Estudiantes viajan a Villalba para reparar techos impactados por María

Los trabajos han sido posible gracias a aportaciones hechas por el Foundation of Puerto Rico y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Foto suministrada

Casi una docena de estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), se encuentran en el municipio de Villalba reparando viviendas afectadas por el paso del huracán María.

Agrupados bajo el nombre TECHOS, los estudiantes de arquitectura son liderados por tres graduados de MIT, quienes además cursaron estudios de bachillerato en la Universidad de Puerto Rico: Luisel Zayas San Miguel, Jorge Silen y Daniel Staback.

- Publicidad -

“Yo tuve la oportunidad de ir a varias comunidades aquí en Villalba para el mes de diciembre, y el impacto fue grande y muy triste. Por eso formamos este grupo que quisimos llamar TECHOS, porque a eso vinimos, a reparar los techos de varias viviendas”, afirmó a Noticias de Villalba Zayas San Miguel, quien es arquitecto de profesión.

“Ya comenzamos aquí en el Barrio Romero y luego estaremos en otras dos comunidades reparando una casa por comunidad. Llevamos una semana aquí en Villalba, pero comenzamos los trabajos este pasado martes”, continuó.

Los trabajos han sido posible gracias a la colaboración del Foundation for Puerto Rico, el cual se hizo cargo de suplir los materiales y herramientas, mientras que MIT pagó el costo de traslado y estadía de los estudiantes a la isla.

“Tenemos ocho estudiantes que están participando de esta iniciativa, yo estoy por unos días que tengo libre de mi trabajo como arquitecto en Estados Unidos, pero los estudiantes que nos acompañan desde la universidad (en) Boston son de China, Chicago, México, Texas, Francia, Brasil e Indonesia”, dijo Zayas San Miguel.

“Por medio de varias comunicaciones que sostuvimos con una amiga villalbeña, Fabiola Guzmán que es hija de Filiberto Guzmán, fue que pudimos hacer todos los arreglos para venir a Villalba a dar de nuestra ayuda”, añadió.

Al grupo de estudiantes voluntarios, se unieron varios empleados municipales para el recogido de escombros y limpieza de los alrededores del hogar, así como un ingeniero de construcción con sus ayudantes, contratado por el grupo de estudiantes voluntarios.