Economistas se oponen a recorte de jornada y reiteran su receta

“Ese recorte de jornada reducirá las ventas a las empresas privadas y afectará muchos servicios esenciales que PROMESA indica que se deben proteger tales como la educación y la salud", aseguró la presidente de la Asociación.

Foto: Pixabay

SAN JUAN – La Asociación de Economistas de Puerto Rico indicó que está en desacuerdo con los recortes a la jornada laboral propuestos en las enmiendas al plan fiscal certificado por la Junta de Control Fiscal, mejor conocidas como “medidas de contingencia” (“furlough measures”).

Citó la página dos de la Certificación del Plan Fiscal de dicha Junta (con fecha del 13 de marzo de 2017), donde se indica que el recorte de jornada quitaría el 20 por ciento de los salarios a los empleados y empleadas públicas del gobierno central y el 10 por ciento a los salarios de las maestras y el personal de primera línea tales como enfermeras y médicos estatales, excluyendo los policías.

- Publicidad -

“Esta reducción impone algo similar a un impuesto de 20 por ciento mensual, que aunque no está definido, en la práctica te hace un 20 por ciento más pobre al reducir tu salario. El empleado público del gobierno central aportaría más que los empleados de las corporaciones públicas donde el salario es mayor y más que otros sectores en Puerto Rico. La pregunta es si los jefes y contratistas de las agencias del gobierno y de la Junta de Control Fiscal tendrán el 20% de recorte también. Si las empresas que gozan de subsidios gubernamentales también sufrirán el 20 por ciento de recorte o la total eliminación de ese mantengo corporativo”, aseguró la economista Martha Quiñones, presidenta de la Asociación de Economistas de Puerto Rico.

La Asociación de Economistas reitera su defensa a las recomendaciones que se desprenden de su encuesta, respaldada por la mayoría de los economistas del País y hecha pública el 20 de febrero de 2017. Entre las cuales se encuentra que: el 93 por ciento de los economistas favorece que se eliminen subsidios e incentivos a empresas que no estén creando empleo; el 78 por ciento favorece que se aumenten los impuestos a los bienes y servicios de lujo; un 69 por ciento apoya que se detenga el mecanismo contable conocido como “transfer pricing” de las megatiendas (punto que también es favorecido por la Cámara de Comercio de Puerto Rico); y un 61 por ciento entiende que se deben retasar las propiedades inmuebles.

“Ese recorte de jornada reducirá las ventas a las empresas privadas y afectará muchos servicios esenciales que PROMESA indica que se deben proteger tales como la educación y la salud. Además, la Junta de Control Fiscal ni el gobierno local se han ganado la legitimidad del pueblo para continuar con estos recortes: la directora de la Junta de Control Fiscal gana 29 veces lo que gana la mayor parte de las maestras con su sueldo base. Los asesores ganan el doble del salario de un profesor de la Universidad de Puerto Rico. La crisis no puede ser para unos sí y para otros; la equidad es fundamental”, aseguró la presidente de la Asociación.

Por otro lado, la Asociación de Economistas informó que tendrá su convención anual el 25 de agosto desde las 8:30am hasta las 4:00pm en el Centro para Puerto Rico. Más de 15 economistas presentarán sus trabajos económicos y discutirán estrategias de desarrollo económico para Puerto Rico.

La actividad es abierta al público en general a un costo de $100 por persona.