Hipoteca reverse: alternativa para cancelar su hipoteca y no realizar pagos

Foto suministrada

Ante los mitos que enfrenta la hipoteca reverse, entrevistamos a Carmen Pereira, gerente de Moneyhouse en Ponce.

“Sí. Luego de cerrar tu hipoteca reverse, la casa sigue siendo tuya, no pasa a ser propiedad del banco, y puedes venderla si así lo deseas o dejarla en herencia a tus hijos, si lo prefieres”, con ello derrumbando el mito de que la casa pasa a ser del banco una vez se hace esta transacción.

- Publicidad -

La alternativa de realizar una hipoteca reverse es una opción para aquellas personas que luego de retirarse, o ya en ese proceso, se encuentran que el dinero que reciben a penas les da para sus gastos de vida; gastos que muchos de ellos continuarán en aumento debido a la realidad en que vivimos – gastos médicos, de alimentación, de utilidades y demás.

La hipoteca reverse es la única alternativa hipotecaria en el mercado con la que puede cancelar su hipoteca y mantener la titularidad sobre su propiedad, mientras pudiera recibir dinero al cierre o en pagos diferidos. El dinero que pudiera recibir, para lo que hay varias maneras de hacerlo – desde una suma global hasta partidas mensuales – no se tributa ni afecta sus beneficios de Seguro Social o Medicare.

La hipoteca reverse, un producto hipotecario garantizado por HUD, diseñado para personas de 62 años o más que son dueñas de la propiedad en que viven y que desean dejar de pagar hipoteca o acceder al “equity” de su propiedad sin tener que realizar pagos cada mes.

A la hora de decidirse por un refinanciamiento para contar con más dinero o bajar su pago mensual, es importante que considere que al hacer un refinanciamiento tradicional tiene que pagar una mensualidad todos los meses, contrario a lo que ocurre con una hipoteca reverse, con la que no vuelve a realizar un pago mientras viva la propiedad.

Si cancela su hipoteca, ahora ese dinero que antes usaba para pagarla le va a sobrar y contaría con más dinero cada mes para cubrir sus gastos y vivir mejor. No solo puede cancelar su hipoteca y eliminar el pago mensual que hacía cada mes, sino que puede tener acceso al “equity” que a través de los años esa propiedad acumuló.

“Hay quienes hacen la hipoteca reverse para cancelar su hipoteca y tener más dinero cada mes sin interesarles tocar el equity acumulado; otros lo hacen precisamente para poder acceder a ese dinero acumulado y usarlo a su discreción.”

Para cualificar a una hipoteca reverse tiene que tener 62 años o más, ser titular de la propiedad en la que reside a tiempo completo y tener alguna equidad en la propiedad.

La ejecutiva entró en detalles sobre la titularidad de su propiedad y lo que puede y no hacer una vez realiza una hipoteca reverse.

“Eso que se dice de que vas a perder tu casa, de que no te puedes mudar o de que si tienes que transferirte no puedes hacerlo no es del todo correcto. Si te quieres mudar, simplemente vendes tu casa, cancelas el balance de la hipoteca reverse y ya; si te tienes que trasladar de Puerto Rico, haces lo mismo. De haber algún sobrante luego de cancelar este balance, entonces ese dinero es tuyo.”

En la hipoteca reverse, si bien el prestatario no volverá a realizar un pago hipotecario mientras viva en la propiedad, sí continúa siendo responsable de pagar el CRIM, el Seguro Hazard y el mantenimiento de la propiedad.

El mantenerse al día con estos pagos es de suma importancia, ya que de no hacerlo podría encarar una acción para ejecutarle la propiedad; la misma responsabilidad mantiene si hubiese hecho un refinanciamiento tradicional, en cuyo caso el banco realiza los pagos de estas partidas.