Supera expectativas el Bienal de Arte

Más de 80 obras creadas por reconocidos y emergentes artistas dieron vida a la decimocuarta Bienal de Arte de Ponce, cumbre que el pasado jueves, 20 de noviembre estrenó en el recinto ponceño de la Universidad de Puerto Rico.

Este año, sin embargo, la colectiva superó por mucho las expectativas de numerosos aficionados, conocedores y hasta críticos de arte, quienes reconocieron en la selección de obras y artistas el calibre para “exportar prestigio” a cualquier potencia del mundo.

- Publicidad -

“Esta bienal se ha vuelto internacional en muchos aspectos, y la calidad de las piezas lo demuestra. Aquí hay obras de grandes maestros, pero también hay trabajos de artistas que llevan un año pintando”, explicó el profesor Luis González Sotomayor, presidente de la Comisión de las Artes.

Según indicó, “en esta edición hemos dado la apertura no solo a artistas puertorriqueños, sino que ya se nos han acercado artistas de Estados Unidos y la República Dominicana, lo que nos abre espacio para exponer la colectiva en otros lugares del mundo”.

Entre los pintores que acudieron a la colectiva expuesta en la biblioteca Adelina Coppin Alvarado figuraron Miguel Conesa Osuna, Jaime Descals, Margarita Sastre de Balmaceda, Luis Larrazál Mejía, Carlos Morell Martel, Pedro Pacheco y Gladys Nieves.

“Emocionado por completo”, confesó el artista ponceño Hjalmar López Fernández. “Es la primera vez que participo en esta colectiva y la gente se ha expresado muy bien sobre mi obra”.

El pintor se estrenó en la concurrida exhibición con la obra titulada “Mi negra baila”.

“Es algo distinto porque siempre presentan a esta negra con turbante y bien tapada, y esta está un poco más libre. Esa negra representa cultura, herencia, raíces. Esa es mi negra”, comentó el pintor producto de la Escuela de Bellas Artes de Ponce.

Por su parte Félix Garmendía Santos, cofundador del evento, aseguró que la convocatoria hecha por la organización atrajo a más de 120 pintores y escultores.

“Esta es la bienal más significativa de todo Puerto Rico, y por el prestigio que tiene atrae una extraordinaria calidad de obras, que deben ser creadas en un tiempo no mayor a dos años”, aseguró a La Perla del Sur.

“La obra es evaluada por sus méritos y no a base del nombre del artista. No es meramente pintar, no es poner una propuesta, es hacer que el espectador pueda estar en esa obra más de un segundo”, indicó por su parte la artista Mildred Collazo, quien junto a expertos como Jorge Luis Morales e Hiromi Shiba componen el comité evaluador.

Esta vez la bienal fue integrada por una docena de esculturas y más de 78 pinturas creadas en acrílico, óleo, aerosol, lápiz y medios mixtos.

Los temas presentados fueron variados, entre los que sobresalían la política, crítica social, cultura y costumbrismo.

El evento fue dedicado a la escultora Ana Bassó Bruno, profesora retirada de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, quien pudo llegar a la colectiva pasado el protocolo.

“Una característica de la profesora Bassó era su forma de llevar el conocimiento. El estudiante se motivaba y muchos de ellos sin pertenecer a esa rama, terminaban siendo artistas”, reveló Jorge Luis Morales Torres, del comité evaluador.

“Nosotros entendemos que a ella (profesora Bassó) se le ha relegado no tan solo en el arte, sino en el ámbito social. Con esta dedicación pretendemos realzar el nombre de ella como artista y como ser humano”, agregó Morales quien fue pupilo de la homenajeada.

La Bienal de Arte de Ponce permanecerá disponible al público hasta el sábado, 7 de febrero de 2015. ¡No se la pierdan!