Estudiantes de educación especial: Cerca la fecha límite para reclamar compensación por daños

Foto archivo.

El 7 de enero de 2016, el Tribunal Supremo de Puerto Rico reconoció el derecho de madres, padres, tutores y encargados de estudiantes de educación especial de reclamar compensación por los daños sufridos debido a la negligencia admitida por el Departamento de Educación (DE).

Bajo la sombrilla del caso Rosa Lydia Vélez, iniciado en noviembre de 1980, el alto foro emitió un edicto que, además de obligar al DE a cumplir con las necesidades de esta población, permite que se haga un reclamo de daños y perjuicios si un dependiente con discapacidades, diversidad funcional o impedimento no recibió los servicios educativos vinculados a sus necesidades.

- Publicidad -

A tono con esto, la abogada Amelia María Cintrón Velázquez hizo un llamado a madres, padres, tutores y encargados de personas de educación especial registradas en el DE en o después del año 1980.

Como explicó a La Perla del Sur, si los mismos pueden evidenciar los daños por la falta de provisión del DE, podrían formar parte de la reclamación masiva que hará al inicio del próximo año un Comisionado designado para el pleito.

“Tiene que evidenciarse una relación entre los daños y la negligencia del Departamento de Educación. La presentación de la reclamación, como en todo caso adjudicativo, no garantiza un resultado afirmativo. De aquí la importancia del análisis, preparación y presentación del caso”, puntualizó Cintrón Velázquez, quien posee 15 años de experiencia en casos de esta índole.

Los pasos a seguir para radicar la reclamación de daños y perjuicios al Comisionado, indicó la abogada, son presentar la solicitud en o antes del próximo 31 de octubre. De no presentarse o no hacerla en o antes de esta fecha, tendrá que instar un caso independiente, afirmó.

Completado este paso, se debe solicitar el expediente del estudiante y de cualquier otro profesional que evaluó o atendió a la persona a su cargo. El Departamento de Educación tendrá 45 días para entregarle los documentos requeridos.

Posteriormente, el demandante debe identificar un representante legal que pueda asesorarle y organizar su expediente.

“Debido a la complejidad del caso, el Tribunal no permitirá que las reclamaciones sean presentadas por derecho propio. Existen dos opciones: autorizar a los abogados de la clase en la fase interdictal a asumir su representación legal o ser representado por otro abogado. Sea cual sea la decisión, los representantes legales tienen hasta el 29 de enero del 2017 para hacer la reclamación completa, especificando los hechos, cuando ocurrieron, los daños ocasionados, la evidencia para probar los daños y un estimado económico sobre el valor de los daños que reclama”, sostuvo Cintrón Velázquez.

En este caso se consideran tanto los daños materiales, como económicos y de angustias y sufrimientos mentales.

A quienes interesen orientación adicional se les recomienda buscar asesoría legal o llamar a Cintrón Velázquez, a los teléfonos 787-298-0130 o 787-502-5107.