Enfilan sus espadas de esgrima desde el Sur de Puerto Rico

El grupo proveniente del Sur participará del Panamericano Infantil de Esgrima en San Tomas.

El grupo infantil acompañado de su entrenador. Foto: Verónica Torres

SALINAS – Llenos de energía, entusiasmo y sobretodo mucha pasión, cinco jóvenes natales de pueblos del Sur llegaron hasta su práctica de Esgrima este sábado con una sola meta: prepararse para brillar como nunca en las próximas competencias del Panamericano Infantil de Esgrima 2017 en San Tomas.

El quinteto juvenil pertenece al equipo del Albergue Olímpico, en Salinas, y lleva todo el verano practicando intensamente para representar al País como esgrimistas en la categoría de 8 – 9 y 12 – 13 años.

- Publicidad -

Entre los 19 jóvenes que practican el deporte en Salinas solo José Miguel Arroyo Rivera, Jonathan Morales Rivera, Deborah Odette Font Montañez, Paris Nicole Sepúlveda Torres y Adrián Figueroa Sulivere clasificaron para ir del 24 al 29 de julio a San Tomas.

“Me siento feliz porque logré ser parte del equipo nacional de Puerto Rico”, expresó con una gran sonrisa José Miguel, de 13 años, natal de Ponce, pero residente en Santa Isabel.

“La primera vez que viajé a representar a Puerto Rico no tenía la mentalidad que tenemos ahora, que somos más grandes y sabemos todo lo que uno se sacrifica para poder ir a esos viajes, me siento muy orgulloso de poder viajar a representar a Puerto Rico”, razonó el jovencito que practica la categoría de Sable.

Según contó Carmen Rivera Torres, madre de José Miguel, el adolescente quedó enamorado del deporte de Esgrima el día que se probó el uniforme durante una exhibición en Plaza del Caribe.

“El día de su séptimo cumpleaños vamos a Plaza y tienen una exhibición de esgrima. Él se monta con toda la ropa que le prestaron, hace un asalto y se enamora. Cinco años después aquí estamos”, dijo entre risas la orgullosa madre.

“Fue una decisión ciertamente de él”, reiteró al explicar lo sacrificado que ha sido este proceso de entrenamiento.

“Que tu nene llegue a ganarse una medalla es pudor y sacrificio”, manifestó.

Una situación parecida vivió la ponceña Paris Nicole y su familia, cuando a la edad de 9 años mediante una exhibición, descubrió que el deporte que estaban buscando para que la apenas niña se recreara, era la Esgrima.

Aunque a los padres de la niña les parecía un poco rara la práctica, decidieron orientarse y emprender el viaje que los ha llevado a varios destinos como Ohio, Nueva York y Florida.

A ‘Paris’, como de cariño le dicen sus padres, este deporte le encantó desde el primer momento porque era estratégico y tenía que pensar y actuar rápido.

Paris Nicole es Floretista y expresó sentirse emocionada, pero segura de que puede hacerlo. Su madre, Nydia Torres Rivera, quien la acompaña siempre a sus entrenamientos, aseveró que la joven ha entrenado duro y ha dado su corazón.

El encargado de que estos jóvenes se luzcan en la pista, se llama Roberto Figueroa, un cubano que lleva en Puerto Rico unos 20 años.

“Yo como entrenador busco motivarlos. Cuando llegan al evento ellos se transforman, ellos practican aquí, pero cuando llegamos al lugar de la competencia es a ganar”, dijo sonriente Figueroa, quien es maestro en Educación Física con una certificación en Esgrima.

Según el instructor con más de dos décadas de experiencia, la mejor edad para comenzar a realizar el deporte son los 10 años. Por lo que le apuesta con todo a los cinco jóvenes que con amor y dedicación ha preparado.

Roberto, además de ir como monitor, sentirá los nervios de ser un espectador, pues su hijo Adrián formará parte del grupo que saldrá del País el lunes.

Para Adrián, quien practica el Sable y lleva una racha de medallas de oro, estas competencias son muy especiales.

“Me siento un poco nervioso, pero tengo la seguridad y confianza de todo lo que he practicado. Cuando entro por esas puertas siempre quiero dar lo mejor de mi”, comunicó el guayamés de 12 años.