro no sólo da vida económica a sus dueños y empleados, sino que además es un motor que genera y apoya la producción local.

En fin, que para esos “foodees” que los fines de semana salen a “chinchorrear”, El Faro lo tiene todo: ambiente familiar, tranquilidad, camaradería, comida criolla como la de las abuelas, productos frescos y calidad garantizada.

Todo eso a un costo espectacularmente razonable.

¿Qué más se puede pedir?  Bueno, tal vez una “friiita” y una orden extra de tostones para complementar.

¡Buen provecho!

 

0 Comments

hillcrest

Portada

portada_1617_web

Investigación

alcaldia_crisis

Conectados ahora

Tenemos 247 invitados conectados