Escuelas de Toa Baja protestan contra el cierre

Padres, maestros y estudiantes de diferentes escuelas se unen en protesta

Foto: Archivo

Toa Baja – Madres, padres, estudiantes y maestros de las Escuelas Lorencita Ramírez de Arellano y Amalia López de Vilá, ambas en Levittown, Toa Baja protestaron la mañana del lunes en repudio a la decisión de cerrar sus planteles.

“La Escuela Lorencita Ramírez de Arellano cuenta con un Head Start al lado, el cual provee la matrícula para kinder. Posee un teatro construido por más de 100,000 dólares único en todo el municipio, donde se le enseña clase de teatro a cientos de niños diariamente. Niños de esta escuela han ganado competencias distritales, regionales y nacionales todos los años”, señaló en declaraciones escritas Mercedes Martínez Padilla, presidenta de la Federación de Maestros (FMPR).

- Publicidad -

Por su parte, Juliana Soto, trabajadora social escolar y dirigente federada, explicó que “el 56 por ciento del estudiantado del plantel pertenece al programa de Educación Especial. La escuela cuenta con cuatro salones a tiempo completo. Uno de ellos es de pre-escolar, único en todo el distrito”.

Entretanto, Luz N. Santana, maestra de Educación Física de la Escuela Amalia López de Vilá señaló los logros deportivos que han obtenido los estudiantes del plantel en competencias distritales. La educadora Maralou Navedo, tiene un club de modelaje en el plantel, donde se le inculcan valores a los niños y se trabaja con aumentar su autoestima. Más del 90 por ciento de los salones cuentan con aire acondicionado y buenas condiciones de aprendizaje.

“Los educadores y madres se unen en una sola voz a exigir se detenga el llamado a cierre por parte de la secretaria de Educación Julia Keleher”, manifestó Santana.

Asimismo, Wanda González y Darío Ortiz, abuelos de niños que estudian en la Escuela John F. Kennedy de Toa Baja repudiaron el cierre de su plantel.

“Esta escuela estuvo amenazada de cierre en mayo 2017 por la secretaria Keleher y fue exonerada porque, con evidencia  fehaciente, demostramos tener matrícula, programas educativos y deportivos de excelencia, servicios educativos y terapéuticos para niños y niñas de Educación Especial y pasamos la inspección de un ingeniero estructural que le certificó al Departamento de Educación que la escuela contaba con una infraestructura segura. En esta escuela, las madres y padres han desarrollado programas de huerto escolar, han embellecido con obras de arte y murales, el plantel y tiene un grupo de madres voluntarias maravilloso”, indicó Ortiz.

Los padres, madres y maestros de estas escuelas plantean que “nadie del Departamento de Educación fue a inspeccionarlas y no hay carta oficial a los padres notificando el  motivo del cierre, ya que de haberse seguido un debido proceso, los planteles no cerrarían”.

Por último, la presidenta de la FMPR invitó a los padres a participar del Día Nacional en  Defensa de la Educación Pública y contra el cierre de escuelas a celebrarse el próximo viernes, 20 de abril a las 10:00 de la mañana en el Capitolio, para repudiar con comunidades escolares de toda la isla, el cierre de escuelas.